FICHA

Título original Kriger
Título en España: El combatiente
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 45 minutos (aprox.)
Año: 2018
Temática: drama policial
Subgénero: thriller
Resumen: Una unidad del ejército danés destacada en Afganisán sufre una emboscada y pierde a uno de sus hombres. El responsable de esa unidad, de regreso a casa, se siente comprometido con la viuda, policía de Copenhague, y decide infiltrarse en una banda de moteros para encontrar pruebas sobre el tráfico de drogas. A partir de ahí se ve atrapado en una trama de la que no puede escapar.
Actores: Dar Salim,  Danica Curcic,  Lars Ranthe,  Jakob Oftebro,  Søren Malling,  Marco Ilsø, Kenneth M. Christensen,  Kasper Leisner,  Nicolai Jandorf Klok,  Natalie Madueño, Rudi Köhnke,  Omar Shargawi, Benjamin Kitter,  Andrea Vagn Jensen, Olaf Johannessen,  Nicolas Bro,  Henrik Noél Olesen,  Rafael Edholm,  Lars Simonsen, Michael Brostrup,  Lars Thomsen,  Christoffer Svane,  Kristian Nielsen, Malene Beltoft Olsen,  Adam Brix,  Diem Camille Gbogou,  Stefan Mølholt
Lo mejor: Dar Salim, secundario en otras series, logra un aceptable papel protagonista.
Lo peor: Es demasiado parecida a muchas series norteamericanas.
Lo más curioso
: El director, Christopher Boe, ha estrenado en octubre de 2018, la cuarta entrega de Los Casos del Departamento Q, Expediente 64..
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Netflix. Puede encontrarse en emule.

Puntuación: 7

PROMO (VOSE)

PROMO (en danés)

PROMO (subtitulado en inglés)

PROMO (en danés subtitulado en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (TV2, en danés)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre EL COMBATIENTE

Hasta ahora, el cine nórdico y, especialmente, lo que se suele conocer como “nordik noir” tenía vida propia. No imitaba a nadie: se le imitaba. Esto obligaba a que con frecuencia se realizaran adaptaciones en Hollywood, para uso y disfrute del pueblo norteamericano. Salvo El Puente, que igualaba la tensión de Bron/Bröen, tales copias habían tenido un interés mucho menor o, incluso, ser simples pifias (Feed the beast adaptación de Bankerot, sin ir más lejos). Con El Combatiente, lo que tenemos es una serie danesa que, preocupantemente, sigue las pautas de las series norteamericanas. Esto puede ser indicativo de tres cosas: que Hollywood sigue marcando la pauta en el mundo de las series, que los nórdicos quieren superar las barreras a la exportación que supone seguir una vía narrativa propia, o bien, que se trata de un producto que ha salido así, pero que no evidencia ninguna nueva orientación del mundo de las series en aquellas latitudes. Cualquiera puede ser buena.

La serie empieza con lo que empiezan tantas series norteamericanas: un combatiente de la guerra de Afganistán, incluido en el contingente danés, regresa a casa. Allí ha sido oficial responsable de una unidad de primera línea que, poco antes del retorno, ha sufrido una emboscada perdiendo a uno de sus hombres. Al regresar, este oficial va a ver a la viuda, policía de Copenhague y se siente obligado hacia ella. Esta y su unidad se encuentran investigando a una banda moteros relacionados con la mafia italiana y de la que sospechan que mueve la cocaína en la capital danesa. Para obtener pruebas precisan introducir a alguien en la banda, pero no disponen de nadie con capacidad y que sea completamente desconocido por los delincuentes, así que la viuda le pide al excombatiente que se infiltre él en la banda, algo que logra sin excesivas dificultades. Pero una vez dentro, se acumulan los problemas, especialmente porque no todos los directivos de la policía están de acuerdo en la operación.

El contingente danés en Afganistán fue pequeño, pero ha dado para varias series. No insisten tanto en el “trastorno de estrés post traumático” que parece perseguir a los ex combatientes norteamericanos, pero hacen amago de ello: como el protagonista de esta serie, una parte de su corazón se ha quedado en Afganistán y todo su vida futura estará marcada por lo que ha hecho en aquellos meses. Es una historia más norteamericana que danesa. Otro tanto ocurre con la banda de moteros que, inevitablemente, recuerda a Sons of Anarchy o a su fotocopia reducida, Mayans No da la sensación de que Dinamarca sea un país particularmente proclive para este tipo de bandas. Estos dos elementos, unidos al hecho de que la acción es trepidante y se prioriza por encima de las localizaciones y la fotografía, hace de esta serie, “la más norteamericana” de las series danesas producidos en el último lustro.

Esto no implica que la serie sea mala, pesada o aburrida. De hecho, es todo lo contrario, se muestra coherente en su guionización, extraordinaria en su casting y previsible en su desenlace. Es de esas series que le dejan a uno satisfecho, pero que no resultan memorables y que se olvidan pronto. De hecho, se ha realizado, a lo que parece, como un producto rutinario que ha llegado a España a principios de noviembre de 2018 sin ningún tipo de publicidad por parte de la plataforma que la emite, Netflix, y cuyos promotores daneses tampoco se han tomado mucha molestia en promocionar en redes sociales. Su protagonista es Dar Salim, un actor que ya conocemos, secundario en Borgen, presente en Juego de Tronos, en la serie American Odissey y en Bajo la Superficie. Aparecen también otros rostros conocidos de la escena danesa, en particular, ocupando un papel secundario, Nicolas Bro (Mammon, Bankerot, Forbrydelsen, 1864, etc, etc.)  y Soren Malling, que ha ganado unos kilos de mas desde que lo vimos en Forbrydelsen, Borgen, Wallander o 1864.

La serie no es completamente convincente por la extrapolación de elementos procedentes de Hollywood, poco creíbles en Dinamarca, pero, al menos, resulta entretenida y, aunque esté por detrás de otras muchas series pertenecientes al “nordic noir”, lo cierto es que no aburre, ni tampoco exige mucho de nuestro tiempo.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

Anuncios