FICHA

Título original Trotsky
Título en España: Trotsky
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2018
Temática: histórica
Subgénero: biográfica
Resumen: Perfil extremadamente completo de Leiva Bronstein, más conocido como León Trotsky en su faceta humana y como revolucionario, desde su infancia hasta el momento en el que fue asesinado en México por orden de Stalin, su papel en la revolución de octubre y un estudio sobre su carácter y sus relaciones con los demás líderes de la revolución soviética: un estudio completo sobre el personaje
Actores: Konstantin Khabenskiy,  Mikhail Porechenkov,  Maksim Matveyev,  Yevgeni Stychkin, Orkhan Abulov,  Sergey Bezrukov,  Sergey Garmash,  Vladimir Matveev, Aleksandr Bargman,  Artyom Bystrov,  Igor Chernevich,  Anton Khabarov, Boris Khasanov,  Vitaliy Kovalenko,  Aleksandra Mareeva,  Anastasiya Meskova, Andrius Paulavicius,  Viktoriya Poltorak,  Denis Pyanov,  Denis Sinyavskiy, Mariya Skuratova,  Olga Sutulova,  Dmitriy Vorobyov,  Sergey Sosnovskiy,
Lo mejor: El guion aspira a dar una versión objetiva y convincente del personaje.
Lo peor: Algunos elementos puntuales no se corresponden con la realidad histórica.
Lo más curioso
: La serie ha sido la más premiada de la televisión rusa en 2018.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Netflix. Puede encontrarse en emule

Puntuación: 8,5

PROMO (en ruso, subtitulada en inglés)

PROMO

PROMO (en ruso)

PROMO (entrevista con el director)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

VER SERIE (en YouTube versión original)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (1tv, en ruso)

PÁGINA EN YOUTUBE

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre TROTSKY

Resulta completamente increíble que esta serie presentada por Netflix esté pasando completamente desapercibida y que decenas de series infinitamente peores sean promocionadas por la propia plataforma como si se tratara de verdaderas joyas. Trotsky es una serie que viene de Rusia, ha recibido todos los premios que pueden otorgarse en aquel gran país y que, de alguna forma, representa la interpretación que se da hoy a la personalidad del líder bolchevique. La serie nos habla también de aquellos años, de cómo eran los personajes que protagonizaron la revolución de Octubre y de las circunstancias personales que envolvieron al biografiado. Una serie, en definitiva, extremadamente interesante y pulcra a la que pueden perdonarse algunas desviaciones históricas en aras del relato dramatizado.

La serie es biográfica e histórica: nos presenta, mediante una serie de flashbacks la vida de Leiva Bronstein, intelectual judío y bolchevique más conocido como “Leon Trotsky”. Los flashbacks tienden a explicar, de una parte cómo los acontecimientos del pasado, de la infancia y de la juventud del personaje, influyeron en su vida futura y, de otro, como, en el ocaso de su vida, cuando se encontraba exiliado en México, cómo repasaba los hitos de su historia personal y de su trabajo político. Así pues, la serie nos da la triple posibilidad de conocer la vida de un revolucionario profesional, en su doble aspecto, íntimo y publico, que creía sobre todo en su misión y en que ésta estaba por encima de su vida y de la vida de cualquiera otro ruso, nos permite conocer, con relativa exactitud, cómo se produjeron los hechos que precipitaron la revolución de octubre y por qué evolucionaron en la medida en que lo hicieron y, finalmente, como Trotsky se veía a sí mismo y veía al resto de líderes soviéticos.

Se trata de una gran superproducción en la que los actores están perfectamente caracterizados, las situaciones históricas se reproducen con un elevado grado de rigurosidad, la ambientación es irreprochable y los diálogos están perfectamente articulados en función de la propuesta que nos ofrece: biografía, historia, psicología e interpretación de los hechos.

A algunos poco informados sobre lo que ocurrió en Rusia hace exactamente 100 años pueden sorprenderse de ver cómo Lenin es presentado casi como un pánfilo oportunista, Stalin como un simple atracador venido a más, se sorprenderán incluso de conocer cómo en torno a estos personajes gravitaba la figura de Parvus, una de las más desconocidas en Europa (y en la que la serie presenta como una especie de millonario manipulador, cuando, además de eso, colaboró con Trotsky en la elaboración de la teoría de la “revolución permanente”. Sorprenderá, igualmente, el papel otorgado a la “cuestión judía” (que existió, efectivamente) aun cuando se evita decir que no solamente Trotsky era judío, sino que la mayor parte de los cuadros bolcheviques y “comisarios del pueblo” lo eran también.

En cuanto a los errores históricos, quizás el más llamativo sea que Trotksy ignoraba que “Frank Jackson” (alias utilizado por Ramón Mercader, que finalmente, lo asesinó), el periodista que vino a entrevistarlo en México, era un agente stalinista, o que no fue él quien dio la orden de ejecutar a la familia real.

Lo mejor de la serie es, pues, el retrato psicológico del personaje y su engarce con otros dirigentes bolcheviques.  Una serie absolutamente recomendable que disfrutarán los amantes de la historia y en la que los personajes de los que han oído hablar se redimensionarán y adquirirán un rostro bastante próximo a la realidad. Para poder apreciar esta serie, naturalmente, hay que tener cierta curiosidad y sensibilidad histórica. Es, desde luego, una de las mejores series del año, y, sin duda, la mejor serie de carácter histórico. Puede verse en el catálogo de Netflix, bajarse a través de eMule o bien verse en versión original en YouTube.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).