FICHA

Título original S’parta
Título en España: Sparta
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2018
Temática: cyberpunk
Subgénero: intriga
Resumen: Un agente de policía cuya esposa se ha suicidado hace poco debe investigar el caso de un instituto de enseñanza media en el que se han producido tres muertes. Desde los primeros momentos se da cuenta de que las muertes están relacionadas con un juego de realidad virtual que está probando un grupo de alumnos en el aula de informática.
Actores: Alexander Petrov, Artyon Tkachenko, Valerie Shkirando, Marina Kaletskaya, Alisa Lozovskaya, Olga Sutulova, Filip Gorenshtein, Olga Vinichenko, Patar Zakavitsa, Yan Gathkamanov,
Lo mejor: La serie permite ver una panorámica de la juventud rusa actual.
Lo peor: Las escenas de realidad virtual podrían haberse mejorado..
Lo más curioso
: Netflix compró un bloque de cinco series rusas a la productora Sredá que se irán emitiendo a lo largo de 2019.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Netflix. Puede encontrarse en emule.

Puntuación: 8

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (Sréda, en ruso)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre SPARTA

El mundo de las series colocó a la cinematografía nórdica en un lugar privilegiado hace una década. En la actualidad, se está viviendo el fenómeno de las series producidas en el Estado de Israel que entran en aluvión. ¿Las series rusas están llamadas a dominar el mercado en la próxima década? No hay que descartarlo. No hace mucho, nos causó una gratísima impresión la serie Trotsky; ahora vemos que no se trató de una excepción. Los rusos se han cansado de que se hagan series sobre ellos en Occidente y ahora aspiran a que los occidentales puedan ver una versión de su historia y de su sociedad hecha por ellos mismos.

Sparta puede calificarse como un producto “cyberpunk”, es decir, un relato en el que las nuevas tecnologías y una especie de realismo mágico dominan la trama. Pero es algo más que eso: nos muestra a la juventud rusa, sus centros de estudio, sus estilos de vida, y nos muestra algo mucho más importante: que la televisión rusa, a diferencia de la hollywoodiense, y de la europea, intenta preservar a las nuevas generaciones de lacras sociales; tiene mucho de televisión educativa. Una serie de jóvenes en EEUU y en Europa, hoy, casi necesariamente, muestra al cabo de pocos minutos de comenzada, una escena de sexo, a lo largo de la serie desfilarán todo tipo de consumidores de no importa qué droga, todas ellas banalizadas y tenidas como algo normal, la presencia del gay y de los amores lésbicos es ya casi imprescindible. En las series sobre vampiros o zombis, lo menos terrorífico son estos monstruitos; mucho más escalofrían es el estilo de vida que se muestra de la juventud occidental. El mensaje de las series de ese estilo realizadas en Hollywood, pero también en el Reino Unido, es: “ánimo, con paso firme hacia la autodestrucción”. Todo ello en medio de un lujo y de un consumo desmesurado.

Los protagonistas de Sparta, por el contrario, son estudiantes; se muestran preocupados por sus exámenes, las clases son de pocos alumnos, el centro de estudios parece no es una construcción moderna, ni en la mayoría de los interiores se muestra un lujo desbordante. Hay austeridad visible. No se ve ni una sola alusión a las drogas (como no sea en sentido negativo), ni aparece el gay obligado. Los valores que se transmiten son escrupulosamente democráticos, en absoluto buenistas o relativistas. Y todo ello en medio de una trama de intriga y misterio en la que un grupo de alumnos adopta comportamientos autoritarios y violentos a causa de un juego de realidad virtual que da nombre a la serie.

Un capitán de policía se propone investigar qué ha ocurrido con una profesora que, aparentemente, se ha suicidado arrojándose desde una ventana poco después e hablar con sus alumnos. El capitán está sensibilizado porque su propia esposa se ha suicidado por el mismo método no hace mucho y él está atravesando un período depresivo. En el curso de la investigación se entera de que, igualmente, se ha producido en el mismo centro, la muerte del director y de su hija. Desde los primeros pasos, valora la posibilidad de que los asesinatos estén relacionados con un juego, Sparta, al que son adictos los jóvenes. ¿Cómo se relaciona este juego con las muertes? Revelar algo más de la trama nos haría caer en un imperdonable spoiler.

La serie mantiene hasta el capítulo final la intriga. Está realizada a base de flashbacks continuos que permiten seguir fácilmente y entender lo que ha ocurrido hasta que en el capítulo final todo se desvela de manera coherente. Lo que plantea la película son dos tipos de sociedad: una que respete la personalidad del ser humano y otra que siga la filosofía de Nietzsche, aplique medidas eugenésicas al estilo de las que se aplicaron en la antigua Esparta. A pesar de la terminología utilizada, el mensaje está bastante claro: una crítica al neo-liberalismo y al darwinismo social solo que utilizando frases y palabras que puedan ser aceptadas por los streammings y las cadenas televisivas occidentales. Lo que está muy claro es que en Rusia existe una clara divisoria entre lo que es “decadente” y lo que es “sano” y, al menos en esta serie, aparece muy claro el rechazo a las formas de decadencia occidentales.

Las actuaciones son de un muy buen nivel interpretativo, convincentes en todos los casos. El montaje ayuda a la comprensión de la trama, algunas tomas resultan extremadamente sugerentes y quizás lo que cabría achacar a la serie es que hubiera sido necesario invertir algo más en las imágenes de realidad virtual. En cualquier caso, si a una serie hay que pedirle que nos entretenga de principio a fin y que, de paso, nos enseñe algo o suscite debates, hay que reconocer que ésta lo hace con creces. ¿Es el principio de la “marea rusa” dentro de el mundo de las series? Lo esperamos sinceramente.

Serie susceptible de ser apreciada por un espectro muy amplio de espectadores; basta con que les gusten las series de misterio que planteen problemas y, si están hartos de esas series de institutos norteamericanos y quieren tener un encuadre de dos tipos de juventud, mejor todavía.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

Anuncios