FICHA

Título original Jack Ryan
Título en España: Jack Ryan
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2018
Temática: Acción
Subgénero: Terrorismo
Resumen: Un analista de la CIA descubre un patrón que permite localizar transacciones económicas que corresponden a la preparación de acciones antiterroristas, eso permite localizar una nueva organización yihadista que prepara un atentado de gran envergadura en el territorio de los EEUU
Actores: John Krasinski, Abbie Cornish, Wendell Pierce, Ali Suliman, Emmanuelle Lussier Martinez, Dina Shihabi, Karim Zein, Nadia Affolter, Jordi Mollà, Arpy Ayvazian, Adam Bernett, Amir El-Masry, Goran Kostic, Eileen Li, Mena Massoud, Victoria Sanchez, Marie-Josée Croze, John Hoogenakker, Zarif Kabier, Kevin Kent, Brittany Drisdelle, Shailene Garnett, Matt McCoy, Maxime Robin, Jonathan Bailey, Jamil Khoury, Stéphane Krau, Al Sapienza, Kareem Tristan Alleyne, Ron Canada, Michael Gaston, Matthew Kabwe, Kaan Urgancioglu, Numan Acar, Mehdi Aissaoui
Lo mejor: Krasinski da la talla al protagonista “Jack Ryan”.
Lo peor: Guión muy habitual en este tipo de películas y en los últimos tiempos.
Lo más curioso
: El personaje está basado en las novelas de Tom Clancy.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Amazon Prime Video. Puede encontrarse en emule y en bitTorrent en versión original

Puntuación: 7,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Amazon Prime Video)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Amazon Prime Video)

WEB OFICIAL (HBO)

Comprarlo en Amazon (sólo música)

Lo menos que puede decirse sobre JACK RYAN

El catálogo de Amazon Prime Video tenía hasta ahora unas pocas exclusivas que justificaban (además de ser el abono más barato a una plataforma de streamming) conectarse a él. Durante mucho tiempo, la única serie que verdaderamente era exclusiva, fue El hombre en el castillo, pero en 2018, la plataforma aspira a competir con las otras dos grandes (Netflix y HABO y dejar atrás a la más sofisticada Filmin apta para un público exigente, cinéfilo y seriéfilo). Pero con la incorporación de esta serie, Jack Ryan, Amazon se ha apuntado un punto notable.

El personaje del hombre de la CIA ha sido llevado muchas veces al cine y encarnado por Harrison Ford en Juego de patriotas (1992) y Peligro inminente (1994), Ben Affleck en Pánico nuclear (2002), Chris Pine en Jack Ryan: Operación Sombra (2014) y, por primera vez Alec Baldwin le prestó el rostro en La caza del Octubre Rojo (1990). Así que, cuando se decidió basar una serie de televisión en el personaje de Tom Clancy, era preciso encontrar un actor que diera la talla. Se presentó al castin John Krasinki, cuyo rostro remitía directamente a la serie The Office, comedia de situación que no parecía el registro más adecuado para la nueva serie.

Tras The Office, Krasinki había aparecido en largometrajes de poco interés como secundario. Diez años eran lo suficiente como para que el público hubiera diluido su recuerdo de la aparición en aquella hilarante serie, en donde, por lo demás, encarnaba al personaje más “normal”, menos neurótico y en absoluto enloquecido. Las pruebas resultaron positivas y, Krasinski ha encarnado a uno de los mejores “Jack Ryan” que se haya filmado. De hecho, es el valor más sólido de la serie.

La serie con cuenta la historia de un analista de la CIA especializado en localizar transacciones económicas por parte de organizaciones terroristas. El primer día en el que se incorpora al trabajo su nuevo jefe, como Director de Operaciones de la CIA, tiene un encontronazo con él y parece que éste albergue hostilidad hacia las sugerencias de su subordinado que, en el fondo, no es más que un analista con poco recorrido en la agencia. Éste le comunica que ha desarrollado un algoritmo para localizar transacciones económicas sospechosas y que le ha llevado a considerar que una envío de 9.000.000 de dólares realizada en un banco de Oriente Medio, tiene todas las huellas de encubrir alguna acción terrorista, como, de hecho, así es. La maquinaria de la CIA se pone en marcha y logran detener al director de una sucursal bancaria y a la persona que lo acompaña (que se declara guardaespaldas del primero) pero que, en realidad, es el peligroso terrorista que están buscando. Ryan y su jefe llegan a la cárcel clandestina en Oriente Medio para interrogar a los detenidos y allí son atacados por los que pretenden liberar al que es jefe de una nueva y más peligrosa Al Qaeda.

Las escenas de persecución, los ataques, y las tomas de acción, los efectos especiales de bombardeos por ordenador o de destrucciones, abundan e imprimen a cada episodio un ritmo que parece, en ocasiones, descontrolado y excesivo. En lo que se refiere al guion tiene los giros inesperados que, habitualmente, caracterizan las novelas de Clancy con “Jack Ryan” como protagonista, pero no difieren mucha de cualquiera de las muchas series que, desde 24, insisten en la temática del terrorismo internacional. De haber elegido a otro protagonista, esta serie sería irrelevante y pasaría por ser una deriva clónica de 24, una fruto más de un árbol caracterizado por productos menores, reiterativos en donde el terrorismo islámico ocupa el papel que desempeñan los nazis con la misma asiduidad: los malos, malvados, odiosos y criminales terroristas, lado oscuro, de los héroes impolutos, salvadores de la humanidad y gentes de bien…

Pero Krasinsky salva la serie, le da entidad, hace creíble el personaje y nos obliga a deslizarnos episodio por episodio, atentos a lo que vemos en la pantalla. Es lo que se pretende en el mundo de las series: que haya algo que nos atraiga y termine enganchándonos.

Serie adaptada para habituales del género de acción y espionaje. Serie para los que crean que el mundo está compuesto por los “buenos” a un lado y los “malos” a otro. Serie de acción que se ve rápida y deja moderadamente satisfecho.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

Anuncios