FICHA

Título original: The Disappearance of Madeleine McCann
Título en España: La desaparición de Madeleine Mc Cann
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 45-53 minutos.
Año: 2019
Temática: Documental
Subgénero: Desaparición
Resumen: Una niña inglesa de tres años desaparece en Praia da Luz en mayo de 2007. El caso se convirtió inmediatamente en tema de portada en todos los medios de comunicación mundiales. Aún hoy no ha vuelto a saberse nada de la niña desaparecida. Este documental resume todos los hitos del caso y la evolución del mismo, incluyendo las investigaciones particulares realizadas por la familia
Actores: entrevistas a protagonistas reales
Lo mejor: el afán de incluir los aspectos más relevantes del caso a día de hoy.
Lo peor: muchos cabos sueltos quedan sin ser explotados, ni siquiera valorados.
Lo más curioso
: La empresa barcelonesa Método 3 tuvo que ver con la investigación privada del caso.
¿Cómo verlo?: En Netflix, que lo estrenó el 12 de marzo de 2019. Algunos capítulos pueden encontrarse en eMule.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (comentario con imágenes, en inglés)

FILMACIÓN COMPLETA SOBRE LOS PERROS

INTRO

MÚSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL  ()

COMPRAR DVD

Lo menos que puede decirse sobre LA DESAPARICIÓN DE MADELEINE MC CANN

De las ocho entregas de este documental pueden extraerse varias conclusiones: la primera, que no se sabe absolutamente nada sólido sobre lo que ocurrió aquel 3 de marzo de 2007 en la localidad portuguesa de Praia da Luz en el Algarve. Segundo, que todas las sospechas de la policía portuguesa eran infundadas. Tercera, Madeleine Mc Cann es uno de los miles de casos de desaparición de menores que se han producido en Europa Occidental (solo en Portugal 1.700) y que permiten pensar en tráficos organizados y en redes de pedofilia. Y, finalmente, que la prensa actuó de manera enloquecida, irresponsable y nauseabunda. ¿Lo mejor de la serie? Que, constituye un resumen bastante riguroso y completo de todo este caso. ¿Lo peor? Que no ha vuelto a saberse nada sobre el destino de aquella niña de tres años y que este documental es un resumen del estado de la cuestión, pero no resuelve ni siquiera apunta a lo que pudo ocurrir.

Producido por la Paramount, puede verse en España a través de Netflix desde el 12 de marzo de 2019. Se trata un producto británico, estilo “true crime” en el que se utilizan filmaciones de la época, entrevistas a periodistas que investigaron el caso, personas que en su momento fueron presentadas como sospechosas, policías e investigadores privados que indagaron la desaparición y periodista que fueron destacados para informar en los primeros momentos. El resultado puede parecer algo largo, pero es una selección de 120 horas de entrevistas a 40 personas diferentes. Así pues, como resumen de la desaparición y de la situación del caso a día de hoy, la serie es muy completa e, incluso, imprescindible para tener una panorámica del caso.

Hay que decir que el documental es algo “tramposo” y no explota algunos de los temas que expone. Los apuntes y las notas sobre los padres de la niña desaparecida se echan en falta y figuran entre los no entrevistados, ignoramos el motivo. Una parte del documental, sorprendentemente, pasa por Barcelona y por la agencia de investigaciones Método 3. Se entrevista al detective que realizó la investigación para esta agencia y cuyo trabajo desembocó en la desarticulación de una red de pederastia… pero no en encontrar huellas de la pequeña desaparecida. Hay que decir que el director de Método 3 anunció que estaban a punto de conocer el nombre del secuestrador… simplemente para obtener réditos publicitarios para la agencia.

¿Lo más lamentable aparte de la desaparición en sí misma y del dolor de los padres? Sin duda, el papel de la prensa que fue responsable de que, en los primeros momentos, se señalaran a dos personas que no tenían absolutamente nada que ver con el asunto; sin olvidar el circo mediático, las informaciones escandalosas lanzadas sin base y la presión sobre la policía portuguesa. Respecto a ésta, lo que se le puede reprochar es que creyera en el dogma de que unos perros podían rastrear pistas (sangre y presencia de cadáveres) semanas después de haberse producido el hecho.

El documental presenta cabos sueltos (¿por qué tres amigos de los Mc Cann dijeron haber visto a Robert Murat en el lugar de la desaparición cuando éste pudo demostrar que no había estado allí?) que hubieran podido ser explotados. Hipótesis no descartables en las que tampoco abunda excesivamente (la existencia de redes de pedofilia) y trata de manera excesivamente superficial quizás para no desviarse del tema central).

El documental ha sido dirigido por Chris Smith que viene rodando documentales desde 1999 y dispone de amplia experiencia en el género. La mayor parte del documental contiene entrevistas y escenas reales tomadas de documentales anteriores y solamente en unas pocas escenas se ha recurrido a reconstrucción con actores.

El tono de la serie, obviamente, es pro-británico y la policía portuguesa sale malparada. Con todo, había alguien más responsable de la deriva que tomó el caso: la prensa británica que incluso obligó a la policía portuguesa a presentar “sospechosos” a partir de indicios extremadamente débiles. Esta responsabilidad queda muy disminuida en el documental. Finalmente, otro de los elementos que llaman la atención es cómo millonarios que apoyaron a los Mc Cann y financiaron investigaciones paralelas demuestran tener unas tragaderas a toda prueba para estar pagando actividades de verdaderos estafadores.

Documental elaborado para los que quieren tener una perspectiva completa de este asunto, con el riesgo de quedar insatisfechos por el enigma de lo que ocurrió aquel 3 de mazo de 2007. Serie de calidad superior a los habituales “true crime” que ofrecen los canales y que interesará a los incondicionales del género.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

Anuncios