FICHA

Título original Arde Madrid
Título en España: Arde Madrid
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 25 minutos.
Año: 2018
Temática: Comedia
Subgénero: Drama
Resumen: La Sección Femenina envía a una de sus afiliadas de confianza como empleada de hogar en el domicilio de Ava Gardner, la actriz norteamericana, para que esté atenta a sus relaciones y si tiene contactos con miembros de la oposición. Al mismo tiempo le presentan al miembro de la picaresca madrileña de la época que deberá hacerse pasar por su marido y está cubierto de deudas.
Actores: Inma Cuesta, Paco León, Debi Mazar, Anna Castillo, Julián Villagrán, Carmen Machi, Osmar Nuñez, Silvia Tortosa, Fabiana García Lago, Mariola Fuentes, Manolo Solo, Elena Furiase, Eugenia Martínez de Irujo, Carmina Barrios, Julieta Serrano, Craig Stevenson, Ken Appledorn, Daniel Ibañez
Lo mejor: Paco León por su trabajo como actor, guionista y director.
Lo peor: La negativa de Mediaset y de Netflix a asumir esta serie que finalmente será emitida por Movistar+.
Lo más curioso
: Que solamente sean ocho episodios.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Movistar+ a partir del 8 de noviembre de 2018.

Puntuación: 8,5

PROMO

PROMO  

PROMO

PROMO (SOBRE Devi Mazar

PROMO (making off)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar+)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (FMovistar+)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre ARDE MADRID

Cuando se realiza la crítica a una serie habiendo visto solamente la mitad de la misma en la premiere, se corre el riesgo de que, en buena lógica, solamente se puede afinar en un 50%. Será a partir del 8 de noviembre, cuando Movistar+ estrene esta serie cuando el público y nosotros mismos estaremos en condiciones de valorarla en su integridad. De todas formas, hay series que resultan decepcionantes desde el primer capítulo, otras empiezan a serlo en su tramo central y hay otras que suscitan esperanzas y que llegan a su ecuador dando una excelente impresión: Arde Madrid pertenece a estas últimas.

Lo ocurrido en Madrid hace ya más de medio siglo, y que nos cuenta esta serie, pertenece a la pequeña historia del cine y al anecdotario del franquismo. En efecto, Ava Gardner, harta de Hollywood y perseguida por la prensa, se establece en España. Primero reside en un casoplón en La Moraleja y luego se traslada al centro de la capital en El Viso (Chamartín) en donde tiene como vecino al General Perón en el exilio que acaba de contraer matrimonio con su nueva esposa. La búsqueda del anonimato, motivo por el que decidió establecerse en Madrid, pronto se convirtió en una sucesión de escándalos y desmadres que, por una parte, envejecieron notablemente a la actriz y por otra situarían su carrera cuesta abajo (las películas que filmó en su periplo español fueron de inferior calidad) y, para colmo, en 1968 optó por abandonar España por problemas fiscales.

Pues bien, la serie creada por Paco León y Anna R. Costa, recrea la estancia de la Gardner y su séquito en Chamartín. La estancia de la actriz en España es una excusa para pintar la situación que vivía nuestro país en esa época: a un lado, la aristocracia, los toreros y el mundo de la “dolce vita” a la española (tablaos flamencos, corridas de toros, guateques nocturnos, salas de fiesta), al otro un pueblo que estaba saliendo del subdesarrollo, pero que en algunos terrenos aun no se había puesto al día, especialmente en materia sexual… lo que contrastaba con el carácter desinhibido y provocador de Ava Gardner.

En esas circunstancias, una instructora de la Sección Femenina del Movimiento (Inma Cuesta), es enviada por sus superiores como asistenta de la actriz (Debi Mazar). Además de realizar sus funciones propias deberá informar sobre todo lo que ocurre en aquel lujoso pisazo. Tiene tres problemas: el primero, su cojera resultado de una de las habituales poliomielitis de la época, el segundo ser una completa analfabeta sexual y, finalmente, el que le endosaran como marido accidental a “Manolo” (Paco León, por cierto, agradecemos haya mejorado su vocalización) que ejercerá las funciones de chófer de la actriz. Pero “Manolo”, es un personaje sacado de la tradicional picaresca española: endeudado, aventurero, vividor, buen conocedor del Madrid frívolo, en contacto con los tablaos y el gitaneo de la época, generará las situaciones más abracadabrantes que pueda pensarse en su intento de salir indemne de los muchos líos en los que está metido.

Hasta aquí la temática de la serie. Vayamos ahora a la valoración de sus elementos constitutivos: la fotografía en blanco y negro remite a aquella España de los años del desarrollo, que, a pesar de ver como año tras año se elevaba asindóticamente su PIB, seguía todavía con una moral sexual propia del Concilio de Trento. La renuncia a utilizar el color ha sido uno de los elementos que han “impreso carácter” en esta serie. En segundo lugar, el casting y las caracterizaciones de los personajes han contribuido a aumentar la credibilidad de la serie: no sólo nos entretiene, sino que además creemos en lo que vemos (seguramente porque el fondo de lo que narra no está muy lejos de la realidad). La fotografía contribuye a aumentar esa sensación sobre la base de un guion que consigue su propósito: transmitirnos lo que supuso la llegada de un huracán formado por la combinación explosiva entre sexo, alcohol y rock, a una balsa de aceite en la que dominaba el conservadurismo en las costumbres, lo pacato y los últimos coletazos del subdesarrollo. La duración de cada episodio, inferior a media hora, contribuye a que la serie se consuma con facilidad, no canse en ningún momento, no baje el nivel de entretenimiento y nos sirve como repaso de lo que fue el Madrid de finales de los 50 y principios de los 60.

Los promotores de la serie peregrinaron primero por Mediaset, luego por Netflix hasta que en Movistar les abrieron las puertas. Serie que garantiza en las menos de cuatro horas que dura en conjunto, unos buenos momentos. Para algunos será un ejercicio de nostalgia. Para otros les dirá cómo era el mundo de papá o del abuelo. Está concebida para hacer pasar buenos momentos. Y logra su propósito.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

Anuncios