FICHA

Título original: Bevilacqua y Chamorro
Título en España: Bevilacqua y Chamorro
Temporadas: 1 (2 episodios)
Duración episodio: 70 minutos.
Año: 2009
Temática: intriga
Subgénero: crimen
Resumen: Adaptación televisiva de dos novelas de Lorenzo Silva, autor polifacético que ha popularizado a sus dos personajes, el Sargento Bevilacqua y la cabo Chamorro, guardias civiles que investigan distintos casos de asesinatos y corrupción política.
Actores: Jesús Noguero, Mariona Ribas, Elena Seguí, Sergi Mateu, Antonio Hortelano, Camilo Rodríguez, Ángel Hidalgo, Denis Gómez, Ángels Gonyalons, Joan Massotkleiner, Azmi Ayyashi, Yaiza Guimaré, Esther Regina, Ana Álvarez, Joaquín Notario, Asunción Balaguer,
Lo mejor: buenos guiones y aceptables interpretaciones.
Lo peor: el personaje de la cabo Chamorro resulta en ocasiones excesivamente “progre”.
Lo más curioso
: No son las únicas novelas de Silva que han sido llevadas a la pantalla.
¿Cómo verlo?: Pueden verse en la sección de Televisión a la Carta de RTVE y en youTube.

Puntuación: 7

PROMO (entrevista con Lorenzo Silva)

VER SERIE (Episodio: Un asunto conyugal, en TVE a la carta)

VER SERIE (Episodio: La Reina sin espejo, en TVE a la carta)

VER SERIE (Episodio: Un asunto conyugal, en youtube)

VER SERIE (Episodio: La Reina sin espejo, en youtube)

 

Lo menos que puede decirse sobre BEVILACQUA Y CHAMORRO

Más que miniserie puede hablarse de dos largometrajes presentados con la envoltura de TV-movie que, lamentablemente, no han tenido continuación en el plasma, si bien las obras de Silva con el “sargento Bevilacqua” y la “cabo Chamorro”, siguen adaptándose a la gran pantalla. Se trata, en cualquier caso, de dos tv-movies agradables de ver y que mantienen el interés a lo largo de los 70 minutos de duración. Los actores realizan un trabajo discreto, aceptable y creíble y ambos y de seguirse por esa vía desde 2009 seguramente hoy podríamos hablar de un “noir español”, porque, a decir verdad, las novelas de Silva están en nuestra opinión muy por encima de las de Stieg Larson que están en el origen del “nordic noir”.

Ahora bien, si hay que presentar alguna reserva es sobre los contornos con los que es descrita la figura de la “cabo Chamorro”, excesivamente beligerante en lo relativo a “violencia de género” y a algunas orientaciones “progres”. Claro está que en el ambiente está que cualquier acto de violencia en el que la víctima es una mujer deba de ser considerado casi inmediatamente como “violencia de género”, pero no es menos cierto que una profesional debe mantener hasta el final la objetividad y priorizar los datos objetivos sobre el clima social que se respira.

Salvo esta pequeña alegación en contra hay que reconocer que tanto Mariona, que en el momento de filmarse la serie tenía 25 años, como Jesús Noguero hacen unos buenos papeles, junto a Sergi Mateu que ejerce de oficial superior. La serie satisfizo a la Guardia Civil. De hecho, Silva frecuentemente firma ejemplares de sus obras en cuarteles de la institución e incluso en 2010 fue nombrado Guardia Civil honorario.

En la primera entrega, Un asunto conyugal, la pareja de investigadores, compuesta por un experimentado sargento y una bisoña ayudante, investigan el asesinato de una mujer. Las sospechas recaen casi automáticamente sobre el marido que previamente había sido denunciado por su mujer por intento de agresión. Pero al realizarse la autopsia se descubre que el marido no ha podido ser y, a partir de aquí, la trama discurre por un camino extremadamente imaginativo e interesante.

En la segunda entrega, La Reina sin espejo, es una conocida periodista la que aparece apuñalada en su casa. Su marido, un escritor catalán es el principal sospechoso. Aquí lo que intenta denunciar es el papel de la prensa sensacionalista, las limitaciones que ésta impone a la Guardia Civil en su trabajo de investigación, y, sobre todo las miserias de una sociedad burguesa, hipócrita que vive del “look”, pero cuya personalidad auténtica es completamente diferente.

Es una pena que RTVE no haya producido más episodios de esta serie (que no parecía ser particularmente cara) y que hubiera sido fácilmente exportable. La buena noticia es que, al menos los dos episodios son fácilmente visionables en cualquier momento, tanto a través de TVE a la carta como de Youtube.

Anuncios