FICHA

Título original: Churchill secret’s agent
Título en España: Los nuevos agentes secretos de Churchill
Temporadas: 1 (13 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2018
Temática: documental
Subgénero: reallity
Resumen: Durante la Segunda Guerra Mundial, se creó por orden de Churchill un servicio llamado Dirección de operaciones Especiales destinado a enviar agentes tras las líneas enemigas. Casi ochenta años después, la BBC realiza un reallity show en el que se reconstruye la formación y las misiones de estos agentes con voluntarios que son sometidos a las mismas situaciones que a principios de los años 40.
Actores: semidocumental – realliy show
Lo mejor: lo original de la fórmula
Lo peor: no existe la seguridad de que el montaje responda a la realidad.
Lo más curioso
: la Dirección de Operaciones Especiales se creó el 22 de julio de 1940 y más que “agentes” formó lo que hoy se llamaría “terroristas de Estado”.
¿Cómo verlo?: A través de Netflix. Algún episodio puede verse directamente en youtube en versión original

Puntuación: 7

PROMO (en inglés, subtitulado en castellano)

PROMO (en inglés y francés)  

VER SERIE (Netflix)

VER SERIE (youtube, primer episodio, en inglés)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (Filmin)

 

Lo menos que puede decirse sobre EL EJÉRCITO SECRETO DE CHURCHILL

Los profesionales de los reallitys show, hay que reconocerlo, han dado con otra fórmula nueva para mantener la atención del público. Si hasta ahora teníamos a un grupos de personas reunidas en el interior de un espacio reducido o en una isla desierta, ahora lo que nos plantean los promotores de esta serie difícilmente definible, es arrojar a los concursantes a una burbuja temporal y reconstruir, no solamente, las modas, los peinados, las músicas de principios de los años 40, sino también la mentalidad, el entrenamiento y las misiones en las que se vieron embarcados los miembros del Servicio de Operaciones Especiales promovido por Winston Churchill en 1940.

La original fórmula se resuelve en cinco episodios de 45 minutos que nos sorprenden: en el primero se selecciona a los que formarán parte del curso para convertirse en “agente del Servicio de Operaciones Especiales”. Cuatro de ellos resultan eliminados en el curso de las pruebas que realizan exactamente como prescribía el manual de la época. En el segundo episodio, reciben entrenamiento con armas de fuego y explosivos, al tiempo que se recuerdan algunas de las misiones reales en las que participaron agentes de este servicio. Luego se les envía a los Highlands en Escocia donde serán sometidos a entrenamiento de supervivencia. En el cuarto episodio aprenderán las técnicas de cifrado y el manejo de transmisores y equipos de comunicación de los años 40, también serán sometidos a simulacros de interrogatorio. Finalmente, en el último episodio, solamente seis de ellos habrán logrado superar la prueba y se les enviará a una especie de “proyecto de final de curso” en el que deberán realizar una misión de 24 horas en la que podrán poner en práctica todo lo aprendido.

Hay que reconocer que la fórmula es inédita en televisión y que podría volver a ponerse en práctica tomando como referencia cualquier otro episodio histórico (cómo comportarse en la guerra de trincheras hace 100 años, cómo conseguir ser un granadero napoleónico, entrenamiento de la caballería medieval, etc.). Además de la reconstrucción del tipo de entrenamiento del SOE, los promotores de la serie se han preocupado de reconstruir todos los detalles que remiten directamente a la época, desde los uniformes hasta los cortes de pelo, pasando por las formas de calificar a los alumnos mediante fichas de casino, la utilización de armas y equipos de comunicación, aviones y camiones utilizados en la Segunda Guerra Mundial. Lo único que pertenece al siglo XXI son los participantes, alguna de las cuales se niega a pasar por debajo de unas alambradas por miedo a despeinarse (siendo inmediatamente eliminada, “por inmadura”). Otra es eliminada por no tener suficiente liderazgo, otro por ser presa de unas migrañas, etc. Hay cierto realismo en las situaciones…

Se trata, claro está de una serie que viene a rebufo de las distintas películas que se han filmado en los dos últimos años sobre Winston Churchill y que, en el fondo, quiere seguir manteniendo vivo el patriotismo británico sea como sea. No se reconoce, por ejemplo, que la mayoría de misiones emprendidas por los agentes del SOE terminaron mal con la captura de los agentes enviados tras las líneas enemigas y que otras unidades y cuerpos se negaron a prestarles colaboración al considerar que lo que se estaban formando eran asesinos y lo que hoy se conoce como terroristas, en lugar de soldados. El SOE –como my bien se cuenta en el primer episodio- solamente pudo ser impulsado cuando llegaron al Reino Unido exiliados polacos que aceptaron pilotar aviones para lanzar a los agentes en territorio enemigo. Como dato anecdótico que no aparece en la serie podemos decir que en la transición española, los asesinos del ex alcalde de Barcelona, Viola Sauret, y del industrial Bultó, utilizaron el método de colocar una bomba adherida al torso de la víctima, que les transmitió un ex colaborador catalán del SOE, lo que abunda en la sensación de que se trató de una escuela de terrorismo, presentado como una “misión patriótica”.

La serie es, en cualquier caso, rompedora, sorprendente y diferente a cualquier otro reallity show que se haya emitido, aunque, como ocurre con este tipo de programas, nunca se sabe hasta qué punto lo que vemos es lo que ocurrió realmente en el reallity o bien el montaje que nos ha presentado la dirección. De lo que sí podemos estar seguros es de que el SOE existió y de que sus polémicas misiones apenas tuvieron relevancia en el conjunto aquel gigantesco conflicto que fue la Segunda Guerra Mundial

Anuncios