FICHA

Título original Chernobyl
Título en España: Chernobyl
Temporadas: 1 (5 episodios)
Duración episodio: 93 minutos.
Año: 2019
Temática: catástrofe nuclear
Subgénero: crónica
Resumen: A la 1:23:45 de la madrugada estalló el reactor de la planta nuclear de Chernobyl liberando una nube radiactiva y arrojando fragmentos de grafito que generaron inmediatamente, entre los equipos de extinción del fuego, las primeras bajas. Era el 26 de abril de 1986. Esta serie nos cuenta todo lo que ocurrió en la planta nuclear y en las inmediaciones de la población durante aquellos primeros momentos tras el accidente.
Actores: Jared Harris,  Stellan Skarsgard,  Emily Watson,  Joshua Leese,  Ross Armstrong, Philip Barrantini,  Jessie Buckley,  James Cosmo,  Karl Davies,  David Dencik, Caoilfhionn Dunne,  Robert Emms,  Fares Fares,  Alex Ferns,  Peter Guinness, Ralph Ineson,  Mark Lewis Jones,  Gerard Kearns,  Barry Keoghan,  James Kermack, Hilton McRae,  Diarmaid Murtagh,  Adam Nagaitis,  Kieran O’Brien,  Con O’Neill, Ian Pirie,  William Postlethwaite,  Adrian Rawlins,  Paul Ritter,  Lucy Russell, Michael Shaeffer,  Jay Simpson,  Jamie Sives,  Michael Socha,  Lucy Speed, Laurence Spellman,  Sam Strike,  Sam Troughton,  Joe Tucker,  Sakalas Uzdavinys
Lo mejor: la sensación aterradora que los guionistas saben crear en el primer episodio.
Lo peor: la conclusión es pesimista y casi desgarradora.
Lo más curioso
: la serie es el producto de una cooperación entre HBO y Sky
¿Cómo verlo?: Se estrenó el 6 de mayo de 2019 en HBO. Puede encontrar mediante programas de intercambio de archivos.

Puntuación: 9

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (VOSE)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL

COMPRAR DVD (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre CHERNOBYL

Todos los que tenemos edad para ello recordamos lo que ocurrió en Chernobyl el 26 de abril de 1986. La noticia, inicialmente, ocupó un pequeño espacio. Se aludía a una “fuga radiactiva” posterior a un accidente. Las primeras noticias no daban señales que merecieran una atención especial. De hecho, en los primeros momentos, solamente unos pocos ingenieros nucleares y responsables de la industria nuclear soviética, se dieron cuenta de lo que había ocurrido: el reactor estalló, liberando una nube radiactiva que arrasaría las inmediaciones de la central y luego se desplazaría a merced del viento por territorios insospechados y remotos. Una catástrofe en toda regla.

Recordamos, así mismo, que aquello se produjo en el momento en el que Mikhail Gorbachov intentaba por todos los medios disipar los riesgos de guerra entre EEUU y la URSS. Este último país ya no podía hacer frente a la “guerra de las galaxias” decretada por Reagan, al empantanamiento en Afganistán, a la desintegración progresiva de la cadena de alianzas en los países del Este Europeo, al activo propagandismo anticomunista de Juan Pablo II y a la burocratización enfermiza del régimen. Aquel desastre, mucho más que la caída del Muro de Berlín, tres años después, escenificó el principio del fin de la vulnerabilidad soviética.

Y ahora, treinta y tres años después llega esta miniserie en la que nos cuentan cómo fue aquella catástrofe, a qué se debió, cómo reaccionaron las partes implicadas, cómo afectó al pueblo ruso, cuáles fueron los actos de heroísmo y las irresponsabilidades cometidas aquellos días. Lo hace con un guion hábil, pero al mismo tiempo riguroso que aclara la mayor parte de enigmas que podían quedar envueltos en brumas hasta hoy. No es que nos dé una versión nueva: es que nos expone lo que ocurrió.

El primer capítulo ofrecido por HBO ha resultado tener espectacularidad en algunas escenas (las de la central destruida por la explosión) y, al mismo tiempo, intensidad, en las discusiones entre los técnicos y los responsables de la central. Es una serie de visionado obligatorio para todos los que se interesen por la historia reciente de Europa y de Rusia. No se trata de que el cuadro de actores que participan en esta producción respondan con creces a la exigencia del guion, o que le fotografía sea excelente, sino que todo, en su conjunto, hace de esta serie un producto seductor y poderoso.

Obviamente, cuando se habla de “Chernobyl”, siempre existe la tentación, especialmente si se trata de una producción estadounidense como ésta, de realizar “propaganda anti-rusa” y presentar al “enemigo geopolítico” con rasgos odiosos, insistiendo en su incapacidad burocrática para afrontar la modernidad. No es que este factor propagandístico, esté completamente ausente de esta producción, pero sí es cierto que, al menos, está atenuado al máximo.

Serie que no podemos por menos que recomendar a un público muy amplio en el que entran, tanto los amantes de las recreaciones históricas, como de las películas de catástrofes, de las cintas que muestran la inseguridad de nuestro tiempo, o de todos aquellos espectadores que ansían ver en sus plasmas series de pago de calidad, seriedad y con altos niveles didácticos, de información y entretenimiento.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).