FICHA

Título original Artic Circle
Título en España: Artico
Temporadas: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2019
Temática: intriga
Subgénero: epidemias
Resumen: A raíz de una llamada anónima, la policía de una zona fronteriza entre Finlandia y Rusia encuentra a una prostituta de esta nacionalidad moribunda. Una vez rescatada, aparece otro cadáver en las inmediaciones. El examen forense descubre que la muerta es portadora de un virus peligrosísimo que corre el riesgo de extender una pandemia en la zona. Los servicios de epidemiología envían a un científico alemán para analizar el problema y prevenir la pandemia.
Actores: Iina Kuustonen,  Maximilian Brückner,  Pihla Viitala,  Anna Ackerman, Susanna Haavisto,  Clemens Schick,  Jóhann G. Jóhannsson,  Kari Ketonen, Taneli Mäkelä,  Anu Sinisalo,  Janne Kataja,  Mikko Leppilampi,  Maria Ylipää, Jari Virman,  Inka Kallén,  Raili Raitala,  Alina Tomnikov,  Aleksandar Jovanovic, Carlos Marroquin,  Lena Meriläinen,  Kristofer Gummerus,  Kari Hietalahti, Chike Ohanwe,  Carl-Kristian Rundman,  Ilona Chevakova,  Artur Kukov, Regina Launivuo,  Terhi Tuulia Lintukangas,  Janina Mattsoff,  Juho Orpana, Rami Peltonen,  Juha Ruokola,  Kristo Salminen,  Anastasia Trizna
Lo mejor: Las localizaciones en el clima espectacular e inhóspito del Ártico.
Lo peor: No es un tema nuevo, lo nuevo es la localización
Lo más curioso
: La serie tiene cierto parecido con Sorjonen, otra serie finlandesa anterior.
¿Cómo verlo?: Puede verse en el canal Cosmopolitan, o bajarse mediante eMule.

Puntuación: 8

PROMO (en castellano)

PROMO (en castellano)

PROMO (en castellano)

PROMO (en castellano)

INTRO

MÚSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Cosmopolitan)

WEB OFICIAL  

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre ARTICO

Era uno de los estrenos más esperados del mes de marzo de 2019 y no ha decepcionado. Con Artico, estamos ante un típico y tradicional “nordic noir” que en los tres últimos años parecía haberse diluido en los plasmas. La serie, desde el primer momento recuerda mucho a otra serie finlandesa, Sorjonen (Borderland) que, ahora es emitida por Netflix con el nombre de Zona Fronteriza. Los paisajes son los mismos, la presencia de rusos en la serie y la interferencia con mafias de aquel país, es reiterativa y, quizás, el elemento diferenciador es que los paisajes árticos que refleja esta serie desde su propio título, son absolutamente estremecedores.

La serie nos demuestra la capacidad del cine finlandés, con sus apenas cinco millones de habitantes, para alumbrar series interesantes a ritmo de una al año. Algo digno de elogio. Ártico es una serie que engancha al espectador desde el primer momento. Se desarrolla en Laponia, en la parte más meridional del país, en la zona fronteriza con Rusia. Allí aparece, en medio del desierto helado, un refugio con una mujer en grave estado. Parece ser una prostituta que es trasladada en coma a la ciudad más próxima. Sin embargo, la policía encargada del caso, descubre que en aquel refugio se encuentran zapatos y trajes de distintas tallas, por lo que deduce que puede haber pasado por allí otras chicas. Efectivamente, se descubre un cadáver que el análisis forense demuestra que está contaminado por un virus extremadamente peligroso, que se transmite mediante el contacto sexual. El gobierno envía a un virólogo alemán para que se haga cargo de la investigación científica, mientras que un policía ruso cruza la frontera para ayudar en la investigación. Las conclusiones a las que llegan desde el principio es que el refugio en donde han encontrado a las mujeres, era una especie de base de una mafia de prostitución. El problema ahora consiste en determinar cuántas personas están contaminadas por el virus y cómo limitar los daños que pueda causar.

El planteamiento, como se ve no es particularmente original. Hemos visto otras muchas series y largometrajes en los que un “equipo médico habitual” intenta detener la expansión de un virus de fatales consecuencias (incluidos virus que transforman a los seres humanos en zombies o en vampiros… En este caso, los guionistas finlandeses, mucho más comedidos, aluden a un virus similar al VIH). Pero lo realmente novedoso e inquietante es la localización de la trama en Laponia. Parece increíble que pueda vivir gente entre aquellos parajes helados y sin esperanzas de que el calor del sol mejore la climatología. Este es el gran atractivo de esta serie.

Claro está que los actores, especialmente la protagonista, Lina Kuustonen (que encarna a la policía encargada de la investigación) y el actor alemán Maxilian Brückner (el virólogo enviado para evaluar la pandemia), tengan un feeling particular y constituyan uno de los atractivos de la serie.

Es imposible desvincular esta serie de las otras dos que hemos visto en los dos últimos años procedentes de aquel país: Deadwin y Borderland, ambas emitidas por Netflix. En los tres casos, se trata de series policíacas muy recomendables realizadas con presupuestos ajustados, pero con resultados optimizados. Lo que indica que inversiones moderadas pueden dar lugar a productos aptos para la exportación.

La serie gustará a los habituales del “nordic noir”, también a los amantes del género policíaco, venga de donde venga. Los amantes del cine de catástrofes tendrán el corazón en un vilo por el desbordamiento de la pandemia y los que buscan serie ambientadas en lugares exóticos e inusuales verán en esta una especie de paradigma. Es una serie en el que se ha priorizado el trabajo serio y artesanal, por encima de la espectacularidad, las persecuciones trepidantes o los tiroteos en los que muere hasta el apuntados: serie comedida en el Círculo Polar Ártico con un encanto especial.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).