FICHA

Título originalCoisa Mais Linda
Título en España: Coisa Mais Linda
Temporadas: 1 (7 episodios)
Duración episodio: 34 a 56 minutos.
Año: 2019
Temática: drama,
Subgénero: romance
Resumen: Vida de un grupo de amigas que, de una forma u otra, buscan a través de la música la independencia de su machista círculo cercano en Brasil durante la década de los 50. La protagonista, “Malu”, es una joven esposa de la alta clase social brasileña de finales de los años cincuenta y principios de los sesenta en la ciudad de Rio de Janeiro que se ve obligada a rehacer su vida cuando comprueba que su marido ha desaparecido con el dinero y una amante. A partir de ese momento tendrá que salir de su urna de cristal familiar. Familia perteneciente a la clase alta paulista.
Actores: Maria Casadevall,  Pathy Dejesus,  Fernanda Vasconcellos,  Mel Lisboa, Leandro Lima,  Icaro Silva,  Gustavo Vaz,  Alexandre Cioletti,  Gustavo Machado, Cici Antunes,  Nelson Baskeville,  João Bourbonnais,  Ondina Clais,  Heraldo Firmino, Augusto Pompeo
Lo mejor: la ambientación, la fotografía.
Lo peor: la idea no es muy original.
Lo más curioso
: El título deriva de una estrofa de la canción La chica de Ipanema de Joao Gilberto y Tom Jobim.
¿Cómo verlo?: a través de Netflix. También puede bajarse a través de eMule.

Puntuación: 8

PROMO (subtitulada en castellano)

PROMO (subtitulada en castellano)

PROMO

PROMO (entrevista a los actores, en portugués)

MÚSICA

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL  (Web de la productora)

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre COISA MAIS LINDA

Hasta no hacía mucho tiempo, aparte de algunos culebrones, se creía en Europa que no existía un cine brasileño. Ha habido que esperar a series como Tunel de Corrupción, El negocio o 3%, para conocer que allí existe una cinematografía nacional que realiza productos competitivos y de calidad. A este pelotón se une Coisa mais linda, basada en la primera estrofa de la famosa canción La Chica de Ipanema. A partir de aquí, podemos confirmar la buena salud de la cinematografía de aquel país que, con la República Argentina y la Mexicana sugieren la irrupción de un importante polo regional de producción de series.

Coisa Mais Linda nos presenta a una mujer, “Maria Luiza”, que es abandonada por su marido que desaparece de su vida, llevándose todo el dinero y dejándola en una dificilísima situación. Sin embargo, se ha propuesto abrir un club de jazz y bossanova. Está dispuesta a cualquier cosa para lograr que su local sea el mejor de Río de Janeiro. A lo largo de esta lucha por conseguir su objetivo se dará cuenta que el mundo está dirigido por hombres y el papel de la mujer es invisible, sumiso y secundario. Nos presenta a una sociedad brasileña muy compartimentada, de un Brasil de los años de transición de los 50 a los años 60, y que en 4 años más estará a las puertas del Golpe militar del 31 de Marzo de 1964. Largo de contar, por las tramas y planes que países como EEUU se proponían realizar en Brasil.

Situémonos en el mundo de los años 60 dónde acontecen momentos históricos singulares como son: Estados Unidos las rompen las relaciones económicas con Cuba, Alemania y la URSS construyen el Muro de Berlín, Hippies, LSD, Sexo, el Pacifismo, Mayo del 68 en París, etc.. 

La serie nos sitúa en 1959 en el que las mujeres blancas de clase alta ya empiezan a viajar a París o New York. Y que regresan a Brasil con ideas nuevas de comportamiento en su familia y con la sociedad.  Luchan por su realización personal sin olvidar que son madres y aman a sus hijos. Cuidan su aspecto físico como su lenguaje sin que les limiten sus ansias de vivir intensamente sus pasiones.  Tanto la familia como la rígida sociedad brasileña, son descreídos, radicales y sordos en comprender lo que están haciendo sus hijas, esposas o nueras por florecer y explotar como palomitas de maíz. Si tal es el argumento, hay que destacar que -aunque no sea completamente original (el último capítulo recuerda demasiado a Big Little Lies– la realización es magistral.

Durante los siete capítulos la miniserie mantiene un aura de glamur. No descuida en ningún momento la fotografía (en formato Ultra HD 4k.) y el casting consigue que todos los protagonistas encajen con sus roles. A lo largo de los episodios nos vemos transportados  a un mundo femenino de sofisticación, alegría, amor, amistad y música. Una de las amigas de la serie evoca a la imagen de la famosa cantante brasileña Elis Regina (1945-1982) y el cantante Chico Buarque de Hollanda. Una gran oportunidad de escuchar su música, conocer y sorprendernos con sus biografías.

Una serie que regala a nuestros ojos postales increíbles, imágenes de las playas paradisíacas, el ambiente festivo y optimista de la ciudad brasileira de Río de Janeiro y actuaciones musicales con el estilo jazz-bossanova que calan en el alma. Es muy destacable el importante diseño de vestuario diseñado por la figurinista Verônica Julian. Sin ese protagonismo no se entendería la serie. El estilo de esta época brasileña es admirable y dan ganas de imitarlo por la fascinación femenina que desprenden.

Todos y cada uno de los estilismos femeninos de la serie están totalmente relacionados con la moda chic de la época. Las protagonistas llevan vestidos de coctel asimétricos que dejan ver de forma sensual los hombros al aire, trajes satinados con escote palabra de honor para las fiestas nocturnas en el club, faldas midi de estilo lady que marcan la cintura para los paseos por la ciudad, tops con escote halter para pasar un día en el barco, camisas blancas básicas, bañadores estilo setentero para disfrutar de la playa… Tampoco pasan desapercibidos en toda la trama los complementos, que aportan ese toque trendy al conjunto, pañuelos estampados de seda anudados a la cabeza y al cuello, boinas afrancesadas y tocados, gafas de pasta de forma cat-eye, mini bolsos (tendencia actual), guantes de raso y las icónicas perlas en forma de collar y pendientes.

Comprendemos también la rivalidad que hay entre los “paulistas” de Sao Paulo (que se tienen como la ciudad más trabajadora, al estilo americano. Se autodefinen como los verdaderos artífices del crecimiento de Brasil) y los “cariocas” (son todo aquello que forma parte esencial de la vida en Río de Janeiro, y nada más tradicional que su música, sus bailes, su comida y bebida y, por supuesto, su amor por el fútbol. En definitiva, más son felices). Ser carioca es, pues, “un estado de espíritu”. Ambos grupos nunca llegan a un acuerdo y no quieren ser confundidos unos por otros.

Anuncios