FICHA

Título original: Kidding
Título en España: Kidding
Temporadas: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 32  minutos
Año: 2018
Temática: Comedia
Subgénero: Drama
Resumen: Un conocido presentador de programas infantiles y juveniles de gran seguimiento, con una mentalidad adaptada para ese género, está atravesando una crisis familiar a causa de su separación. Propone realizar un programa sobre la muerte, dedicado a los niños. Su productor ejecutivo que, de paso es también su padre, se lo desaconseja. Poco a poco, él, fundamentalmente, un buen tipo, se dará cuenta de que está en un mundo apto especialmente para que destaquen los lobos. Llegará a la conclusión de que los cuentos de hadas no existen y que los Reyes Magos son los papás.
Actores: Jim Carrey, Catherine Keener, Cole Allen, Judy Greer, Bernard White, Coda Boesel,Juliocesar Chavez, Mary Faber, Juliet Morris, Zackary Arthur, Gwen Hollander,Andrew T. Lee, Maximus Birchmore, Sofia Gonzalez, Evan Alex Cole, Myrat Bayram,Joey Brooks, Jernard Burks, Orson Chaplin, Reyn Doi, Frank Drank, Samira Izadi,Ginger Gonzaga, Tamarra Graham, Kevin R. James, Annie Karstens, Austin Zajur,Natasha Khawja, T´Keyah Crystal Keymáh, Justin Kirk, Calah Lane, Frank Langella,John Macey, Hans Marrero, Daniel Moncada, Vladimir John Perez, Keith L. Williams
Lo mejor: La presencia, además de Carrey, de dos actores de lujo, Catherine Keener y Frank Langella.
Lo peor: Escenas deprimentes que aparecen sin avisar.
Lo más curioso: Es una de las pocas series que se han estrenado el mismo día en EEUU y en España, exactamente el 9 de septiembre de 2018.
¿Cómo verlo?: Se emite a través de Movistar+. Puede ser obtenida mediante eMule y Torrent.

Puntuación: 7,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar+)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Movistar+)

WEB OFICIAL (Showtime, en inglés)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre KIDDING

Kidding supone, con mucho, la mejor actuación de Jim Carrey desde hace años. Ciertamente no es el mimo actor de Ace Ventura o de La Máscara, se ha hecho mayor, sus facciones se han endurecido y en su rostro hay cierto aire de frustración. El papel que ha encarnado en esta serie le viene como anillo al dedo en esta fase de su carrera profesional y la ha sabido aprovechar. Quien crea que la presencia de Carrey en una serie televisiva va a ser garantía de que va a ver una comedia, que abandone toda esperanza. Kidding ha sido definida por sus productores como una “tragicomedia”, pero si hemos de medir lo que tiene de lo uno y de lo otro, habrá que reconocer que los momentos dramáticos y el trasfondo amargo están muy por delante en peso e intensidad a los momentos cómicos.

La serie nos presenta a un actor y presentador de programas infantiles que goza de gran seguimiento en la sociedad norteamericana. Es capaz de explicarles a los niños cualquier cosa en un lenguaje que resulte inteligible para ellos. De ahí su importancia. Y logra hacerlo porque, en el fondo, es como un niño: ingenuo, bondadoso, con un fondo casi infantil y, en cualquier caso, ingenuo-felizote. La serie da comienzo cuando no atraviesa un buen momento. Se ha separado de su esposa y de su hija. Está atravesando lo más parecido a una depresión. Propone a su productor ejecutivo, que es, al mismo tiempo, su padre, realizar un programa sobre la muerte para que los niños puedan entender lo que es. Intenta seguir en contacto con su esposa, de la que sigue enamorado, pero ésta ha emprendido otro rumbo completamente divergente. Poco a poco irá comprobando el verdadero rostro del mundo real que no es, ni el de los niños, ni aquel otro, tan próximo a él en el que se había refugiado. Y eso le generará todavía más amargura y dolor.

Como puede verse por este resumen del argumento, la serie no es, lo que se dice, la alegría de la fiesta. El propio Carrey reaparece ante las cámaras con un rostro en cuyo fondo puede leerse cierta amargura, decepción y escepticismo por la vida. En algún momento se le nota que reprime sus recursos gestuales que le hicieron famoso hace tres décadas. Pero, en cualquier caso, hay que decir que defiende muy bien su papel y que hubiera sido difícil encontrar a otro actor que diera la talla en este papel. Una muy buena reaparición de un actor que demuestra que es capaz de enfrentarse a los más variados registros y al que se ha hecho mal en encasillarlo en el género cómico.

Dos actores apoyan brillantemente a Carrey: Catherine Keener y Frank Langella. La primera es una actriz que, a fuerza de aparecer en distinta series de televisión, ha terminado siendo un rostro tan familiar como agradable. En este caso asume el rol de ex esposa del actor. En cuando Langella, pocos actores pueden alardear de haber superado ampliamente más de medio siglo de presencia ante las cámaras y haber realizado siempre actuaciones memorables. Langella es, en esta ocasión el padre y productor del protagonista.

La serie nos depara algunos momentos de dramatismo difícilmente igualable. Es una serie para corazones fuertes. En los EEUU ha sido estrenada por el canal Showtime y en España llegó el mismo día traída y traducida para Movistar. En los EEUU ha recibido muy buenas críticas, mientras que en España todavía no ha llamado suficientemente la atención. Se trata de una serie de obligado visionado para gentes que creen que el mundo es chupi-guay. Encandilará a los seguidores de cualquiera de los actores del trío protagonista. Y reservará algunos momentos intentos que reflejan la situación de unos cuantos miles de padres divorciados que no se han hecho a la idea de su nuevo estado.

Anuncios