FICHA

Título original: Free Mortgage
Título en España: Libre de Hipotecas
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2018
Temática: Documentales
Subgénero: Construcción
Resumen: La vivienda se ha vuelto un producto de lujo en el Reino Unido y muchos no están dispuestos a endeudarse durante 35 años para pagar una hipoteca desmesurada y buscan alternativas muy diversas. Este documental nos muestra algunos casos de gente de todas las edades que intenta, por todos los medios y utilizando el recurso de su imaginación, iniciativas y métodos para liberarse de las hipoteca.
Actores: presentado por Sarah Beeny, especialista en bienes raíces
Lo mejor: Algunas de las alternativas son particularmente interesantes y viables.
Lo peor: En otras ocasiones estamos ante barraquismo encubierto.
Lo más curioso
: serie producida por Netflix estrenada en septiembre de 2018.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por Netflix.

Puntuación: 7

PROMO (entrevista con la presentadora, en inglés)

PROMO  

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (Netflix, en inglés)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre LIBRE DE HIPOTECAS

La vivienda se ha convertido en el principal problema de las sociedades occidentales hasta el punto de convertir en problemático su futuro. Una sociedad que debe pagar hasta el 75% de su salario, durante 35 años en una hipoteca no puede dedicarse ni al ocio, ni a la paternidad, ni siquiera estabilizarse anímicamente en un momento en el que la inseguridad y la precariedad laboral van creciendo. Vivimos bajo lo que podríamos llamar “la tiranía de las hipotecas”. No todo el mundo está dispuesto a aceptar esta situación de servidumbre que compromete su vida presente y futura. Este documental trata sobre los que han decidido escapar de la hipoteca.

El documental presentado por Sarah Beeny, una agradable especialista en bienes raíces que ha ido acumulando experiencia en este campo a lo largo de los años y con indudables capacidades de comunicación. A lo largo de los seis episodios de esta serie van apareciendo distintas alternativas cuyo denominador común es que sus protagonistas han podido prescindir de recurrir a una entidad bancaria. Pero, hay en todo esto que realizar algunas precisiones.

La primera de todos es que siempre, los protagonistas han podido acumular algún capital inicial que procede de, o bien de pequeños ahorros o herencias recibidas (siempre, no menos de 25-30.000 libras esterlinas) o bien de la venta de viviendas anteriores de su propiedad, ya libres de hipotecas que les han permitido invertir en otras que les resultan más agradables. Un adagio de los antiguos alquimistas dice que “para fabricar oro, es necesario tener oro”… otro tanto puede decirse: hay dos vías para prescindir de una hipoteca: la primera, la que parece más convincente en cuanto a los resultados obtenidos (viviendas dignas e incluso que muestran cierto nivel de lujo) consiste en optimizar la compra-venta de una vivienda: vender caro lo que se posee, sea lo que sea, y comprar o reformar una vivienda, por los propios medios habitualmente, de mayor calidad. La otra vía es más problemática.

Algunas de las construcciones que vemos en este documental están próximos a las famosas “minicasas” que hacen furor en los EEUU y constituyen la única esperanza de habitabilidad de jóvenes pertenecientes  las clases medias empobrecidas. Se trata de formas de dignificación del viejo barraquismo… Vemos en esta serie, por ejemplo, a jóvenes que se han limitado a comprar una plataforma de remolque o bien una caja de camión sobre la que edifican sus casas. Se trata de jóvenes que trabajan en carpintería o mecánica y que tienen cierta experiencia en el manejo de la madera o de la soldadura. Pero los resultados, si bien les garantiza el poder eludir la servidumbre de una hipoteca, no les resuelve la necesidad de espacio para formar una familia e incluso una vivienda que pueda estabilizarse con seguridad en el tiempo. Casi lo mismo podría decirse de los que optan por transformar destartaladas barcazas en viviendas. En todos estos casos, el objetivo de verse liberado de una hipoteca no supone el haber logrado una vivienda digna y habitable… salvo que los propietarios se conformen con poco. ¿Dónde está la ventaja? Uno de los casos presentados nos muestra a una modelo que pagaba 1.700 libras mensuales por un pequeño apartamento en Londres. A partir de ahora, instalado su hogar en una barcaza, tan solo pagará 700 libras anuales por el amarre. Esto le permitirá ahorrar para replantearse dentro de 5 ó 10 años, si la barcaza sigue flotando, el problema de la vivienda… No está claro, por tanto, que haya logrado escapar a la servidumbre temida.

El programa nos muestra un drama moderno: la dificultad en el acceso a la vivienda y algunas de sus posibles alternativas. Desde el punto de vista técnico, el documental está bien realizado y resulta ameno. La presentadora nos muestra algunos de los proyectos de viviendas al inicial, en su fase de desarrollo y al terminar. Las entrevistas con los propietarios que tienen la ocasión de explicar cómo han hecho posible su plan y la opinión de un arquitecto y un decorador que aconsejan algunas medidas para mejorar el proyecto inicial. En cada episodio se muestran varios casos en tomas cortas y saltando de un proyecto a otro, lo que contribuye a que cada episodio tenga agilidad y sea ameno.

Netflix lo ofrece a sus abonados desde mediados de septiembre de 2018, uniéndose a su larga serie de documentales sobre viviendas y proyectos arquitectónicos de todo tipo. Verlo deja cierto sabor amargo: algunas de las soluciones son inaplicables en España, otras tienen resultados decepcionantes que entrarían más dentro de las “minicasas” que de “hogares habitables” y, finalmente, para realizar algo parecido a los más atractivos, hace falta tener un capital inicial que no está al alcance de cualquiera. Documental apto para personas interesadas por la arquitectura y preocupados por el problema de la vivienda.

SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO, PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB.
GRACIAS

 

Anuncios