FICHA

Título original Ultraviolet
Título en España: ultraviolet
Temporadas: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 45-48 minutos.
Año: 2018
Temática: Acción
Subgénero: Thriller
Resumen: Una joven que ha permanecido en Londres hasta hace poco, regresa a Lodz, en Polonia, su tierra natal, allí presencia el asesinato de una joven. La policía no termina de creer su versión y actúa sin mucho interés en encontrar al culpable, presentando el caso como un suicidio. La joven recurre a una red, Ultraviolet, de particulares que llegan hasta donde la policía no puede llegar utilizando los recursos y herramientas de la web 2.0.
Actores: Marta NieradkiewicZ, Agata Kulesza, Sebastian Fabijański, Bartłomiej Topa, Marek Kalita, Michał Żurawski, Katarzyna Cynke, Magdalena Czerwińska, Karolina Chapko, Paulina Chapko, Krzysztof Pyziak, Viet Anh Do,
Lo mejor: la idea de la serie, inédita hasta ahora.
Lo peor: es bueno no olvidar que ni todo está en Internet, ni todas las herramientas de la red son igualmente útiles para algo más que para el ocio.
Lo más curioso
: Netflix compró los derechos de la serie polaca en marzo de 2018
¿Cómo verlo?: Se emite a través de Netflix desde el 17 de agosto de 2018. Puede ser obtenida mediante eMule en versión original. En el momento de escribir estas líneas todavía no puede verse en versión española mediante bitTorrent.

Puntuación: 7,5

PROMO (en polaco, subtitulado en castellano)

PROMO  

PROMO (en polaco)

PROMO

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (AXN, en polaco)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre ULTRAVIOLET

No es que en España el cine polaco sea particularmente conocido y, en lo que se refiere a series televisivas, de momento, nuestros conocimientos se limitan a la serie Wataha, que va por su segunda temporada y dejó una buena impresión entre los suscriptores de la plataforma HBO. Ahora bien, Wataha, era una serie completamente convencional, situada en la Polonia rural, en lo que se ha llamado –abusivamente, por cierto- “la frontera más salvaje de la Unión Europea”. La segunda serie polaca que nos llega es Ultraviolet y aquí sí que se trata de un producto radicalmente diferente a cualquier otro que hayamos podido ver, incluso a la serie que en los años 90 llevaba el mismo nombre, elaborada en los EEUU. Otra serie polaca, The Pact, era una especie de adaptación de la noruega Mammon y dejo también buena impresión.

Wataha es una serie de medios limitados, convencional, muy bien perfilada en su guión y en los rasgos de sus personajes, técnicamente muy bien realizada y a la que no puede formularse reproche alguno desde el punto de vista estético o argumental. Pues bien, Ultraviolet, ha recogido íntegramente todos estos elementos positivos y los ha puesto al servicio de un argumento, en el que lo esencial es el “trabajo en red” y las posibilidades –reales o supuestas, no olvidemos en ningún momento que lo que vamos a ver es ficción y espectáculo- de Internet y de sus distintas herramientas al alcance del usuario de la versión 2.0: redes sociales, videocámaras, conexión telefónica instantánea mediante webcam, bases de datos, posibilidades de información supuestamente ilimitadas, etc. Todo ese se pone al servicio de una investigación policial paralela pues en marcha por una red de detectives aficionados y con la colaboración de algún miembro del cuerpo de policía. El resultado es ágil, sorprendente e incluso innovador en lo que se refiere a este tipo de series que parecía haber tocado techo con el CSI, serie que ya empieza a ser añeja.

La protagonista de la serie ha estado viviendo –como miles y miles de inmigrantes polacos- en Europa Occidental, concretamente en Londres, y como tantos otros, finalmente han decidido volver a su tierra natal al comprobar que aquí no atan los perros con longanizas. Ella procede de Lodz, una ciudad que parece muy alejada del lujo y de la abundancia del Occidente. Sin embargo, los habitantes de la ciudad, especialmente los jóvenes, tienen acceso a los recursos a disposición del usuario de Internet. Este tema es determinante para que la protagonista, que ejerce como taxista accidental de una de esas plataformas polémicas que están disputando en España con los servicios convencionales de transporte urbano, presencia, tras dejar a una pasajera, la muerte de una joven. La policía sostiene que la chica se ha suicidida, sin embargo, a ella le consta que se ha tratado de un asesinato. En una especie de avatar de Google, formula la pregunta: “¿Qué hacer ante la ineficacia policial?” y el motor de búsqueda responde con una web: “Ultraviolet”. Se trata de una red social construida por detectives aficionados que tratan de llegar allí donde la policía, por las razones que sean, no está dispuesta o no se atreve, o no está en condiciones de llegar.

Sus miembros no se conocen personalmente, ni se encuentran nunca físicamente, pero están conectados en todo momento entre sí mediante webcams y chats. Se intercambian consejos, se distribuyen trabajos. Cada uno tiene su especialización que, además, combina con sus trabajos particulares. El “big voss” de la red es una especie de guardia de seguridad, hay dos influencers dedicadas a la moda, la protagonista, además de ser taxista digital, realiza vídeos para youTube, hay estudiantes, gentes que antes habían trabajado para compañías aseguradoras y, poco a poco, van contando con la colaboración de algunos miembros de la policía que, siempre reticentes a este tipo de iniciativas, van siendo ganados por la eficacia demostrada en las investigaciones emprendidas por la red Ultraviolet.

Cada episodio es autoconcluido y la serie, de momento, consta de una primera temporada de diez entregas resueltas en 45 minutos. Los realizadores y el equipo técnico son polacos. Inicialmente fue elaborada para AXN, pero luego, Netflix compró los derechos y desde el 17 de agosto de 2018 lo está emitiendo para todo el mundo. En gran medida la responsabilidad de la serie corre a espaldas de la protagonista, Marta Nieradkiewicz que ya conocíamos por su participación en The Pact, cubre brillantemente este rol. Es una actriz austera y sobria, que ha filmado algunos largometrajes  estrenados en España (Estados Unidos del Amor, 2016; Kamper, 2016; Rosas salvajes, 2017; Satan Said Dance, 2017), procede del teatro y su rostro es expresivo y sugerente. En resto del reparto está compuesto por actores nada conocidos en España pero que se desenvuelven bien ante las cámaras.

De momento no ha sido puesto a la venta en DVD. Puede conseguirse, dándose de alta en Netflix o bien recurriendo a eMule, a la espera de que se incorpore en la versión castellana (mejor la subtitulada que la doblada aprisa y corriendo en hispano) en el Torrent.

Recomendable para aficionados al género policiaco, a nuevos desarrollos de los detectives privados y a quienes consideran que la red es el “instrumento definitivo” gracias al cual puede resolverse todo. Una serie, en cualquier caso, que puede recomendarse sin ningún tipo de reserva.

Anuncios