FICHA

Título original Chain of command
Título en España: Cadena de mando
Temporadas: 1 (8 episodios)
Duración episodio: 45 minutos
Año: 2018
Temática: Documental
Subgénero: Guerra de Siria
Resumen: Documental propagandístico en el que se trata de “acercar” la guerra civil siria al público norteamericano. Se insiste en que, desde el presidente de los EEUU hasta las unidades desplegadas en el frente de Siria e Iraq, forman parte de una “cadena de mando” en la “lucha contra el terrorismo”. Documental que forma parte de las “operaciones psicológicas” del Pentágono en aquel conflicto.
Actores: Documental con personajes reales.
Lo mejor: que, desde el principio no oculta su verdadera intención propagandística
Lo peor: que es sólo propaganda y nada más que propaganda
Lo más curioso
: Se estrenó el 15 de enero de 2018 en los EEUU producida por National Geographic, narrada por Chris Evans
¿Cómo verlo?: Se emite en Canal Fox en la República Argentina y en Canal Series de Movistar en España. Puede ser obtenida mediante eMule en versión original. En el momento de escribir estas líneas todavía no puede verse en versión española mediante bitTorrent.

Puntuación: 7,5


PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (DocuTube)

VER SERIE (youTube)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Movistar+)

WEB OFICIAL (Fox, Argentina)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre CADENA DE MANDO

Lo bueno de algunos productos televisivos es que no engañan. Desde el principio confiesan lo que son, sino explícitamente, sí al menos por la vía de los hechos: con Cadena de Mando nos encontramos ante una serie “de encargo” realizada por el National Geographic por cuenta del Pentágono. Desde el primer capítulo se nos dice cuál es la intención con la que ha sido hecho: mostrar la “cadena de mando” que va desde el Presidente de los EEUU, Barak Obama, hasta el último tenientillo que dirige en Irak y Siria una pequeña unidad en lucha contra el DAESH. Así pues, lo que vamos a ver es otra “versión oficial” del gobierno de los EEUU sobre la “lucha contra el terrorismo”.

De entre todos los conflictos coloniales en los que se ha visto embarcada la población norteamericana por voluntad de su gobierno, la intervención en la llamada “guerra civil siria”, es uno de los más impopulares. Si hoy el conflicto está casi extinguido, no se debe –contrariamente a lo que sugiere esta serie documental- a que exista una férrea e irrompible “cadena de mando” desde la cúspide hasta el soldado del frente, sino porque en 2016, el gobierno sirio pidió ayuda al gobierno ruso y éste envió unas cuentas oleadas de bombarderos que liquidaron en un santiamén la presencia del DAESH en este país. No puede extrañar, por tanto, que a pesar de que el documental esté centrado en este conflicto, se aluda prácticamente en solitario a la lucha por Mossul en territorio iraquí.

El documental se resuelve en episodios de 45 minutos en el curso de los cuales vemos algunas filmaciones procedentes del DAESH (o presuntas tales), entrevistas con los distintos generales, comandantes y responsables del ejército de los EEUU. Los productores los entrevistan, muestran sus conferencias y acompañan a los soldados del frente en sus operaciones de limpieza, tanto en primera línea como en los barracones de mando destacados en Mossul en donde parecen llevar la guerra como si se tratase de un videojuego. Continuamente está presente la idea de que los marines están en aquel remoto lugar para “luchar contra el terrorismo” y se alude a los atentados cometidos por el DAESH fuera de Oriente Medio, en países europeos y en los EEUU.

La principal carencia del documental reside en lo que es, precisamente, su razón de ser: el ser un artículo de propaganda que entra dentro de las “operaciones psicológicas” programadas para condicionar la percepción que el público norteamericano tiene de las intervenciones militares ordenadas por su gobierno. No se habla, por ejemplo, del gobierno legítimo sirio y de que la mayor parte de esfuerzos de la aviación norteamericana se centraron en bombardear posiciones del ejército sirio. Se alude igualmente a la presencia de tropas iraquíes en la “lucha contra el terrorismo”, pero lo que vemos son generales prácticamente, sin voz, ni voto, ni seguramente tropas, que están sentados al lado de tenientillos y capitancetes norteamericanos. Y, por supuesto, no se dice nada de que la “victoria en Mossul” se consiguió, entre otras cosas, porque la aviación rusa en menos de una semana pulverizó las posiciones y la logística del DAESH. La victoria sobre el DAESH se debió, en la óptica del documental, a la existencia de una “férrea cadena de mando”… idea que da título a la serie.

En su conjunto, lo que vamos a ver es un documental que muestra la “versión oficial” dada por el gobierno de los EEUU para justificar su presencia en la zona. Enseña algo sobre la guerra civil siria, sobre el armamento que se ha utilizado, sobre los valores que se pretenden transmitir y sobre las líneas generales de propaganda que utiliza el Pentágono. Pero sus vacíos, sus carencias, sus agujeros negros, son tan espectaculares y notorios que lo degradan inmediatamente a mero vehículo de propaganda. Vale la pena verlo con espíritu crítico y luego recabar información sobre los hechos, en medios independientes, para contrastar. Por lo demás, algunas tomas son espectaculares y nos acercan por vía de la imagen a lo que está siendo ese dramático conflicto.

Anuncios