FICHA

Título original: Nashville
Título en España: Nashville
Temporadas: 6 (124 episodios)
Duración episodio: 43 minutos.
Año: 2012-2018
Temática: Drama
Subgénero: Música
Resumen: Una cantante de género country que ha estado en la cúspide de la fama, inicia su declive y la empresa discográfica le propone apoyar su carrera realizando una gira junto a una estrella joven y ascendente. A pesar de que ambas no tienen muchas ganas de realizar esa gira, acceden por imposición de la discográfica. Los efectos de la gira son completamente inesperados tanto para los promotores como para las dos cantantes.
Actores: Connie Britton, Hayden Panettiere, Clare Bowen, Powers Boothe, Eric Close, Charles Esten, Jonathan Jackson, Sam Palladio
Lo mejor: Connie Britton en su papel de estrella del country madura
Lo peor: Avanza a base de bandazos poco meditados por los guionistas
Lo más curioso
: La serie se canceló después de un imprevista y radical pérdida de audiencia en su sexta temporada.
¿Cómo verlo?: Puede verse a través de Movistar+, bajarse a través de eMule y de otros programas P2P y comprarse en DVD. También ha sido emitida por Aragón TV y por TV3

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (4ª Temporada, en inglés)

PROMO (5ª Temporada, en inglés)

PROMO (6ª Temporada, en inglés)  

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar+)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Movistar+)

WEB OFICIAL (ABC, en inglés)

Comprarlo en Amazon

 

Lo menos que puede decirse sobre NASHVILLE

Nashville es la capital mundial del country. Y el country es esa forma de música pop nacido de lo más profundo de los EEUU. Entendámonos: no todo el country es “sonido Nashville”, pero sí que, a partir de los años 50, este sonido se convirtió en el eje central de la música country. ¿Y que es el country? Justo lo que su nombre sugiere: música de origen campesino, propia de un país joven, que carece de raíces y que nace de inmigrantes irlandeses en los EEUU. En realidad, es una música étnica de la misma forma que el blues o el gospell son de origen africano y el rap o el hip-hop, música étnica urbana. Bueno, pues esta serie, Nashville, está dedicada a cantantes que forman parte de este género y es, en definitiva, una loa al “sonido Nashville”.

La serie tiene forma de drama musical. Dos cantantes del género, como el día y la noche, una veterana, que ha disfrutado durante años del éxito y de los superventas, madurita, ha conocido la cúspide de su fama y está en ese momento peligroso en el que todos son conscientes de que ha iniciado el declive. Conoce el género, tiene un buen carácter empático y es una buena compositora. Frente a ella tiene a una cantante joven, menos dotada para la composición y cuyas letras parecen desviarse del género, con un carácter ególatra y beligerante y ganas de derrotar y humillar a cualquier posible competencia. Ambas están contratadas por la misma discográfica que impone sus reglas: para paliar el declive de una y apoyar el ascenso de la otra, les propone a ambas realizar una gira juntas.

Lo que, en principio parece un drama musical que nos muestre algunos de los rasgos de esta especialidad (nada que no hayamos visto antes en series como Vinyil en relación al rock o Unsolved sobre rap y hip-hop), se convierte pronto en un culebrón en el que van desfilando personajes y situaciones que parecen servir como excusas para, de tanto en tanto, intercalar algunas piezas de country. Al igual que en la serie española Un paso adelante, los promotores de la serie vieron un ingreso añadido en las giras que realizaron los cantantes que aparecen en la serie, hasta el punto que dio que pensar sobre si ese era el verdadero objetivo de la misma.

Obviamente, como en las otras dos series que hemos mencionados, lo que los productores han querido realizar es convertir a los seguidores de estos ritmos en espectadores potenciales de sus series. Y hay que reconocer que lo han conseguido… pero, a condición, de no prolongar excesivamente la duración de la serie; de hacerlo, y especialmente si los guiones son poco exigentes y la serie apenas ha servido para otra cosa que para escenificar unos cuantos números musicales, se corre el riesgo de que se produzca en cualquier momento un desplome.

Y esto es lo que le ha ocurrido a Nashville en la sexta temporada, estrenada en 2018. La serie se ha prolongado durante seis años. En general, los números musicales oscilan entre lo bueno y lo excelente, pero la guionización de las temporadas está muy por debajo y se va agotando poco a poco. La penúltima temporada empezó a recibir críticas duras y en la última (2018) temporada fueron durísimas.

De las primeras temporadas merece destacarse la actuación de Connie Britton en el papel de “Rayna Jaymes”, un cantante de country ficticia (pero a la que se ha creado todo un historial) y por el que recibió un Globo de Oro. Tanto su actuación como sus canciones, constituyen lo mejor de la serie. Hay que estar atentos, porque, salpicados entre los 124 episodios aparecen otros cantantes de country con actuaciones espectaculares, por mucho que sean completamente desconocidos.

Se trata de una serie que tiene un campo de aplicación bastante limitado, pero que sabrá acogerla con entusiasmo: se trata, obviamente, de los aficionados al country. De no serlo, no vale la pena abordar esta serie. Ya hemos dicho que se justifica por los números musicales, mucho más que por la trama (si bien algo se aprende de la industria discográfica norteamericana). Resto de espectadores (salvo que sigan la carrera de Connie Britton), abstenerse.

Anuncios