FICHA

Título original:  Als de dijken breken
Título en España: Inundación
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio:  45  minutos
Año: 2016
Temática: Drama
Subgénero: Catástrofe
Resumen: Llegan amenazas meteorológicas de que puede producirse una inundación en Bélgica y Holanda. Hay distintas reacciones (el primer ministro holandés utiliza información privilegiada para asegurar la evacuación de su padre) pero no puede evitarse que, finalmente, los elementos desborden los diques y se produzca una catástrofe natural. La serie nos muestra la catástrofe desde los puntos de vista de distintos ciudadanos de a pie hasta dirigentes políticos
Actores: Jasper Boeke, Gijs Scholten van Aschat, Susan Visser, Janni Goslinga,Frank Lammers, Roos Dickmann, Ruurt de Maesschalck, Simone Milsdochter,Loek Peters, Thomas Ryckewaert, Tom Audenaert
Lo mejor: Las escenas de la catástrofe están muy bien filmadas.
Lo peor: Excesivamente larga. Con la mitad hubiera bastado para contar lo mismo.
Lo más curioso
: La serie se estrenó simultáneamente en Holanda y Flandes el 5 de noviembre de 2016.
¿Cómo verlo?: Se emite a través de SundanceTV. Puede ser obtenida mediante eMule y bitTorrent. También puede comprarse en DVD

Puntuación: 7,5

PROMO (en castellano)

PROMO  

PROMO

PROMO

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar+)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (SundanceTV, en castellano)

WEB OFICIAL (EEN, en flamenco)

Comprarlo en MediaMarkt (en holandés)

Lo menos que puede decirse sobre INUNDACIÓN

Las películas sobre catástrofes, hechas en Europa, ganan. Aquí parece como si existiera más mesura tanto a la hora de administrar los efectos especiales como las magnitudes de los desastres. El año 2016 fue particularmente interesante en este tipo de películas porque se filmó el falso documental Inundación en París (cuyo nombre y temática son elocuentes) y esta serie holandesa que recuperaba el título de una serie anterior filmada por la BBC y que caía en los mismos problemas que las series filmadas al otro lado del Atlántico: excesivamente dramáticas.

Los promotores de esta serie quisieron realizar un producto que respondiera a las inquietudes de los Países Bajos (Holanda y Flandes), a saber: la posibilidad de que una brusca subida de las aguas superara los diques que garantizan, en condiciones normales, que buena parte de estas zonas no será cubierta por las aguas. En el Japón: la población está preparada mentalmente para los terremotos, cuando llegan el país está preparado y, sobre todo, la población mentalizada de cómo debe de actuar. En Holanda no ocurre nada parecido, aunque los holandeses de origen saben que buena parte del país está bajo el nivel del mar, pero el hecho de que durante décadas no se haya producido ninguna catástrofe, parece darles garantías sobre la seguridad de los diques construidos por sus ingenieros. El problema se extiende a Flandes.

Esta serie se desarrolla entre los Países Bajos (Randstad) y Flandes Occidental. Ha comenzado una inundación, las lluvias son torrenciales y duran varios días. A lo largo de los seis episodios de la serie seguimos cinco historias diferentes: la del primer ministro holandés cuya obligación es mantener en paz el país pero que quiere salvar a su familia. Otra es la historia de una familia flamenca cuyo cabeza está en una prisión holandesa en zona que se inundará. Esta historia se desdobla pronto en dos: el destino del preso que ve como el agua sube en su celda antes de ser evacuado y el de sus familiares que retornan a Flandes donde una de las hijas es arrastrada por las aguas. Luego nos relata la vida de un famoso violinista que ha enviudado y se ha retirado del ejercicio de la música, sintiendo cómo es invadido por una depresión suicida. Otra historia está protagonizada por una familia que está a punto de separarse y a la que la inundación les coge en plena discusión.

Al final del primer episodio, los diques se rompen, con la consiguiente inundación. Hay que decir que la voz en off, al principio de cada escena explica el lugar en el que se desarrolla la acción y, dato importante, la situación en relación al nivel del mar que oscila entre menos un metro y menos veinte… La tempestad y los efectos más dramáticos duran hasta el segundo episodio. En el tercera, va remitiendo, pero quedan las secuelas: 25.000 muertos y 100.000 desaparecidos, así como un número indeterminado de desplazados. El primer ministro holandés pide en Bruselas 200.000 millones de euros a la UE pare resolver lo que ya ha sido una “catástrofe humanitaria”. A partir de ese momento, lo que vamos a ver son las secuelas de la tragedia.

Serie de catástrofes naturales que nos quiere demostrar como, entre las aguas desatadas, puede surgir la solidaridad y el calor humano. Serie, a fin de cuentas, constructiva, en medio de destrucciones sistemáticas. La serie se caracteriza por tener un buen modelo de producción, ser creíble, no apurar hasta el máximo el sentimentalismo o las escenas de la tragedia, evitar situaciones poco verosímiles y tener una ambientación, unas interpretaciones correctas y unos efectos especiales comedidos.

Se serie se estrenó el 5 de noviembre de 2016, simultáneamente en Holanda (con un 25,6% de share) y en Bélgica (con un 44,7%). Después de sus seis episodios, las audiencias, más o menos, se mantenían en cifras similares lo que denota que la serie tuvo para el público un interés sostenido, sin apenas merma de espectadores. Se entiende porque la temática les afecta directamente. En España la serie ha sido estrenada por el canal SundanceTV y reproducida en todas las plataformas que lo incorporan. Aquí el tema nos coge algo lejos, pero la serie seria se hace demasiado larga. Posiblemente, el montaje para fuera de los Países Bajos, hubiera debido de tener dos episodios menos. Sin embargo, hay que reconocer que se trata de una serie hecha a conciencia que podríamos definir en el género de “catástrofes posibles”. Gustará a los que se identifiquen con este tipo de temáticas, los que tengan un particular interés en todo lo que ocurre en los Países Bajos y los que exijan a las series, incluso a las de catástrofes naturales, algo de verosimilitud y rigor. Por cierto, el título original de la serie es: “Si los diques se rompen”.

Anuncios