FICHA

Título original Time after time
Título en España: Los pasajeros del tiempo
Temporadas: 1 (12 episodios)
Duración episodio: 43 minutos.
Año: 2017
Temática: ciencia ficción
Subgénero: drama
Resumen: H.G. Wells, el famoso escritor británico utiliza su máquina del tiempo para llegar a Nueva York en nuestra época, justo cuando está celebrándose en esa ciudad una exposición en su honor. Va persiguiendo a su amigo “el doctor Stevenson” que, en realidad, es Jack el Destripador. Ha cometido sus crímenes y si no volvió a saberse nada de él fue porque llegó hasta nuestros días.
Actores: Michael Benz,  Josh Bowman,  Ryan Burton,  Ludovic Coutaud,  Sianad Gregory, Drew Hildebrand,  Aline Mayne,  Doris McCarthy,  Rafael Poueriet, Genesis Rodriguez,  Richard Short,  Guy Sparks,  Freddie Stroma,  Elliot Villar, Faith Logan,  Tim Guinee,  Juliet Mills,  Mike Doyle,  Nicole Ari Parker,
Lo mejor: Tiene capacidad para enganchar y mantiene algunas pinceladas cómicas.
Lo peor: Los elementos extraídos de la ciencia ficción no son originales..
Lo más curioso
: La serie fue filmada por la Warner para la cadena ABC, pero se canceló a los cinco episodios.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por AXN. Puede encontrarse en emule y comprarse en DVD

Puntuación: 7,5

PROMO

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar+)

VER SERIE (Amazon, EEUU)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (AXN)

WEB OFICIAL (ABC)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre LOS PASAJEROS DEL TIEMPO

Las parejas famosas de la época victoriana parecen estar de moda: hace poco se estreno Houdini y Doyle (Harry Houdini y Anthur Conan Doyle) antes habíamos visto Arthur and George (Arthur Conan Doyle y su personaje George Watson) y ahora llegan el escritor H.G. Wells y el reputado y misterioso asesino en serie, Jack el Destripador, en la serie Los pasajeros del tiempo. Como se ve, las parejas victorianas parecen excitar la imaginación de los mal llamados “creadores de series”. Hay que decir en su favor que esta modalidad tiene cierto atractivo especialmente si los personajes están bien construidos y se intuyen algunos guiños a la actualidad. Es, especialmente por esto, lo que más nos ha interesado de esta serie traída por AXN.

Como se sabe, el escritor de ciencia-ficción y visionario (puede ser considerado como uno de los precursores del transhumanismo que hoy está tan en boga) escribió una novela sobre la “máquina del tiempo”. En 1979, una película protagonizada por Malcom McDowell ya tomaba este tema como punto de partida y con el mismo título, con bastante éxito, hasta el punto de que podemos considerarla como el inspirador del posterior revival de las “parejas victorianas”.

La historia se inicia en el Londres de 1893. En lo más sórdido del Est End, un hombre recorre los barrios en busca de prostitutas. Cuando ha elegido a una de ellas, la asesina con una navaja curva particularmente afilada. Es, claro está, Jack el Destripador. Tras sus asesinatos, logra huir del Londres aprovechando la máquina del tiempo que su amigo, H.G. Wells, ha construido en los sótanos de su domicilio. El Destripador aterriza en el Nueva York de nuestros días: todo lo que ve le gusta e, incluso, le rebasa en algunos momentos. Pero tras él, en la misma máquina, va el escritor que quiere hacerlo regresar al Londres de finales del siglo XIX para que pague sus crímenes. Ambos, han llegado a Nueva York a través de la máquina que ha sido rescatada y reparada por una misteriosa millonaria que la ha cedido para una exposición en un conocido museo. La comisaria de la exposición es la que se convertirá en la guía de Wells en su periplo por el siglo XXI.

Si bien la historia no es original, sino que puede considerarse un remake de la película de 1979, lo cierto es que el tono cambia por completo. Los guiños humorísticos son más efectivos, pero, además, está presente un mensaje subliminal: si bien algunas de las visiones que Wells expone en sus libros se han realizado (no hay que olvidar que era un optimisma incurable en materia científica y que, por tanto, nada de lo que ve podía sorprenderle), lamenta que en otros aspectos, la humanidad siga como siempre. Algunos fotogramas pueden hacer incluir la serie dentro de la campaña anti-Trump, pues, a pesar de que el presidente norteamericano no ha tenido nada que ver con las guerras de Oriente Medio, desencadenadas por sus predecesores, los flashes que muestra la televisión ante los ojos enrojecidos de Wells parecen atribuirle la responsabilidad de aquellos conflictos. Falsificación histórica aparte, lo cierto es que la figura de Jack el Destripador también registra algunos giros interesantes: el personaje está sorprendido de lo que ve, se siente más cómodo en el Village postmoderno, en el que cualquier locura y todo exceso es posible, que en los estrictos márgenes del período victoriano. Aquí puede asesinar como desee e incluso hay asesinos mucho más depravados que él… Así, la serie oscila entre el optimismo histórico y el pesimismo absoluto.

Cabe hablar de la realización: los dos actores protagonistas, Fraddie Stroma como H.G. Wells y Josh Browman como Jack el Destripador, realizan buenas y creíbles interpretacones. Quizás en algún momento, el guion no esté a la altura, y la historia aparezca como excesivamente retorcida (las paradojas habituales en los viajes en el tiempo ayudan a que el argumento no sea lineal, claro está) y, por supuesto, la serie tiene mala salida, pero lo que vemos en el curso de los episodios resulta adictivo, entretenido y no desmerece a la altura intelectual de Wells ni contribuye a una rehabilitación de Jack el Destripador.

La serie fue producida por la Warner y emitida por la cadena ABC, pero a los cinco episodios resultó cancelada por baja audiencia. Nos parece injusto que el público norteamericano diera la espalda a una serie que aspiraba al entretenimiento y a la paradoja. Los directivos de la Warner han intentado rentabilizarla a través de canales por cable, uno de ellos el canal AXN, a través del que ha llegado a España. Serie que aúna intriga, ciencia ficción y pinceladas de humor y que gustará especialmente a los lectores de Wells que quieran verlo transportado a nuestra época.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).