FICHA

Título original Derry Girls
Título en España: Derry Girls
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 22 minutos.
Año: 2018
Temática: comedia
Subgénero: años 90
Resumen: Cinco chicas de una escuela de secundaria de Irlanda del Norte resumen la situación social que se vivía en aquella zona del Reino Unido durante los primeros años 90 en forma de comedia. Todas ellas van a un instituto católico regentado por monjas justo cuando se están viviendo los últimos momentos del terrorismo con explosiones de bombas e incidentes continuos con las tropas británicas presentes en la región.
Actores: Saoirse-Monica Jackson,  Louisa Harland,  Nicola Coughlan,  Dylan Llewellyn, Tara Lynne O’Neill,  Kathy Kiera Clarke,  Siobhan McSweeney,  Tommy Tiernan, Ian McElhinney,  Leah O’Rourke
Lo mejor: El encaje entre la situación de las adolescentes y el drama político.
Lo peor: Demasiado corta.
Lo más curioso
: La serie está creada por Lisa McGee y dirigida por Michael Lennox.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Netflix. Puede encontrarse en emule

Puntuación: 7,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (entrevista a las protagonistas, en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (Britisth Comedy Guide )

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre DERRY GIRLS

Los seis episodios de Derry Girls constituyen un ejercicio de nostalgia nord-irlandesa de los años 90, cuando el “conflicto del Ulster” se encontraba en plena ebullición. Da la sensación de que en los últimos años se han puesto en marcha distintos proyectos dominados todos ellos por la necesidad que experimentan algunos de volver la vista atrás: hemos visto como se han revisado las temáticas “ochenteras” en distintas series norteamericanas (Creeped Out) y alemanas (Dark), hemos visto como en Italia se explicaba en clave de comedia la situación que vivía Sicilia durante los años 70 y 80 y la actitud de la sociedad ante la mafia (La mafia sólo mata en verano) y, por supuesto, en el Reino Unido, han experimentado esa necesidad de satisfacer la nostalgia de una parte de la audiencia con esta pequeña serie (pequeña, tanto en los episodios rodados, apenas seis, como en la duración de cada uno, siempre inferior a los 25 minutos).

La serie se ha rodado íntegramente en Irlanda y con actores irlandeses. Su guionista, Lisa McGee es la misma que creó Being Human y The White Queen. La trama transcurre en Londonderry, Irlanda del Norte, en 1992. Sus protagonistas son cinco adolescentes: Erin y su prima, y los tres amigos de ambas, Clare y Michelle, y su primo inglés recién llegado al Ulster. Se trata de jóvenes característicos de su época. Ninguno se interesa particularmente por los problemas políticos o sociales y viven el conflicto irlandés como un telón de fondo sobre el que se desarrollan sus actividades cotidianas. La serie empieza con el nuevo curso: a partir de aquí, lo que vamos a ver en los distintos episodios son las peripecias de estas cuatro compañeras y el joven inglés, en su día a día cotidiano: problemas causados por atentados, familiares a los que se les roban vehículos para cometer atentados, unas economías poco boyantes, barrios en los que se conoce todo el mundo, rivalidad entre ingleses e irlandeses, peleas y choques entre alumnos, las monjas católicas que intentan educarlas y que no siempre consiguen lo que se proponen, travesuras, mentiras para cubrir estas travesuras y búsqueda de satisfacciones sexuales propias de la adolescencia.

Una serie bienintencionada y nostálgica que nos remite a un mundo, tan próximo y, sin embargo, tecnologicamente tan lejano, en el que no existen ni móviles, ni portátiles, ni tablets y la mayor aspiración de un joven es tener un reproductor de CD. Quizás el guion hubiera podido llegar más lejos en su afán crítico y en su búsqueda de ironías, pero, al menos, cabe la satisfacción de que las dos horas que se nos lleva el visionado completo de esta serie, son gratificantes, amables, respetuosas con las distintas posiciones políticas y religiosas y muestran un fresco bastante ajustado a la realidad de aquellos años y de aquellas latitudes.

Las interpretaciones son frescas, juveniles, cada adolescente es diferente a los demás: el inglés es tomado por gay por su forma de hablar, luego está la prima ingenua, la prima empollona y chivata, la amiga desafiante y de fuerte carácter, la prima idealista y soñadora… un catálogo de personalidades juveniles que no solamente está presente en el Derry irlandés de los años 90 sino en toda la historia de la adolescencia mundial. Hay que decir que las actrices, todas ellas desconocidas, realizan un excelente trabajo.

La serie fue emitida, inicialmente sólo en Irlanda del Norte, pero el 21 de diciembre de 2018, Netflix la ha incluido en su catálogo internacional. La serie ha constituido un éxito en el Reino Unido, donde ha sido difundida por el Channel 4, pero ha llegado más que discretamente a España de la mano de Netflix que, sin embargo, ha considerado que no valía la pena invertir nada en publicidad: se han limitado a colocarla en su catálogo y dejar que brillara por méritos propios. Puede gustar a espectadores interesadas por temáticas sociológicas, que conocieran el conflicto irlandés y sientan curiosidad por saber cómo lo vivían adolescentes sin gran interés por la política. Es una sit-com pero muy especial que no tiene nada que ver con las series que reciben esta catalogación en EEUU.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).