FICHA

Título original The Purge
Título en España: The Purge (en Iberoamérica La noche de la expiación)
Temporadas: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 45 minutos (aprox.).
Año: 2018
Temática: Thriller
Subgénero: Terror
Resumen: Se ha producido una revolución palaciega en los EEUU y el nuevo poder ha “refundado” el país. Dada la situación de deterioro social y del orden público, ha decidido conceder a la delincuencia doce horas al año en donde ningún delito será penado. Por distintas circunstancias una serie de personajes de la historia se ven obligados a pasar esa noche fuera de sus domicilios habituales e intentarán sobrevivir a la oleada de salvajismo.
Actores: Gabriel Chavarria, Jessica Garza, Amanda Warren, Colin Woodell, Lili Simmons, Hannah Emily Anderson, Sabrina Gennarino, Lee Tergesen, William Baldwin, Fiona Dourif, Reed Diamond, Jessica Miesel, Paulina Gálvez, Alyshia Ochse, Andrea Frankle, David Kency, Emmanuelle Nadeau, Jannette Sepwa, Sean Boyd
Lo mejor: Sobresaltos y sustos en los momentos más inesperados.
Lo peor: Los presupuestos de partida completamente absurdos.
Lo más curioso
: Es la traslación a la paqueña pantalla de la franquicia de largometrajes del mismo título.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Antena 3 y por Amazon Prime Video. Puede encontrarse en eMule, BitTorrent y en youTube en versión original

Puntuación: 6

PROMO

PROMO  

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Antena 3)

VER SERIE (Amazon Prime Video)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Antena 3)

WEB OFICIAL (USA, en inglés)

Comprarlo en Amazon (la serie no está a la venta; el enlace es para los tres largometrajes)

Lo menos que puede decirse sobre THE PURGE

Un punto de partida absurdo no es la mejor garantía para una buena serie y si, además, ésta es la traslación al plasma de una franquicia de películas de dudosa calidad, el resultado no puede ser más discreto por mucho que se esfuercen todos los que han participado en el proyecto. Esto es lo que le ocurre con The Purge (en algunos países iberoamericanos llamada, con mucho más criterio, La noche de la expiación).

Se da por sabido que el espectador ha oído hablar o ha visto los tres largometrajes de la franquicia. Sabrá, por tanto, que el gobierno de los EEUU ha caído en manos de un partido “populista y totalitario” (inevitable pensar en la presidencia de Donald Trump, primer error) que ha “refundado” los EEUU. Los “viejos padres fundadores” del período de la independencia y de la guerra contra Inglaterra, ya han quedado atrás, los “nuevos padres fundadores” son los que reciben un culto idolátrico y, claro está, se han negado a dar más subvenciones a los pobres… pero, les han ofrecido una alternativa: durante 12 horas al año nada de lo que hagan será considerado delito y podrán incluso utilizar armas de fuego de “clase 4” (pistolas, revólveres, rifles y fusiles de asalto). La policía se retirará a sus comisarías o a defender sus propios hogares y, al día siguiente, los supervivientes, tan contentos, celebrarán el nuevo orden traído por los “nuevos padres fundadores”. Pero, durante las 12 horas que dura “la purga”, cada uno que no pertenezca al bando de los psicópatas, asesinos, criminales y bandidos a los que se les da vía libre, deberá de preocuparse por la defensa de su patrimonio, de su vida y de los suyos.

La serie, a través de diez capítulos, nos cuenta la historia de una serie de personajes que, por distintos motivos se ven obligados esa noche a permanecer fuera de sus hogares y, por tanto, expuestos a las violencias de las bandas de delincuentes.

Por si todos estos presupuestos no fueran suficientemente absurdos, por medio anda una secta religiosa de simples colgaos que buscan el martirio para redimir a los malvados, ofrecerse como víctimas y alcanzar la dicha y la felicidad en un problemático más allá. Y luego, una parejita que intenta promocionar su ONG en una fiesta de millonarios. Y, por supuesto, el marine que anda por las calles buscando a un familiar y reparte estopa a diestro y siniestro. Eso es todo: violencia, un poco más de violencia y, luego, en cada capítulo, sustos y sorpresas que, inevitablemente, conducen a más y más violencia.

Así pues que los espectadores no esperen nada nuevo de los diez capítulos de esta serie, apenas una continuación de las tres películas de las que se compone la franquicia. No hay en ella ni actores particularmente conocidos, ni fotografía que resulte espectacular por algún motivo. Casi todos transcurre entre la oscuridad de la noche y, por supuesto, el que quiera ver un trasfondo “político” o un “interés social”, crea que verá una distopía que ocurra probablemente en el futuro, se equivoca. Ni Trump está demostrando ser un “nuevo padre fundador” y cualquier parecido de esta película con alguna parte de la realidad, es pura ficción.

Lo que sí es cierto, es que los EEUU no viven en estos momentos -no de ahora, sino desde la segunda mitad de los años noventa- su mejor momento. Para muchos, cada noche es la “noche de la purga” porque, cada vez son más los focos de violencia que han arraigado en los EEUU. No es que esperan una noche al año para liberar su odio, su ira y su agresividad… es que lo hacen cada día. El que en EEUU existan más de 2.000.000 de presos en las cárceles y que la muerte por arma de fuego sea la causa más habitual de muerte de afroamericanos menos de 30 años, indica el Estado de descomposición del orden público en aquel país.

Si la serie de largometrajes era irregular y poco convincente, también esta característica se ha trasladado a la serie que ha pasado por España sin pena ni gloria por Antena 3 y por Amazon Primer Video. Solamente recomendable para quienes les gustaron los largometrajes de la franquicia o para los que, en un momento dado, sientan mono de cine de acción, sangre y violencia.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

Anuncios