FICHA

Título original Midnight, Texas
Título en España: Midnight, Texas
Temporadas: 2 (18 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2017-2018
Temática: terror
Subgénero: fantástico
Resumen: Un medio que viaja en su caravana y habla con el espíritus, decide seguir el consejo de su abuela -también muerta- y se instala en una destartalada casa en Midnight, un pueblo perdido de Texas en el que buena parte de los vecinos forman un grupo de presión “paranormal”, en efecto, son vampiros. El médium se instala en una casa encantada y, poco a poco, se va dando cuenta de que tiene más que ver con el colectivo de vampiros que con el resto de vecinos.
Actores: Arielle Kebbel,  François Arnaud,  Dylan Bruce,  Jason Lewis,  Sarah Ramos, Lora Martinez,  Yul Vazquez,  Kellee Stewart,  Parisa Fitz-Henley,  John-Paul Howard, Bernardo P. Saracino,  Jermaine Washington,  Bob Jesser,  Joanne Camp, Tommy Truex,  Joe Smith,
Lo mejor: Los efectos especiales por encima de cualquier otro aspecto.
Lo peor: La serie, en su conjunto, resulta desoladora.
Lo más curioso
: La serie fue filmada para la NBC, y se basa en los libros de Charlaine Harris, autora también de la novela que inspiró la serie True Blood.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Movistar+, TNT-Series y en Syfy. Puede encontrarse en emule, en BitTorrent y comprarse en DVD.

Puntuación: 5

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar+)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (NBC, EEUU)

WEB OFICIAL (Syfy)

WEB OFICIAL (TNT, España)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre MIDNIGHT, TEXAS

A veces, realizar una crítica de una serie puede convertirse en una tortura. En primer lugar, hay que saber que la serie existe -lo que no es fácil en unos tiempos en los que el mundo de las series se ha convertido en una apisonadora y, prácticamente, se estrena una nueva “temporada” o un nuevo producto, a diario. En segundo lugar porque la cantidad está reñida con la calidad. En tercer lugar porque el mercado de las series, especialmente de las de gama media y baja, está muy segmentado: ya no se producen series para “todos”, sino para categorías diferentes de público que no siempre encajan -de hecho, casi nunca- con las del crítico. Y, finalmente, porque el mercado tiene tanta necesidad de consumir series que parece que las productoras sacan más de las que pueden y, en buena parte, distan mucho de tener los guiones refinados. Se encuentran, claro está, verdaderas maravillas que compensan al crítico -que es, a la vez, espectador- por todas las malas horas que ha tenido que pasar valorando otros productos. Después de esta introducción, seamos claros: Midnight, Texas, no pertenece a las excepciones, sino que está sumido en la mediocridad.

Lo único salvable de esta serie son los efectos especiales. Truculentos, claro está, porque estamos ante una serie de vampiros y espíritus desencarnados. Lo grave no es que se haya filmado un producto audio-visual en unos momentos en los que la industria editorial, en su conjunto, está en crisis. Lo realmente grave es que la base de Midnight, Texas, es una novela publicada por Charlaine Harris que, desde hace veinte años, viene figurando en las listas de superventas de los EEUU. En los meses de mayo de 2014, 2015 y 2016, lanzó tres volúmenes dentro del ciclo Midnight, Texas. Y uno se pregunta, si la serie es un completo despropósito, qué será de las casi 1.000 páginas que no pueden reflejar efectos especiales. Si alguna productora se ha atrevido a llevar estas tres novelas al mundo de las series es porque, antes, otro ciclo de la misma escritora, dio lugar a una serie del mismo género, que goza de cierta reputación, True Blood.

Sin embargo, no hay grandes puntos en común entre ambas series: la primera, producida y emitida por HBO, mejora los textos originales e imprime altas dosis de ironía. En Midnight, Texas, se percibe claramente que el tema está agotado y que el público debería de descansar un poco de series sobre vampiros, demonios, angelotes, espíritus, hombres loco y demás monstruitos. En Midnight, Texas, todos estos especímenes forman un gremio clandestino que convive con los humanos clandestinamente y sin querer llamar la atención. Pero la situación del pueblo se revuelve con la llegada de un médium itinerante que se va desplazando por los EEUU en su caravana. Se llama “Manfred Bernardo” y anda cansado de esta vida errante, acompañado solamente por su abuela, con la que habla de continuo a pesar de haber muerto hace años. Cuando “Manfred” llega al pueblo, no le importa que sus vecinos y quien le ha alquilado una destartalada casa (que resultará estar encantada), piensen que él es un fraude y que solamente dice a la gente lo que la gente quiere oír. Pero, en realidad, está queriendo hacer como el resto de miembros del gremio freaky del pueblo: pasar desapercibido. Las aventuras que sucederán a partir de ese momento, terminarán haciendo pensar a “Manfred” que tiene mucho más en común con los “frakys” que con el resto de habitantes de la zona.

El protagonista de la serie es el actor quebecois François Arnaud (conocido por su papel como Cesare Borgia en Los Borgia). El líder de los “freakys” es el actor ganés, Peter Mensah que ya apareció en True Blood como “Kibwe”. Y así hasta media docena de protagonistas, de los que el más conocido es el secundario Sean Bridgers, cuyo papel en Get Shorty puede considerarse memorable y que aquí pasa casi completamente desapercibido.

La serie es poco imaginativa, en ocasiones aburrida, en otras previsible, es un dejà vu de muchas series similares a esta que han proliferado en los últimos años y cuya relación sería interminable. Casi es una serie irrelevante de la que hemos dudado, incluso, si comentarla. Si lo hemos hecho ha sido porque determinados efectos especiales resultan imaginativos y bien traídos. Gustará únicamente a lectores compulsivos de Charlaine Harris (que hasta hace poco fue levantadora de pesas, por cierto), a los que consumen sistemáticamente cualquier producto de terror y a jóvenes poco exigentes que son, a fin de cuentas, a los que va dirigida esta serie.

Esta es la temática.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).