FICHA

Título original The Last O.G.
Título en España: The last original ganster
Temporadas: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 22 minutos.
Año: 2018
Temática: comedia
Subgénero: étnico
Resumen: Un pequeño traficante afroamericano de Brooklyn pasa quince años en la cárcel sin tener noticias de su mujer. Cuando sale, su barrio ha cambiado completamente. Entonces se entera de que su esposa tuvo un par de gemelos que son sus hijos. Él vive en un piso con otros ex convictos, mientras ella hace todo lo posible por mantenerse alejada.
Actores: Tracy Morgan, Tiffany Haddish, Cedric the Entertainer, Allen Maldonado, Ryan Gaul,Taylor Mosby, Dante Hoagland, Joel Garland, Gino Vento
Lo mejor: el trabajo del protagonista de la serie, Tracy Morgan.
Lo peor: ligeramente deslavazada y con altibajos en los gags humorísticos .
Lo más curioso
: se ha renovado para una segunda temporada.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por TNT. Puede encontrarse en emule y en BitTorrent.

Puntuación: 7,5

PROMO (en inglés)

PROMO  (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar+)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (TBS, en inglés)

WEB OFICIAL (TNT, en castellano)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre THE LAST ORIGINAL GANSTER

John Carcieri y Jordan Peele hacen “buena pareja”. A ambos les cabe el honor de haber creado esta divertida y entretenida comedia étnica que recupera algunos clichés que se suelen atribuir al afromaericano, si bien con unas connotaciones positivas. La serie está blindada de las críticas porque, teniendo el primero apellido italiano, el segundo es hijo de padre negro y madre blanca. De haber sido ambos guionistas blancos o anglosajones, la serie hubiera podido ser tachada de racista y usar y abusar del cliché y de la forma de hablar con el que habitualmente se ironiza sobre los afroamericanos. El resultado de la combinación entre ambos guionistas es una entretenida y muy divertida serie, sin prejuicios, ni facturas a la corrección política que, además, es tiene un mensaje globalmente positivo.

El protagonista es un tipo encantador, nacido y criado en Brooklyn que desde muy joven ha alternado una afición, el cocinar para sus seres queridos, y un oficio poco recomendable: el de camello de barrio. Al final, por la delación de un compañero, cae preso justo cuando su mujer ha quedado embarazada de mellizos. Durante los quince años que permanece en la cárcel, hace el firme propósito de reinsertarse en la sociedad y no meterse en líos: en la cárcel se ha convertido en un tipo popular gracias a su habilidad en los fogones. Así que, nada más salir, va a parar a un piso en el que viven otros ex convictos (y cuya convivencia genera las situaciones más cómicas de la serie).

Su mujer, que durante todo este tiempo no ha querido saber nada de él, se ha reciclado en la ayuda humanitaria a las gentes de color. Bruscamente, al intentar encontrarse con ella, el protagonista se entera de que su ex compañera se ha casado con un “blanquito”, pero que tiene dos hijos que se le parecen a él físicamente, así que, por la edad, deduce que son hijos suyos. Su mujer le advierte que no se acerque a sus hijos y que busque trabajo, lo que, efectivamente hace y obtiene, finalmente, gracias al compañero que quince años antes había ocasionado su detención y al que él no había delatado. Pero lo que más le sorprende es que Brooklyn en esos quince años ha cambiado extraordinariamente y la comunidad afroamericana ya no es como él la recordaba.

A partir de estos presupuestos, los dos protagonistas (interpretados por Tracy Morgan y Tiffany Haddish) inician una divertida y tormentosa relación. Él muestra una sincera y enérgica actitud de convertirse en un hombre trabajador, alejado del universo de la delincuencia, aspirando a dar ejemplo a sus hijos, recuperar la estima de su mujer y poder llevar adelante una vida tranquila y relajada.

La serie tiene un alto nivel de comicidad. No es propiamente una comedia de situación, pero se aproxima: tanto por el espacio reducido en el que conviven los ex convictos y por los frecuentes roces, polémicas y discusiones entre ellos -en algunos diálogos en el interior de ese piso se producen los mayores niveles de comicidad- y por la relación entre los dos miembros de la pareja: él con su sincero propósito de ser un hombre respetable y ella con su absoluta desconfianza hacia la posibilidad de que pueda alcanzar este objetivo.

La serie nos muestra el pequeño mundo del negro afroamericano en su versión neoyorkina. No es una de esas series protagonizadas por un abogado o un profesional de color de clase media, sino el de un “negrata” (y utilizamos la palabra que se repite en muchas ocasiones en la serie) que ha pasado por el universo carcelario y aspira a progresar socialmente y llevar una vida respetable.

Vale la pena mencionar, lo ingenioso de algunos diálogos y el buen hacer de los dos protagonistas, especialmente de Tracy Morgan, cómico, comediante, monologuista norteamericano, muy conocido en los EEUU, en donde la serie ha tenido altos niveles de aceptación popular.

En España es emitida por TNT que puede verse a través de Movistar+, Vodafone, OrangeTV, etc. Recomendable para los que quieran pasar unos buenos momentos, riendo, sonriendo y, de tanto en tanto, partiéndose de risa con esta comedia que, en la práctica, puede ser definida como “comedia étnica”, sin prejuicios. Deja muy buen sabor de boca y una excelente impresión.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

Anuncios