FICHA

Título original: Mars
Título en España: Marte
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2016
Temática: documental
Subgénero: ciencia ficción
Resumen: Experiencia de fusión entre un documental científico sobre la conquista de Marte anclado en 2016 y ficción sobre la primera nave, el Daedalus, que logra colocar astronautas en la superficie del planeta en el años 2033. Se trata de explicar las características de un vuelo a Marte y sus dificultades y, al mismo tiempo, mostrar de manera dramatizada y con argumento propio de película de ciencia ficción, cómo sería ese vuelo.
Actores: Alex Saracco, Stephen Saracco, Alberto Ammann, Ben Cotton, Jihae, Anamaria Marinca, Olivier Martinez, Clémentine Poidatz, Sammi Rotibi, Cosima Shaw
Lo mejor: una experiencia nueva de fusión entre la ciencia ficción y el documental
Lo peor: cierta descompensación entre el rigor de la parte documental y la ligereza de la parte dramatizada.
Lo más curioso
: la serie se filmó en Marruecos que parece ser la parte más “marciana” del planeta.
¿Cómo verlo?: Puede verse en Netflix y bajarse mediante programas P2P. Algunos episodios pueden verse en versión original a través de youTube.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés, subtitulado en castellano)

PROMO (en inglés)  

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

VER EPISODIO (youtube, en castellano)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (National Geographic, en inglés)

Comprarlo en Amazon (en inglés)

 

Lo menos que puede decirse sobre MARTE

Lo menos que puede decirse de esta serie es que es imaginativa. A pocos se les habría ocurrido realizar una fusión entre un documental de alto valor científico y una trama sobre la llegada de los primeros astronautas que pisarán el planeta Marte. Obviamente, una experiencia de este tipo corría el riesgo de decepcionar a los espectadores habituales de documentales y a los consumidores de series de ciencia-ficción. Sin embargo, también era previsible que los aficionados a lo uno y a lo otro siguieran enganchados al plasma encantados por lo que ven.

La serie está fechada en tres momentos: 2016, fecha en la que tienen lugar las entrevistas que conforman lo esencial de la parte documental; el año 2033 en la que los primeros astronautas llegarán al planeta Marte y en 2037 cuando la misión peligra y la primera expedición ya ha mermado con alguna pérdida. En sus seis episodios se van alternando flash-backs que llevan de un momento a otro. En su conjunto, la serie aparece como una expectativa de futuro y anticipa la posibilidad realista de que en menos de 20 años se alcance la superficie del planeta rojo.  Ahora bien…

Una serie de críticas pueden realizarse a esta original mixtura entre documental y ciencia-ficción. El primero de todos es que existe cierta descompensación entre el rigor de la parte documental y lo que luego vemos en la pantalla que es uno de los muchos dramas espaciales que ya hemos visto, sólo que este tiene lugar en Marte. La segunda crítica que puede formularse es que se trata de aceptar la “privatización de la carrera espacial”. En efecto, si antes estaba dirigida por agencias estatales tanto en Rusia como en los EEUU, ahora, en el proyecto de conquista de Marte, la iniciativa privada es la impulsora. La pregunta clave no está respondida en la parte documental: “En realidad ¿Es necesario ir a Marte? ¿Puede servir para algo tangible aparte de ser una mera hazaña?”.  Y no porque no la hayan formulado los autores del documental, sino porque, el encargado de responderla, Elon Musk, se ha ido por las ramas y ha dado respuestas pobres.

¿Quién es Elon Musk? Magnate y fundador de SpaceX, un lince para los negocios, primero en llevar la manía privatizadora al espacio. Para él, todo el problema consiste en ahorrar y gestionar mejor la carrera espacial. Para Musk, llegar a Marte es una meta científica… pero también y sobre todo, un objetivo económico personal por el que ha apostado. Algo que no puede expresar y que encubre con mitos y sugestiones poco creíbles. Porque, a la postre, la conquista de Marte, no es viable para “salvar a la humanidad”, dada la lejanía del planeta y sus noches glaciares, dada la mayor masa del mismo y dados los niveles de radiación solar sería imposible para la constitución del ser humano vivir mucho tiempo en esas condiciones. Como máximo puede enviarse a expediciones especializadas y, siempre y cuando tengan la posibilidad de regresar. Que Space X pueda realizar vuelos low-cost a Marte, no estoy muy seguro de si será un logro o la enésima muestra de que la privatización no es ninguna ganga.

Luego está la crítica a la parte dramatizada: lo que nos muestra la serie es a unos astronautas perdidos en un planeta hostil. Aquí hay poca originalidad e incluso cierto desfase con las pretensiones de la parte documental. En esta parte se nota que los diálogos no están excesivamente perfilados, la historia es bastante plana, está desarrollada lentamente, no hay grandes sorpresas, los efectos especiales son correctos, pero falta tensión y ritmo narrativo. A destacar la actuación del actor argentino Alberto Ammann interpretando al astronauta español, Javier Delgado.

En definitiva, un intento de fusión de géneros que solamente por la imaginación demostrada merece el aprobado, pero al que le falta una orientación científica y claridad en la intencionalidad de los motivos que justifican una expedición a Marte y un mayor refinado de la parte dramática. Lo único que retenemos de la serie es que es una promoción de SpaceX la empresa fundada por Elon Musk. Publicidad…

Anuncios