FICHA

Título original Shades of blue
Título en España: Shades of blue
Temporadas: 3 (33 episodios)
Duración episodio: 42 minutos.
Año: 2016-2018
Temática: Drama
Subgénero: Policíaco
Resumen: Una unidad de la policía de Nueva York está completamente corrompida, pero es localizada por el FBI e investigada por Asuntos Internos. Una de sus miembros, madre soltera y con una hija adolescente, acepta colaborar en la investigación traicionando a los que, hasta ese momento, habían depositado confianza en ella.
Actores: Jennifer Lopez, Ray Liotta, Drea de Matteo, Hampton Fluker, Warren Kole, Vincent Laresca, Dayo Okeniyi, Sarah Jeffery, Santino Fontana, Lolita Davidovich, Mark Deklin, Annie Chang, Dean Geyer
Lo mejor: La pareja Ray Liotta – Jennifer López
Lo peor: Demasiado parecida a Shield.
Lo más curioso
: La serie se ha rodado íntegramente en Nueva York y con pocos cambios en las tres temporadas.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Calle 13. Puede encontrarse en eMule y en BitTorrent y comprarse en DVD.

Puntuación: 7,5

PROMO (1ª temporada, en inglés)

PROMO (2ª temporada, en inglés)  

PROMO (3ª temporada, en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Calle 13)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Calle 13)

WEB OFICIAL (NBC, en inglés)

Comprarlo en Amazon (1ª temporada)

Lo menos que puede decirse sobre SHADES OF BLUE

Quizás, hasta ahora, el éxito de Jennifer López se ha basado en que todos sus personajes han sido diferentes a los habituales en los EEUU: suele encarnar personajes llorones, románticos, sencillos que contrastan con la independencia habitual en los personajes femeninos norteamericanos. En esta ocasión la vemos en un rol inédito: policía lo bastante dura como para enmascarar metidas de pata de su compañero y acompañar a su jefe hasta el abismo de la corrupción… aunque, también queda algo de la Jennifer López de toda la vida que es, al mismo tiempo, madre soltera, con alguna recaída romántica. Pero hay que reconocer que lo mejor de esta serie es la combinación entre la López y Ray Liotta a quién le ha correspondido asumir el rol de corrupto, y al mismo tiempo paternal con su gente.

Calle 13 ha estrenado la tercera temporada de esta serie el 12 de septiembre. Será la última, porque ya resultaba imposible evitar que los personajes salieran malparados de sus entuertos con el FBI y el departamento de Asuntos Internos de la policía de Nueva York. Porque de eso va la trama: una unidad de policía, dirigida por “Matt Wozniak” (Ray Liotta) se ha ido deslizando por la pendiente de la corrupción. Son policías eficientes en su trabajo, enemigos de que la delincuencia esté presente en las calles, pero suelen actuar contundentemente contra ella -esto es, al margen de la constitución- y, para colmo, cobran rackett de protección a tenderos y camellos, convertidos, como es habitual, en chivatillos y no dudan en embarcarse en golpes de varios millones de dólares si eso contribuye a asegurarse su retiro.

La miembro del grupo más próxima al “jafe Wozniak” es la “inspectora Harlee Santos” (Jennifer López), madre soltera con una hija adolescente que se da cuenta de casi todo. Es rápida en sus reacciones, audaz en su cometido y no parece tener excesivos escrúpulos a la hora de enmascarar metidas de pata de sus compañeros o ser ella la que recaude las coimas cobradas a camellos. Pero, en una de estas aventuras, resulta detenida por el FBI y, ante la posibilidad de pasar en cárcel los mejores años de la vida de su hija, decide colaborar con el FBI.

Sobre estos presupuestos iniciales, se articula una trama que recuerda extraordinariamente a la que hace una década nos emocionó a todos: la serie Shield protagonizada por el implacable “Vick McKey” y su atrabiliario grupo de policías igualmente corruptos. De todas formas, a pesar de que Shades of blue (cuya traducción, a todo esto, es “sombras de azul”) resulta entretenida, ágil, bien realizada, con instantes trepidantes, ritmo endiablado y un fenomenal mano a mano López-Liotta.

Quizás esta serie no aporte grandes innovaciones a la temática policiaca ni en el mundo de los thrillers, más o menos próximos al género negro, pero, en cualquier caso, la serie “funciona” y logra un aceptable nivel de adicción en medio de un mundo de productos irrelevantes, protagonizados por actores no menos irrelevantes, y que parecen fabricadas en serie. Inútil decir que buena parte del atractivo de esta serie se centra en las dos columnas de la misma, el aludido dúo de conocidos actores. Quizás otros actores menos relevantes, habrían conseguido que esta serie pasara completamente desapercibida, pero Liotta-López la convierten en adictiva. Resulta inevitable recordar que Jennifer López nunca ha sido una actriz extraordinaria, pero en esta ocasión su interpretación es de mucha mejor calidad y más convincente. Por su parte, Liotta, habitual de papeles de tipo siniestro, cruel y degenerado, ha ganado aun más intensidad con la edad.

Serie para habituales de las series policíacas y, mucho más, para los que, además, sean admiradores de alguno de los dos protagonistas. Si le gustó Shield hace diez años, esta serie le sonará de algo.

(SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS).

 

Anuncios