FICHA

Título original: Frankenstein’s Aunt
Título en España: La tía de Frankenstein
Temporadas: 1 (7 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 1987
Temática: Fantástica
Subgénero: Comedia
Resumen: El nieto del Doctor Frankenstein intenta revivir el experimento de su abuelo consiguiendo el cuerpo más fuerte e inteligente para crear un ser vivo único al que llamará “Albert”. Al conocer el experimento, la tía del científico se desplaza al castillo para tratar de evitar el experimento, pero no consigue evitarlo. Junto a ellos viven otros personajes habituales del terror gótico inglés de finales del XIX
Actores: Viveca Lindfors, Martin Hreben, Gerhard Karzel, Barbara De Rossi, Eddie Constantine, Flavio Bucci, Ferdy Mayne, Mercedes Sampietro, Jacques Herlin, Andrej Hryc, Roman Skamene, Tilo Prückner, Marie Drahokoupilová, Milan Lasica, Bolek Polívka, Gail Gatterburg, Sancho Gracia
Lo mejor: una revisión del terror gótico realizada con un humor similar a La Familia Monster
Lo peor: a pesar de ser una co producción, la participación española fue minúscula
Lo más curioso
: Oficialmente consta como serie de producción checa, pero fue una coproducción entre Austria la República Democrática Alamana, Francia, España y Checoslovaquia cuando los tiempos ya eran favorables para la caída del Muro de Berlín
¿Cómo verlo?: Fue emitida en España por TVE. Puede verse en youtube y comprar en DVD solamente en versión alemana

Puntuación: 7,5

FRAGMENTO (en castellano)

FRAGMENTO (en castellano)  

INTRO

MUSICA

VER SERIE (youTube)

DESCARGA TORRENT

WEB no OFICIAL

Comprarlo en Amazon

 

Lo menos que puede decirse sobre LA TÍA DE FRANKENSTEIN

Serie olvidada, serie que ni siquiera figura en la sección de Televisión a la Carta de RTVE, pero que merece un espacio para el recuerdo. Se trata de una de las series más curiosas emitidas en España en los años 80. Complicada coproducción en la que participaban cinco naciones en un momento difícil –el año 1987 empezó a registrar amplias fisuras en Checoslovaquia, uno de los países coproductores y en el que se rodó la serie- que llevaría dos años después a la caída del Muro de Berlín. La serie se proyectó en horario infantil dentro del programa La linterna mágica, los viernes a las 18:30.

A pesar de la referencia al clásico de Mary Shalley y a que aparecieran en sus siete episodios personajes propios de la novela de terror de aquellos momentos (el Conde Drácula, el Hombre Loco), no se trata de una producción que pueda calificarse como “de terror”, ni siquiera de “terror infantil”. Es, más bien, una serie dotada de una prodigiosa sensibilidad realizada para transmitir valores a las nuevas generaciones. Serie infantil, no es, desde luego, un producto que pueda atraer a los mayores, pero sí al menos, verlo acompañado por sus hijos y aleccionarlos sobre quiénes eran los personajes que aparecen en los siete episodios.

“Henry” es el nieto del Doctor Frankenstein. Está completamente loco pero se ha propuesto llevar a cabo el experimento que intentó su abuelo. El resultado será “Albert”, un monstruo enorme y poderoso de cuerpo y de mente al que pronto le nacerán instintos y sentimientos amorosos. La criatura se enamora de “Klara”, una joven del pueblo. Los rumores sobre los experimentos de Henri llegan a oídos de su abuela quien decide acudir al castillo para conseguir encauzar la vida del joven y que se case de una vez por todas. Pero el experimento ya se ha consumado y la tía Hannah no puede evitar que los lugareños estén dispuestos a expulsar de su pueblo a toda la familia y a su compañía de monstruos.

Los dos actores españoles que se dejan ver ocupan papeles secundarios: una juvenil Mercedes Sampietro (“Elisabeth”) y Sancho Gracia que apenas aparece como juez de la comarca. La miniserie se filmó en alemán  y estuvo dirigida por un checo, Juraj Jakubisko. Quienes la vieron en los años 80, niños seguramente en la época tendrán ahora entre 40 y 50 años y esta serie pertenecerá a sus más tiernos recuerdos de infancia. Porque la serie, a fin de cuentas, sintonizaba perfectamente con el público infantil y juvenil: en efecto, los problemas que planteaba eran la soledad y la necesidad de amar y ser amado. La moraleja de la serie es que el amor y la amistad siempre triunfan (la pareja protagonista, el monstruo Albert y la joven Klara cuyo amor no es bien visto ni por unos ni por otros, terminan casándose.

La serie llama la atención por los colores pastel propios de los años 80 y que indican que se trata de un producto añejo. También el mensaje puede parecer “anticuado”, si bien consideramos que es lo mejor y lo más positivo de la serie. Los toques de humor son continuos y del género de los que hacen reír a los adolescentes. Las serie, en cualquier caso, es entrañable, paródica y constructiva. A pesar de que TVE (que emitió la serie) no haya considerado necesario dejar constancia alguna de su paso, afortunadamente puede verse en youTube en su traducción española. Y a ella remitimos.

Anuncios