FICHA

Título original Whiskey Cavalier
Título en España: Whiskey Cavalier
Temporadas: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 30 minutos.
Año: 2019
Temática: comedia
Subgénero: espías
Resumen: Un agente del FBI y otro de la CIA, figuran entre los funcionarios más efectivos de sus respectivas agencias, tanto que se les encarga a cada uno de ellos, la misma misión sin que se entere el otro: detener a un agente de la NSA que, aparentemente, está en Moscú para vender secretos de ambas agencias. Después de persecuciones trepidantes por toda Europa, los tres más sus respectivos ayudantes, forman una unidad a la que se les encarga distintos trabajos de inteligencia.
Actores: Lauren Cohan,  Scott Foley,  Tyler James Williams,  Ana Ortiz,  Valerie Huber, Veronika Bellová,  Adriana Hercigonja,  Daniel Rchichev,  Zlatko Teskere,  David Fynn, Alix Bénézech,  Vir Das,  Josh Hopkins,  Jadran Malkovich,  Jarreth J. Merz, Dash Mihok,  Sergej Onopko,  Dylan Walsh,  Michael Yale,  Charlie Allen, Dan Bradford,  Brian Caspe,  Kevin Michael Clarke,  Lourdes Faberes,  Antonín Masek, Nansi Nsue,  Goran Stjepanovic,
Lo mejor: sobredosis de acción.
Lo peor: argumentos poco creíbles.
Lo más curioso
: fue creada por Dave Hemingson y producida por la Warnes para el canal ABC.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Movistar+ desde el 28 de febrero de 2019. Puede encontrarse en emule.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en checo)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar+)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Movistar Series)

WEB OFICIAL (ABC)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre WHISKEY CAVALIER

Quizás esta sea la serie de acción más trepidante estrenada en el primer trimestre de 2019. No se trata de una serie memorable, pero sí de las que están por encima de la media y cuya fórmula es algo imaginativa. Las series “de espionaje”, en mayor o menor medida, siempre han contenido elementos de comedia o, al menos, de ironía. No es que Whiskey Cavalier sea un remake del Super-Agente 86, aunque su nivel de introducción de elementos cómicos sea similar a Jim West y a la más próxima Patriot. En realidad, el nuevo producto estrenado el última día de febrero por Movistar Series, se diferencia de las anteriores, por los extraordinarios niveles de adrenalina que establece en las escenas. Prácticamente, el espectador no descansa -al menos en el piloto- y asiste a una sucesión de persecuciones, peleas y tiroteos, como no se había visto todavía en este primer trimestre de 2019.

La serie nos presenta al típico “héroe americano”, el agente del FBI “Will Chase, nombre en clave Whiskey Cavalier”, es un tipo al que sus jefes suelen enviar a cubrir las más difíciles misiones en todo el mundo. En esta ocasión, su superior le envía a Moscú para rescatar a un joven funcionario de la NSA que ha huido con un minúsculo pendrive que contiene datos sobre agentes de las principales agencias de seguridad de los EEUU. Cuando “Whiskey Cavalier” está a punto de iniciar la “operación rescate” se encuentra en el bar con una atractiva mujer que le da conversación, respondiendo él con argumentos capaces de disuadir a cualquier mujer con intenciones de ligar. Sin embargo, la recién llegada es “Franscesca Trowbridge, nombre en clave Fiery Tribune”, una de las más eficaces agentes de la CIA, que intenta cumplimentar la misma misión. El agente, aparentemente traidor es rescatado de las garras de sus secuestradores y, a partir de ahí, se inicia una persecución por distintos países del mundo, en la que, alternativamente toma la delantera uno de los dos agentes, hasta el final inesperado y sorprendente: la creación de una nueva unidad de operaciones especiales de alto secreto.

El argumento es tan absurdo como cualquier otro, pero el punto de partida funciona y desde el mismo comienzo de la serie asistimos a situaciones que combinan acción con humor. La fórmula es buena y logra mantener el interés del espectador. La duración de cada episodio, apenas 30 minutos, así como otros elementos del guion (la contradicción entre ambos protagonistas), nos aproxima a la fórmula habitual en las comedias de situación: la serie logra mantenernos en vilo durante la media hora, se nos hace simpática, llevadera y entretenida.

Aunque no sea de sobresaliente, si se le puede otorgar un notable alto por el montaje y por la selección de los actores protagonistas. A Lauren Cohan la hemos visto durante varias temporadas en la serie The Walking Dead y en Crónicas Vampíricas, es una actriz con una capacidad increíble para pasar del modo mujer dulce, al de iracunda asesina. En cuanto a su contrapartida masculina, Scott Foley, estuvo presente en doce episodios de Scrubs y ha protagonizado otras muchas series no estrenadas en España o de muy escasa difusión. A recordar que en el episodio piloto aparece Dylan Walsh, protagonista hace diez años de la notable serie Nip Tuck.

La serie puede verse en entregas semanales en Movistar Series. Gustará a los amantes del cine de acción y a los que exigen de las series que les mantengan atrapados ante el plasma sin opciones para levantarse. Gustará a los seguidores del cine de espionaje y, en general, entretendrá a un público muy amplio que busca ocio y pasatiempos sin complicaciones.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).