FICHA

Título original Pequeñas coincidencias
Título en España: Pequeñas coincidencias
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2018
Temática: comedia
Subgénero: romántica
Resumen: Historias paralelas, entrecruzadas y convergentes de un hombre y una mujer que, por distintos motivos, buscan tener un hijo y una pareja con la que estabilizarse. Cada uno de ellos está rodeado de amigos y conocidos que, junto con el ambiente, de la España de estos momentos, componen un fresco desquiciado y esperpéntico
Actores: Javier Veiga,  Marta Hazas,  Alfonso Bassave,  Luis Fernández de Eribe, Juan Ibáñez Pérez,  Loles León,  Fele Martínez,  Kira Miró,  Mariano Peña, Ana Risueño,  Marta Torné,  Ana Iglesias,  Alicia Rubio,  Ricard Sales,  Unax Ugalde, Xosé A. Touriñán,  Tomás Pozzi,  Alosian Vivancos,  Álvaro Balas,  José Troncoso, Marta Castellote,  Juan López-Tagle,  Lucía Balas,
Lo mejor: La presentación de unos arquetipos que responden a la realidad de la sociedad española de 2018.
Lo peor: Lo cómico vence a lo romántico.
Lo más curioso
: Es la primera serie de TV producida por Amazon en España..
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Amazon Prime Video y Antena 3. Puede encontrarse en emule.

Puntuación: 7

PROMO

PROMO  

PROMO

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Amazón Prime Video)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Amazon Prime Video)

WEB OFICIAL (Atresmedia)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre PEQUEÑAS COINCIDENCIAS

Esta comedia romántica, elaborada al alimón por Amazon Prime Video y Atresmedia, finalmente, se ha quedado en más comedia que romántica, algo que hay que agradecer. En las series españolas, sean del tipo que sean hay ya excesivos amores y amoríos entre actores de moda. Y poco humor. En esta serie, ocurre justamente lo contrario: lo que se vende como comedia-romántica termina siendo una crítica a la sociedad española. Vale la pena verla, aunque solamente sea por eso.

La serie nos habla de un hombre joven todavía, pero camino de la madurez, ligón compulsivo que, bruscamente, empieza a tener visiones con una niña imaginaria que le dice que es su hija. En realidad, es su hija que no ha nacido todavía, pero que deberá nacer cuando encuentre a la mujer que se convierta en su madre. A partir de ese momento, empieza la búsqueda de esa presunta mujer ideal. Paralelamente, otra mujer de la misma edad y de similares características, se encuentra en la misma situación, sólo que ella tiene la visión de un niño imaginario. Los dos pasan por las mismas circunstancias, no terminan de lograr encontrar su media naranja e ignoran que están predestinados para una vida en común y para realizar su proyecto de paternidad. En varias ocasiones, los recorridos de ambos se entrecruzan, se superponen, tienen breves momentos en los que tienen levísimos roces… pero, ni el uno ni la otra advierten que están predestinados para formar una pareja convencional destinada a tener la “parejita”.

No todos los gags tienen gracias, pero sí todas las situaciones tienen un denominador común: la crítica a los distintos especímenes que recorren la sociedad española en estos momentos: el progre, el colgao, el deshinbidido, el fatuo, el superficial, el introspectivo, el newager, el ecologista, etc, etc, etc, en sus dos representaciones, masculina y femenina. La crítica resulta demoledora para nuestra sociedad y el diagnóstico perfecto: “aquí no se salva ni Dios”, tal es la consecuencia que el espectador puede recoger y que constituye una descripción que cualquier espectador con una mínima capacidad para observar el entorno, puede compartir.

Los dos protagonistas sobre los que se aguanta la serie son Marta Hazas y Javier Veiga. No es que tengan “química”, porque apenas coinciden, al menos en los primeros capítulos, pero si que, cada uno en su sexo, muestran convincentes cualidades interpretativas. Además de esta pareja, aparecen otros muchos actores suficientemente conocidos del medio televisivo y que contribuyen a realzar la serie.

Se ha comentado la calidad fotográfica de esta producción (que es bien visible), pero por nuestra parte destacaríamos como más notable, además de las actuaciones de los primeros espadas de la serie, el montaje que contribuye a atribuir a los sesenta minutos ritmo y agilidad narrativa.

Se trata de la primera producción de Amazon Prime Video realizada en España. Esta plataforma ha adoptado la misma fórmula que sus otros dos principales competidores (HBO y Netflix) que han desplazado parte de su producción a los países en los que pretende ampliar clientela. El resultado suele ser bueno. En esta ocasión, Amazon ha actuado al alimón con Atresmedia que ofrecerá la misma serie en abierto.

Pequeñas coincidencias es una seria simpática, entretenida, excepcionalmente crítica y que gustará a los amantes de las ironías, a los críticos ácidos de la sociedad española y a los que quieran reírse con eso. No todos los gags “funcionan” de la misma manera, pero el nivel medio resulta aceptable y la producción vale la pena verla. Podría haber sido mucho más efectiva de haber tenido un formato más propio de comedia: entre 20 y 30 minutos. Incluso sería más llevadera para el público. Pero, en cualquier caso, se trata de una serie que hará sonreír casi siempre e, incluso, en algunos momentos, reír a carcajadas.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).