FICHA

Título original Dominion
Título en España: Dominion
Temporadas: 2 (22 episodios)
Duración episodio: 40 minutos.
Año: 2014-2015
Temática: drama
Subgénero: ciencia ficción
Resumen: Los ángeles, dirigidos por el arcángel Gabriel están librando una guerra contra los humanos apoyados por el arcángel Miguel. Los humanos, para defenderse, han construido ciudades amuralladas y reactores nucleares para alimentar energía. La trama transcurre en Vega (Las Vegas) en el momento en el que la humanidad está a la espera de un salvador. Éste ha sido formado y ocultado por el arcángel Miguel para dirigir a la humanidad en la guerra de liberación.
Actores: Christopher Egan,  Tom Wisdom,  Roxanne McKee,  Alan Dale, Anthony Stewart Head,  Luke Allen-Gale
Lo mejor: Algunas escenas de acción
Lo peor: Intenta ser una epopeya y termina siendo una serie absurda.
Lo más curioso
: Es la secuela de la película Legion estrenada en 2010.
¿Cómo verlo?: Fue emitida en España por Syfy. Puede encontrarse en emule y comprarse en DVD.

Puntuación: 5

PROMO (1ª temporada, en inglés)

PROMO (2ª temporada, en inglés)

PROMO (en castellano)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Syfy)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Syfy, en castellano)

WEB OFICIAL (SyFy, en inglés)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre DOMINION

A veces, lo que falla en una serie es la idea básica. Tal es el caso de Dominion, inspirada en una película de serie B estrenada en 2010 y que no puede decirse que fuera una obra maestra: Legion. En aquella ocasión, se intentaba dar una dimensión épica a la trama que no iba a ser una historia de aventuras y acción sino una epopeya que nos decía lo que había ocurrido después de que Dios hubiera perdido la fe en la humanidad. Si hasta ahora los ángeles habían sido entidades inmateriales, espirituales, que nos acompañaban y nos protegían de las tentaciones, en Legion, aparecen como los exterminadores de la raza humana, enviados por Dios. De momento, la idea no puede ser más peregrina, en especial porque, en algunos momentos, los ángeles tienen rasgos diabólicos que han sido heredados por sus descendientes en esta serie norteamericana. Si esto es así, se debe, seguramente, a que el mercado de aquel momento ya no toleraba más series con vampiros, diablos, hombres lobo y demás lindezas y lo mas a mano que tuvieron unos guionistas no particularmente dotados, fue transformar a los ángeles en demonios y a Dios en un cabronazo que buscaba el exterminio de los humanos. ¿Con qué se drogan los guionistas y los creadores de Hollywood?

Evidentemente, una película que ya en su momento, ni tuvo excesivos méritos, ni siquiera destacó por ningún valor especial (una más construida a base de efectos especiales), cuando a alguien se le ocurre filmar una secuela en forma de serie, no promete nada bueno. Y, efectivamente, eso ocurrió: la serie Dominion, dejando aparte, las buenas interpretaciones de algunos de sus protagonistas (Anthony Head o el propio protagonista, Christopher Egan), es un despropósito de principio a fin.

Inútil tratar de compendiar el argumento: una ciudad que parece Las Vegas, a efectos del guion transformada en Vega, está amurallada y sometida regularmente a los ataques de los ángeles vengadores enviados por Dios contra la humanidad. Las huestes celestiales están dirigidas por el arcángel Gabriel y la humanidad solamente cuenta con dos puntales para defenderse: uno de ellos es el único ángel que se ha puesto del lado de la humanidad, el arcángel Miguel y el otro es la mítica espera del “elegido”, el guerrero que salvará a la humanidad y encabezará la guerra de liberación contra el género humano. Miguel a identificado al “elegido”, lo ha protegido, tomado bajo su tutela y adiestrado en las artes de la lucha. Ahora, cuando se inicia la trama, el padre del “elegido”, que todos creían muerto, llega a la ciudad en el momento en el que la hija del dictador de la ciudad va a prometerse con el hijo del cónsul de la misma. Justo en esos momentos, Gabriel y sus ángeles atacan la ciudad y logran destrozar una parte de la central de energía nuclear. A partir de ahí, la trama se inicia en medio de combates épicos, efectos especiales ya vistos y sobredosis de diálogos poco interesantes y escenas prescindibles.

No es una gran serie ni en su guion, ni en su ejecución, ni en sus prepuestos de partida. Es una de esas series ideadas por “runners” que se creen mucho más cultos e inteligentes de lo que son en realidad y que sacan de alguna lección de catequesis de su infancia, ideas, no para construir una serie de entretenimiento, sino para diseñar lo que aspira a ser una epopeya del siglo XXI, pero que se queda en broma sin ningún valor ni interés. Retorcida, incluso, en algunos tramos. Serie estilo “fast food”; serie basura, en una palabra. Prescindible.

La serie se filmó en 2013 para el canal SyFy y se entrenó en el solsticio de verano de 2014. Recibió críticas mixtas. El episodio piloto fue rodado en Ciudad del Cabo. La serie puede gustar únicamente a amantes de la ciencia ficción que absorban cualquier producto sin atender mucho a su calidad.  Epopeya frustrada, en una palabra.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).