FICHA

Título original Alta Mar
Título en España: Alta Mar
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2019
Temática: Drama
Subgénero: Intriga
Resumen: Una especie de Titanic en el que viajan pasajeros de distintas clases sociales y con distintos objetivos zarpa con destino a Brasil. Ha conseguido embarcarse como polizona una mujer que pronto será asesinada. Está claro que su asesino pertenece al pasaje o a la tripulación. En los días siguientes de la travesía, se volverán a producir otros asesinatos, sin duda, cometidos por la misma mano.
Actores: Jon Kortajarena,  Ángela Molina,  Eloy Azorín,  Félix Gómez,  José Sacristán, Tamar Novas,  Alejandra Onieva,  Ivana Baquero, Chiqui Fernández, Daniel Ludhn, Manuela Vellés, Natalia Rodríguez, Kaura Prats, Ignacio Montes, Begoña Vargas, Luis Bermejo, Pepe Ocio, Félix Gómnez, Eduardo Blanco, Antonio Durán Morris,
Lo mejor: que el trasatlántico digital resulta casi completamente creíble
Lo peor: demasiado parecida a Velvet o a Gran Hotel.
Lo más curioso
: Está realizada por Bambú Producciones
¿Cómo verlo?: En Netflix y puede bajarse mediante programas de intercambios de archivos.

Puntuación: 6


PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre ALTA MAR

La tercera serie española de Netflix, Alta Mar, no parece ser muy superior a las dos anteriores, Elite y Las Chicas del Cable. Si la mediocridad de la primera resultaba indiscutible, la segunda gozó de cierto éxito a pesar de las incoherencias del guion, interpretaciones flojas y una banda sonora inasumible. Hay que decir que Alta Mar, en principio, es una producción de alto presupuesto, con unos sets de grabación lujosos, unos efectos especiales creíbles que reconstruyen un trasatlántico de los años 20-30 (presentado como de los 40) y la presencia de algún actor de campanillas. Pero, visto el primer episodio, todo induce a pensar que la serie constituirá un naufragio sonoro.

La historia tiene un buen planteamiento inicial que descarrila pronto y permite anticiparse a lo que va a ocurrir desde los primeros capítulos: dos hermanas, una de las cuales va a casarse con el propietario del trasatlántico, van en dirección al puerto, acompañadas por sus sirvientas, cuando, de repente golpean con el coche a una desconocida que dice estar huyendo de alguien que quiere matarla. Buen elemento de tensión inicial. La embarcan en el interior de un baúl y la ubican junto a las sirvientas. Sin embargo, en las primeras noches de travesía, la joven es arrojada al mar. Dado que no figura en la lista de pasajeros, ni ha salido del camarote, nadie parece acordarse de ella. Solamente existe una certidumbre: que mientras dure la travesía, el asesino permanece en el interior del barco, entre el pasaje o en la tripulación.

Como puede verse, el punto de partida es bueno: un enigma que deberá resolverse en los siguientes siete capítulos. Problemas iniciales: falta tensión dramática, los actores parecen poco convincentes e, incluso, el veterano, José Sacristán, realiza una interpretación rutinaria, desenvuelta, pero en absoluto creíble. El peso de la acción recae especialmente en Ivana Baquero, Jon Kortajarena y Alejandra Onieva, casi destaca más Jon por las ganas que le pone, dado que su bagaje como actor es muy reciente .

Es fácil intuir lo que va a ocurrir en las entregas siguientes: el juego de las sospechas proseguirá, algún asesinato más empañará el viaje y se producirán amores y amoríos a cascoporro. En fin, una mezcla entre Bajo Sospecha, Vacaciones en el mar y Titanic sin iceberg. Nos gustaría elevar la puntuación, pero, la verdad es que esta serie, a pesar de haber firmado dos temporadas con Netflix, recuerda demasiado a otras producciones españolas del mismo tipo basadas en misterios retorcidos, actores jóvenes de moda, flechazos románticos y ambientación vintage.

En principio, lo que ha salvado a la serie de un suspenso es que los efectos especiales y la ambientación son notable… pero, ¿hasta cuándo van a ser estos los únicos elogios que podamos proclamar ante una serie española?

La serie es únicamente recomendable para los adictos al “estilo español” y se dejen deslumbrar por el continente más que por el contenido. Gustará también a los que busquen rostros jóvenes y agradable. Los que aspiren a algo más, a un guion coherente, a momentos dramáticos intensos o a misterios cuya resolución sorprenda (en lugar de cansar por su retorcimiento), manténganse apartados: perderán el tiempo y les hará añorar Fariña, la serie realizada por la misma productora en 2018 y que dejó muy alto el listón. Alta Mar termina siendo una serie de trámite. Finalmente, el que la serie tenga audiencia o el que haya firmado por dos temporadas, no implica necesariamente que sea buena, ni que pueda ser asumida por un público exigente. Si usted lo es, esta no es su serie.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).