FICHA

Título original: Cuckoo
Título en España: Cuckoo
Temporadas: 5 (33 episodios)
Duración episodio: 30 minutos.
Año: 2012-2019
Temática: humor
Subgénero: familia
Resumen: La hija de un matrimonio de clase media premia a su hija con un año sabático en el Sudeste Asiático, al terminar el cual, la chica retorna con una sorpresa: se ha casado con un individuo excéntrico y extravagante, autoproclamado “ninja espiritual”, arquetipo de los modelos más extremos de la “new age”. En principio, la familia le acoge en su hogar, pero poco a poco, las relaciones con el padre se van volviendo más agrias y difíciles dando lugar a un sinfín de anécdotas y choques de personalidad.
Actores: Andy Samberg,  Greg Davies,  Helen Baxendale,  Tamla Kari,  Tyger Drew-Honey, Kenneth Collard,  Selina Griffiths,  Robby Haynes,  Julian Seager,  Taylor Lautner
Lo mejor: la primera serie en la que todos los actores dan muestras de un humor inglés inapelable
Lo peor: el cambio en algunos personajes que hace que las series posteriores decepcionen algo.
Lo más curioso
: es una producción británico-irlandesa que se empezó a emitir desde el 25 de septiembre de 2012 a través de la BBC y ha estrenado su quinta temporada en enero de 2019
¿Cómo verlo?: La serie se emite a través de Netflix en España desde el 12 de abril de 2019. Pueden bajarse a través de programas de intercambio de archivos y comprarse en DVD enversión inglesa.

Puntuación: 8

PROMO (1ª temporada, en inglés)

PROMO (1ª temporada, en inglés)

PROMO (1ª temporada, en inglés)

PROMO (2ª temporada, en inglés, subtitulado en portugués)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT (4 Temporada)

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (BBC)

COMPRAR DVD (en inglés)

Lo menos que puede decirse sobre CUCKOO

Cockoo ha tardado en llegar a España. La BBC lleva emitiéndolo desde 2012 y va por su quinta temporada. De momento, Netflix, ofrece desde el 12 de abril de 2019, las cuatro primeras. Con formato de comedia de situación, a pesar de que no se cumplen algunas de sus exigencias (no hay risas enlatadas, por ejemplo, algo que es de agradecer), permanentemente suscita una sonrisa y, en ocasiones, está escrita en clave de tragicomedia.

Cuckoo es el “regalo” con el que la hija del matrimonio Thompson, una pareja de clase media alta británica, ha regresado de su año sabático en el sudeste asiático. Se trata de un joven norteamericano que responde a las características del arquetipo más extremo de “newager”, lo que en nuestras latitudes se conoce como un auténtico cantamañanas. Se niega a trabajar asumiendo el papel de “guía espiritual” (en realidad, él mismo, se dice “ninja espiritual”), pacifista a ultranza, vegetariano, intenta predicar la buena nueva de su mensaje (media docena de tópicos mal hilvanados) a través de un motocarro de venta de patatas asadas que decora al más puro estilo hippy de los años 60. Es un auténtico desubicado que hace la vida insoportable al padre de familia, utilizando continuamente indicaciones procedentes del feng-sui, meditaciones desnudo en cualquier lugar de la casa, terapias y nunca se niega al uso de drogas… Cada uno de los miembros de la familia y de los amigos reaccionará de una manera diferente y cambiante a lo largo de las temporadas, porque, lo cierto es que este primer Cuckoo es sustituido por otro en la siguiente temporada y luego por otro más.

La serie es hilarante, especialmente en su primera temporada. Cuando ya nos hemos habituado a las extravagancias del primer Cuckoo éste será sustituido por otro y luego por otro más, que no logran alcanzar los niveles de comicidad de la primera temporada. Aún así, la serie resiste y en la actualidad sigue emitiéndose. La familia está compuesta por los padres “Ken” y “Lorna” (interpretados respectivamente por Greg Davies y Helen Baxendale) y dos hijos, “Dylan” y la enamoradiza “Rachel” 8(respectivamente Tyger Drew-Honey y Tamla Kari en la primera temporada, que será sustituida por Esther Smith en las siguientes). En cuanto al “Cuckoo” de la primera temporada, está interpretado por el actor norteamericano Andy Samberg que, efectivamente, borda el papel. A pesar de tener un amplio historial televisivo, en España solamente habíamos tenido ocasión de verle en la serie Brooklyn Nine-Nine, que no dejó un recuerdo particularmente bueno. Aquí está brillante.

Hay que decir que se trata de una serie particularmente demoledora: no se salva ninguno de los personajes: el hijo es un oportunista interesado, la hija parece traída de otra galaxia, la madre es tornadiza y el padre tiene una tendencia increíble a meter la pata y hacer que cada iniciativa que tome se vuelva, antes o después, contra él generando vergüenza ajena. En cuanto a Cuckoo, si bien puede caer simpático ocasionalmente, a nadie se le escapa que sus extravagancias y palabrería pintan a un personaje grotesco.

La serie mantiene permanentemente la sonrisa, aunque no busca la carcajada al estilo de las comedias de situación norteamericanas. Insistimos en que la primera temporada es superior a las siguientes. Gustará a los amantes del humor inglés y a los que sientan que en su familia tienen un yerno de similares características.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).