FICHA

Título original: Mr. Inbetween
Título en España: Mr. Inbetween
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2018
Temática: Comedia
Subgénero: Negra
Resumen: Un sicario australiano, encargado de propinar palizas, liquidar gente cobrar deudas, salvo por los rasgos de su trabajo resulta ser una persona entrañable, amante de su hija, con necesidad de compañía, sin instintos particularmente malvados, pero cuando se trata de cumplir con su trabajo es el mejor. Esto da lugar a curiosas contradicciones entre el hombre amable y compañero amantísimo, y el ejecutor despiadado e implacable.
Actores: Scott Ryan, Damon Herriman, Justin Rosniak, Brooke Satchwell, Nicholas Cassim,Chika Yasumura, Edmund Lembke-Hogan, Lizzie Schebesta, Jackson Tozer,Natalie Tran, Dorian Nkono, Sam Delich, Firass Dirani, Greg Hatton, Ali Kadhim,Tony Lynch, Steve Morris, Matt Nable, Rahel Romahn, Aaron Glenane,Benedict Hardie, Ben McIvor, Sapphire Boyce, Rachel Kim Cross, Alan Flower,Josh Quong Tart
Lo mejor: El equilibrio que el protagonista, Scott Ryan, da a su personaje.
Lo peor: Tiende a idealizar la figura del asesino a sueldo.
Lo más curioso
: fue estrenado por la FX el 25 de septiembre de 2018.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España por HBO. Puede encontrarse en emule y en youTube en versión original

Puntuación: 7,5

PROMO

PROMO  

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (HBO)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (FOX)

WEB OFICIAL (HBO)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre Mr. INBETWEEN

El término inglés “in between” suele traducirse como “intermedio” y, en efecto, el protagonista de esta serie es alguien que se encuentra siempre en medio, cumpliendo el trabajo que alguien le ha encomendado y machacando, por tanto, a un pobre diablo. No es un trabajo grato pero “Mr. Inbetween” cumple con él escrupulosamente. Esta serie australiana está escrita y protagonizada por Scott Ryan y se ha esmerado tanto en la guionización como en la interpretación.

Ryan, a pesar de no ser ningún joven (ha superado los cuarenta años con mucho) su paso por la industria del cine es reciente. Norteamericano y ambientalista, es eso que se suele llamar un “actor comprometido”. Hasta ahora había filmado unos cuantos documentales y, la película The Magician (2005) de la que fue director, guionista y protagonista y que, de hecho, tiene la misma temática que la serie ahora estrenada.

Ryan asume el papel de “Ray Shoesmith”, un ejecutor de la mafia y de quien le pague. Tiene amplia experiencia en este trabajo y ha adquirido una veteranía suficiente para que se le encomiende incluso formar a otros como él. Por lo demás, no es una mala persona, tiene amigos e intenta llevar con ellos una vida normal. Se ha separado, pero cuida amorosamente de su hija menor de edad. También tiene un perro que le sirve como excusa para conocer a alguna mujer con la que siente la necesidad de vivir un romance apasionado. Esa es la parte positiva y simpática de “Ray”. Pero luego está su lado oscuro: es un sicario despiadado que no atiende a razones, mata, golpea, secuestra, extorsiona y tortura por encargo sin que sienta el más mínimo escrúpulo. Matar a alguien que no correspondía no le genera un problema emocional particular, pero el que yendo con su hija alguien se insolente con ella le quita el sueño.

Escrito en clave de tragicomedia o de comedia negra, la serie “funciona”. El personaje es, habitualmente, odioso, pero cuando va acompañado por su hija, por su perro o corteja a una dama, suscita simpatías en la audiencia. Eso se debe fundamentalmente a las capacidades interpretativas de Ryan y que ha creado un personaje que se adapta como un guante a su físico.

Ciertamente, no es la primera vez que la audiencia se enamora de un antihéroe, pero también es cierto que esta serie no es tributaria de ninguna otra y puede reclamar el marchamo de originalidad, entretenimiento y capacidad adictiva. Ha sido uno de los estrenos más discreto de HBO en los últimos días de septiembre de 2018, apenas se ha hecho publicidad de ella, pero inmediatamente ha llamado la atención de los abonados sedientos de series sobre temas no explotados en los últimos tiempos.

La serie es de factura australiana y fue inicialmente encargada para la FX australiana. De ahí ha pasado a Europa de mano de HBO. Un buen producto, no apto, desde luego para los refractarios a la violencia (sin haber sobredosis, la que se nos muestra es dura: una persona muerta por equivocación, otra que el arrojada desde un balcón, una paliza en la oficina de un miembros de la clase media que se había endeudado más de la cuenta…). Es más drama que comedia, pero en ella están presentes algunos elementos simpáticos (todos ellos ubicados en la vertiente personal del protagonista como padre de familia, soltero y amigo de sus amigos: la escena en la que asume ante la mujer de un amigo que es el propietario de un DVD de contenido sexual muy degenerado, es antológica). El lado oscuro se trata sin exaltación y sin concesiones al humor.

Las críticas en todo el mundo han sido muy favorables a esta serie que, en España, lamentablemente, está pasando desapercibida. Merece más atención y mejor suerte. TÉnganla en cuenta.

SI ESTA CRÍTICA LE HA SERVIDO PARA ALGO O LE HA AYUDADO EN ALGO,
PULSE LA PUBLICIDAD QUE ACOMPAÑA Y QUE NOS AYUDA A MANTENER LA WEB. GRACIAS

 

Anuncios