FICHA

Título original Blood Drive
Título en España: Blood Drive
Temporadas: 1 (13 episodios)
Duración episodio: 43 minutos.
Año: 2017
Temática: terror
Subgénero: distopía
Resumen: Estamos en un mundo distópico no muy alejado.  La escasez de energía hace que existan motores cuyo combustible es la sangre y que se organicen carreras de estos modelos en los que la muerte del perdedor es el gran premio. Un antiguo policía se ve implicado en una de estas carreras e intenta sobrevivir como puede en medio de un mundo caníbal.
Actores: Alan Ritchson,  Christina Ochoa,  Thomas Dominique,  Marama Corlett, Colin Cunningham,  Darren Kent,  Andrew Morgado,  Sean Michael,  Carel Nel, Aidan Whytock,  Brandon Auret,  Andrew Hall,  Craig Jackson,  Jenny Stead, Paul Pieterse,  Gino Lee
Lo mejor: mantiene el nivel de interés en los trece episodios
Lo peor: tiene algunos episodios del tramo central en donde la temática empieza a cansar.
Lo más curioso
: El mismo día del estreno se cerró la posibilidad de una segunda temporada.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por XTRM y en Amazon Prime Video. Puede encontrarse en emule y comprarse en DVD

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (HBO)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Amazon Prime Video)

WEB OFICIAL (XTRM)

WEB OFICIAL (SyFy)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre BLOOD DRIVE

No es una serie para tomársela en serio. Tiene rasgos de comedia negra, elementos propios de la ciencia ficción, se une a la reivindicación del cine de terror setentero y nos sitúa, desde luego, en un mundo distópico, temporalmente situado en la vuelta de la esquina… anterior: en 1999. Así pues, se trata de una serie ante la que hay que colocar un punto y aparte y convenir que se trata, desde luego, de un producto original en su concepción, pero irregular en su desarrollo.

La primera sorpresa de la serie a la que accedemos a poco de pasar los créditos de apertura, es que estamos en un mundo en el que el petróleo escasea, prácticamente ya no hay gasolina para alimentar los motores, se ha convertido en un producto inaccesible por su precio… y, sin embargo, inexplicablemente, ruedan por las carretas algunos modelos que no parecen propiedad de potentados. Pronto sabemos que sus motores se alimentan con sangre humana. Tienen incorporado un sistema de trituración del cuerpo humano: basta con introducir un miembro, para que el triturador vaya tragando al cuerpo y un filtro decante hacia el depósito de carburante la preciosa sangre. Así se función en este mundo desolador poblado por caníbales amorales, serial-killers convertidos en empresarios del espectáculo y supervivientes que tratan por todos los medios de evitar aportar su octanaje a los motores o convertirse en hamburguesas descomunales.

El protagonista es un policía honesto y consciente de sus deberes, horrorizado por haber descubierto una red de criminales que organizan carreras de coches impulsados por sangre. Se ve abocado a participar en la carrera al lado de una chica más dura que el pedernal que precisa un compañero para participar. Ambos terminan formando un equipo de supervivientes en un mundo en el que la sangre, los higadillos y la muerte se han convertido en el pan de cada día. Hay que decir que el resorte que impulsa a la protagonista a participar en la carrera son los 10 millones de dólares de recompensa. El riesgo es que, o ganas, o mueres.

Como puede comprobarse, los presupuestos del guion son bastante surrealistas, a la par que imaginativos. El resultado tiene altibajos, no siempre provoca el miedo o la ironía que pretende, pero, en términos generales, lo desmadrado del asunto lo convierte en una serie enganchosa, especialmente para un público joven o para amantes del cine gore.

Es una de esas series que pasan desapercibidas (ni siquiera la hemos encontrado en BitTorrent), pero que puede convertirse, a la vuelta de unos años, en serie de culto. Está pensada para ello. Los muy cinéfilos atribuyen a esta serie el género llamado “grindhouse” que une películas de explotación de serie B, elaboradas rutinariamente, con temas que reúnen elementos de violencia, sexo salvaje, vintage, sadismo y obsolescencia urbana.

De los actores cabe destacar que la protagonista femenina es la española Cristina Ochoa, “Grace d’Argento”. La Ochoa es, como sugiere su apellido, sobrina nieta del Premio Nobel Severo Ochoa y en esta ocasión ha dejado su actividad habitual como “comunicadora científica”, por el papel protagonista de chica explosiva y desinhibida que seduce para alimentar con galones de combustible el insaciable motor de su vehículo. A nadie se le escapa que su apellido en la serie constituye un guiño al maestro del terror italiano Darío Argento.

La serie no es, desde luego, para el público en general. La efusión de sangre y vísceras, la crudeza de algunos asesinatos o la voracidad de los motores, no están concebidos para caracteres sensibles. Pero sí es una serie a la que hay que reconocer originalidad, e incluso, excepcionalidad. Fue estrenada en EEUU por el canal SyFy, generando diversidad de opiniones, pero con una cierta mayoría que la aceptó de buen grado. En España llegó, inicialmente, de la mano del canal XTRM y actualmente está en el catálogo de Amazon Prime Video.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

Anuncios