FICHA

Título original HalMossad Sipur Kisuy
Título en España: El Mosad
Temporadas: 1 (4 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2017
Temática: documental
Subgénero: espionaje
Resumen: Documental en cuatro entregas sobre el servicio secreto israelí. El documental se resuelve mediante entrevistas a los distintos directivos y jefes de departamento que han estado al frente del servicio desde la fundación del Estado de Israel, así como sobre agentes que han operado y protagonizado distintas operaciones secretas, desde el secuestro de Adolf Eichman en Argentina hasta atentados contra dirigentes de Hamas en la primera década del milenio.
Actores: entrevistas con personajes reales, Yosi Alpher, Ram Ben Barak, Gad Shimon, Uzi Arad, Avi Dagan, Rafi Eitan, Efraim Halevy, Rami Igra, David Meidan, Yair Ravid-Ravitz, Eliezer Tsafrir, Zvi Zamir, David Arbel, Mishka Ben David, Devid Ben Uziel, Shmuel Gorem, Danny Limor, Yehiam Mart, Pini Meidan, Reuven Merchev, Yula Reitman, Dani Yatom,
Lo mejor: Sorprende la crudeza de algunas reivindicaciones.
Lo peor: No puede establecerse hasta qué grado el mismo documental supone manipulación de la información.
Lo más curioso
: El Mosad fue creado el 13 de diciembre de 1949 y su nombre indica: “Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales”.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Netflix desde febrero de 2019. Puede encontrarse en emule.

Puntuación: 7

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

VER SERIE (en YouTube y en hebreo)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (Showtime)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre EL MOSAD

Es raro encontrar un documental sobre un servicio de inteligencia en el que participen casi todos los que han sido sus directores, jefes de operaciones e incluso agentes de a pie. Y es raro porque un “servicio secreto”, por definición, no busca publicidad. Así pues, hay que poner los sentidos en alerta cuando Netflix anuncia que acaba de incorporar a su catálogo a principios de febrero de 2019, una miniserie de cuatro documentales sobre el Mosad, el servicio de inteligencia del Estado de Israel.

Hay que decir, en primer lugar, que se trata de un documental excepcional que nos pone en la pista de algunas operaciones realizadas por esta organización desde los años 50. ¿Qué es lo que ha motivado a sus responsables a realizar este trabajo? Nos lo cuenta el actual jefe del servicio: generar el miedo en los enemigos de Israel. Así de simple. Esto implica que quienes toman la palabra -todos ellos responsables presentes y pasados y agentes de este servicio- revelan datos suficientemente conocidos por quienes estén familiarizados con la historia de Israel pero con una intención intimidatoria: “si hemos podido con todos esos, también podremos contigo”, parece que se sobreentiende que nos quieren decir.

No hay en todos los entrevistados el más mínimo respeto por la corrección política. Tambien es cuestionable su actitud ante los derechos humanos o el derecho a un juicio que debería tener todo delincuente. Lo que nos plantea esta serie es si los “terroristas”, es decir, los enemigos de Israel, merecen o no vivir. Parece claro que el mundo no pierde nada porque un terrorista que acaba de colocar una bomba en un autobús lleno de gente, muera abatido por un pistolero del Mosad. Pero ¿es lícito asesinar a media docena de científicos nucleares que, al decir, del Mosad trabajaban para la bomba atómica iraní? No todo está tan claro como pretenden los entrevistados.

Se nota que han sido educados en la ley del Talión y toda su argumentación para justificar la eliminación de tal o cual enemigo de Israel es: “si no lo hubiéramos matado, habría matado a ciudadanos judíos”. Algunos de los entrevistados, como máximo, se empeñan en afirmar que todas las acciones punitivas del Mosad tienen como límites el no inferir daño a inocentes. No está del todo claro. Recordamos que uno de los asesinatos del Mosad después del atentado de Munich contra atletas judíos que participaban en las Olimpiadas, fue el de Wäel Zwaiter, un intelectual palestino alejado de cualquier práctica terrorista. No es el único. De todas formas, lo que estamos intentando realizar aquí, no es una crítica al Mosad, ni a sus métodos, sino a un documental que presenta Netflix sobre esta organización.

El documental tiene indudables valores históricos y comprime en 240 minutos historias, casi todas conocidas o incluso muy conocidas, sobre el Mosad. Algunas de ellas son cuestionables. La leyenda de que el Mosad logró que el Coronel de las SS Otto Skorzeny terminara trabajando para ellos, es más que cuestionable e incluso el que fuera él quien disuadiera a los técnicos alemanes en cohetería que trabajaban para el presidente egipcio Nasser, es también cuestionable. Pero el mensaje es claro: “si hemos logrado que el jefe de operaciones especiales nazi, trabajara para nosotros, imaginad hasta donde llega nuestro brazo”. Este es otro de los motivos por los que sobre este documental planea una sombra intimidatoria. Dicho lo cual, reiteramos que, es un documento único e interesante desde el punto de vista histórico, porque no todos los días un servicio de inteligencia habla sobre sí mismo.

En los últimos tiempos, la cinematografía israelita había aportado series de mucho valor al catálogo de Netflix. Se trataba casi siempre de series dramáticas (casi podríamos hablar de un “jewish noir” si tenemos presente series como Rehenes, Fauda, Falsa identidad), series de humor (la impagable El poli bueno) o documentales (La sombra de la verdad). Con El Mosad, el documental adquiere un tinte inquietante y, como hemos dicho, más que “documental verité”, nos ha parecido “documental intimidatorio”… y no dudamos que los enemigos de Israel habrán experimentado esa misma sensación deliberada que los entrevistados, al unísono, pretenden transmitir.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).