FICHA

Título original: Legion
Título en España: Legion
Temporadas: 2 (13 episodios)
Duración episodio: 45-60 minutos.
Año: 2017
Temática: Ciencia Ficción
Subgénero: Thriller
Resumen: David Haller está ingresado en una institución psicológica con el diagnóstico de “esquizofrénico extremo”. Pero, años después de su ingreso la llegada a la institución de un nuevo paciente, Syd, cambia radicalmente la vida de David al hablarle de visiones y voces que, consideradas por la institución como síntomas de la esquizofrenia, pero que, en realidad, son reales.
Actores: Dan Stevens, Rachel Keller, Aubrey Plaza, Jean Smart, Bill Irwin, Jeremie Harris, Katie Aselton, Amber Midthunder, Mackenzie Gray, Jemaine Clement, Hamish Linklater, Scott Lawrence, David Selby, Ellie Araiza, Brad Mann, Luke Roessler, David Ferry
Lo mejor: un buen arranque
Lo peor: la serie se va deshinchando a medida que avanzan los episodios
Lo más curioso
: El creador de la serie es Noah Hawley, responsable de la serie Fargo.
¿Cómo verlo?: En el canal Fox (Movistar+, Vodafone, TeleCable, Orange. Puede bajarse mediante programas P2P y comprarse en DVD

Puntuación: 6

PROMO (1ª Temporada, en inglés)

PROMO (en español)  

PROMO (2ª Temporada, en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Fox)

DESCARGA TORRENT 1ª Temporada

DESCARGA TORRENT 2ª Temporada

WEB OFICIAL (Foxtv)

WEB OFICIAL (FOX, en inglés)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre LEGION

Ni todas las series de superhéroes gustan, ni siquiera a los aficionados al género, ni todo lo que tiene el marchamo de la Marvel y de los X-Men resulta creativo y encantador. Algunos superhéroes tienen un buen comienzo. El piloto de esta serie es, por ejemplo, muy aceptable, incluso con despuntes de genialidad. Nos presentaba a un joven problemático al que todos habían diagnosticado como esquizofrénico y él terminó creyéndoselo y aceptando su ingreso en un psiquiátrico en donde, nada más ingresar, empezará a tener problemas. El piloto encandiló incluso a los que no les gustaban las series de super-héroes. Luego, al arrancar la serie, poco a poco fue perdiendo fuelle.

En realidad, en aquel primer piloto, solamente en el último tramo del metraje se vislumbra la relación con los X-Men y con el mundo de los superhéroes. Todo lo que ha ocurrido antes es más propio de un thriller psicológico que de un productor de la factoría de Stan Lee. Y éste fue el problema: que todos esperábamos más. El piloto nos había situado al protagonista y cómo llegó al psiquiátrico. Explicó, así mismo, cómo conoce a “Sydney”, la persona que le concienciará de que no es un simple enfermo mental. Abundarán los flashbacks, un interrogatorio policial y las pinceladas suficientes como para ponernos en antecedentes de los rasgos y de la problemática de estos dos protagonistas.

Además, el piloto tiene una buena fotografía, efectos especiales dignos de interés, saltos narrativos. Lo que más nos interesó es que, por una vez, las películas de superhéroes no nos muestran al protagonista salvando al mundo, sino que la serie comienza priorizando los factores psicológicos del personaje. Las interpretaciones son buenas: Dan Stevens ejerce como el mutante diagnosticado esquizofrénico. Rachel Keller es “Sy Barret”, la chica que contribuye a que “David Haller” descubra su verdadera personalidad y de la que éste se enamora locamente. La chica, claro está, es también mutante y tiene un problema grave especialmente para quien la toque cariñosamente: su mente y la de ella se intercambiarán. Stevens había aparecido en algunos episodios de series de cierta fama: en Agatha Christie’s Marple o en Downton Abbey (2010-2012) y en lo que se refiere a la Keller estuvo en algún episodio del Mentalista, en Supernatural y en Fargo antes de filmar Legion. No son actores estelares, pero cumplen a la perfección con sus roles respectivos.

La serie va por su segunda temporada, estrenada el pasado mes de abril de 2018. La segunda temporada no recibió tantos elogios como la primera. Y aquella gustó más al público predispuesto a las series de super-héroes y siempre discutiendo sobre si es mejor o peor que Arrow o Flash, que a la crítica especializada a la que no se le escapó la caída progresiva de calidad y de imaginación. El problema es que al final de la primera temporada la serie había dejado desorientados a los espectadores y aparecía como un conjunto de despropósitos de los que era difícil encontrar el hilo argumental.

En realidad, si el primer episodio daba la sensación de que Legion figuraría en el pelotón de cabeza de las series de superhéroes y sería una de las más destacadas del universo Marvel, hacia la mitad de la temporada ya había ido perdiendo puntos y cuando ésta concluía no dejaba de ser una seria del género más, del montón y que había dilapidado su potencial. Porque una cosa es que un personaje tengo “potencial” en el piloto y otra muy distinta que en su desarrollo ese potencial pueda quedar patente.

Anuncios