FICHA

Título original: Max Headroom
Título en España: Max Headroom
Temporadas: 2 (14 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 1987
Temática: cyber punk
Subgénero: ciencia ficción
Resumen: Estamos en mundo futuro, una época en donde las distintas cadenas de televisión compiten por ganar audiencia. Un prestigio locutor, Edison Carter, sufre un accidente de motocicleta. Un joven genio de la informática crea un programa de realidad virtual en el que reconstruye la imagen del periodista y la une a su mente (lo único que ha sobrevivido de él). A partir de aquí el locutor digital va ganando audiencia , pero se muestra rebelde a las indicaciones de la corporación.
Actores: Matt Frewer,  Amanda Pays,  Chris Young,  Jeffrey Tambor,  George Coe,  Lee Wilkof, Hank Garrett,  William Morgan Sheppard,  Concetta Tomei,  Sharon Barr, Virginia Kiser,  Tiana Barron,  Jere Burns,  Ricardo Gutiérrez,  Rob Narita, Charles Rocket,  J.W. Smith,  Arsenio ‘Sonny’ Trinidad,  Sherman Howard, Andreas Katsulas,  Rick Ducommun,  Lisa Niemi,  Peter Crook,  John Durbin, Rosalind Chao,  Gary Swanson,  James Greene,  Richard Lineback,  Robert O’Reilly
Lo mejor: la idea fue revolucionaria en su época
Lo peor: los guiones eran excesivamente infantiles
Lo más curioso
: La serie se basó en un programa de televisión británico llamado The Max Headroom Show.
¿Cómo verlo?: Fue emitida en España en 1990 por Telemadrid. Actualmente puede encontrarse en eMule y comprarse en DVD

Puntuación: 7,5

PROMO (compilación, en inglés)

PROMO (Episodio 17, en inglés)

PROMO (documental sobre la serie, en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (youTube, episodio piloto, en español)

DESCAERGA TORRENT

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre ORO

Se la recuerda como “la primera serie de televisión cyberpunk”. En realidad, tuvo más difusión en la prensa que en televisión. De hecho, en España solamente se vio a través de Telemadrid, pero era muy frecuente que en la prensa -especialmente en las revistas sobre informática de la época- se realizaran comentarios de la serie. Era un tiempo en el que en España existían los dos canales nacionales y algunas televisiones autonómicas y se estaban dando los primeros pasos para la emisión de canales autonómicos. El mercado televisivo no era tan amplio como en la actualidad y los canales existentes preferían emitir series más convencionales. Así pues, después de unas semanas de que la imagen de Max Headroom fuera conocida por la prensa, pasó al olvido y solamente, años después, TeleMadrid la recuperó.

Lo cierto es que la serie supuso un fracaso comercial y se extinguió después de 14 episodios. Sin embargo, hay que reconocer que era innovadora y que suponía un termómetro de su tiempo. Los efectos digitales en aquel momento todavía no estaban muy perfeccionados y distaban mucho de la perfección actual. La creación de actores virtuales, no solamente, era primitiva, sino que ni siquiera se pensaba que llegaría al nivel de perfección que tiene en la actualidad en donde ya es difícil distinguir entre el actor real y el virtual. Menos de un lustro después, en películas como Terminator 2 (1991) o Desafío Total (1990), los efectos digitales ya alcanzaban su primer nivel de desarrollo convincente. Pero en 1987, cuando se filmó esta serie, se estaba muy lejos todavía de estos estándares y se permanecía mucho más cerca de los primeros videojuegos. Así pues, la serie sirve para darnos una visión del desarrollo de la informática a mediados de los ochenta.

Se ha dicho que se trataba de una serie cyberpunk, la primera de ellas. Se venía hablando de este género literario desde que en 1984 apareció la novela de William Gibson, Neuromante y, a partir de este momento, el género se popularizó. Max Headroom fue la primera traslación televisiva. Pronto se convertiría en uno de los iconos de los años 80.

El cuadro que nos presenta la serie es bastante desolador: los tubos catódicos están siempre encendidos, las cadenas de televisión compiten salvajemente por la audiencia, la publicidad subliminal asalta las conciencias y las grandes corporaciones dominan la vida política. El Canal 23 ha inventado un nuevo sistema para transmitir más publicidad en menos tiempo, el “blipvert” que permite, en apenas unos segundos, insertar en el cerebro del espectador cientos de anuncios subliminalmente. Una corporación se interesa por el descubrimiento, pero un reportero descubre que estos “blipvert” son peligrosos y puede hacer explotar el cerebro de los espectadores. Pero el reportero sufre un accidente de moto y se deshacen del periodista. No solamente hacen eso, sino algo mucho mejor: trasladar las ideas y el cerebro del periodista a una imagen digital creada por un joven genio de la informática. Sin embargo, el nuevo periodista digital resultará tan difícil de manejar como el real.

La serie se vendió como un ensayo de anticipación: “veinte minutos de futuro” y no era más que la versión americana de una película británica del mismo título. No tuvo éxito, cansó pronto al espectador y su humor no contagió a buena parte de la audiencia.  El Canal ABC la canceló después de 14 episodios y algunos guiones escritor por novelistas cyberpunk, entre ellos Gibson, se quedaron sin filmar.

El nombre de “Max Headroom” surgió de la última visión del periodista antes de su accidente de modo: “Altura Máxima”. Hay que añadir que, en realidad, el personaje de “Max Headroom”, contrariamente a lo que decía la serie, no era “digital”, sino el propio actor que encarnaba al periodista -Matt  Frewer- cuya imagen se había modificado ligeramente con algunas prótesis en el rostro y, especialmente, en el cabello,  colocando luego su imagen sobre escenarios digitales.

Serie ochentera, de vanguardia en la época, pero ochentera al fin y al cabo, con todas sus limitaciones y todo su atractivo. Especialmente para nostálgicos de aquella época y para interesados en conocer los albores de la época de los efectos especiales en el cine.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

Anuncios