FICHA

Título original: Gomorra
Título en España: Gomorra
Temporadas: 3 (36 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2014-2018
Temática: Thriller
Subgénero: Mafia
Resumen: El clan de los Savastano controlan la distribución de la droga en los arrabales de Nápoles, pero el sucesor, es demasiado joven para suceder a su padre al frente de la banda y además carece de la dureza y crueldad de sus padres, por lo que la responsabilidad y el futuro de la banda dependen de un lugarteniente extremadamente inteligente y ambicioso. Los Savastano están enfrentados a la muerte con el clan de los Conte que también distribuye drogas en su zona.
Actores: Marco D’Amore, Fortunato Cerlino, Salvatore Esposito, Fabio de Caro, Christian Giroso, Giovanni Buselli, Carmine Monaco, Lino Musella, Marco Palvetti, Vincenzo Fabricino, Maria Pia Calzone, Domenico Balsamo, Emanuele Vicorito, Carmine Battaglia, Alessio Gallo, Gaetano di Vaio, Walter Lippa, Massimiliano Rossi, Cristiana Dell’Anna, Gianluca Di Gennaro, Cristina Donadio, Alfonso Postiglione, Luca Gallone, Giovanni Allocca, Claudia Veneziano, Elena Starace, Ivan Boragine, Antonio Ciccone, Antonio Folletto, Ivana Lotito
Lo mejor: Thriller extremadamente realista, incluso en la tosquedad
Lo peor:
Lo más curioso
: El guión ha sido realizado adaptando el best seller de Roberto Saviano sobre la camorra napolitana
¿Cómo verlo?: En Netflix. Puede bajarse mediante programas P2P y comprarse en DVD.

Puntuación: 7,5

PROMO (en italiano)

PROMO (en inglés)  

PROMO (2ª Temporada, en italiano)

PROMO (3ª Temporada, en italiano)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

WEB OFICIAL (SkyTG24, en italiano)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre GOMORRA

Se trata de una de las series más elogias en Italia realizadas en los últimos años. Y también de las que fuera de Italia han tenido detractores. Unos la han llamado “spaghetti-thriller”, para otros está resultando excesivamente tosca, oscura, los personajes poco carismáticos y primarios. Actualmente la sirve la plataforma Netflix y en la actualidad se está rodando la cuarta temporada a estrenar en 2019. Es una historia ambientada en Secondigliano, un suburbio situado al Norte de Nápoles. Lo que vamos a ver es la lucha de este clan con los clanes rivales que les disputan la distribución de la droga en su zona.

Para los que dicen que la serie es oscura, hay que recordarles que esa zona de Nápoles no es, precisamente, Manhattan, ni siquiera Brooklyn. El barrio, fundado durante el fascismo y relativamente cómodo, sufrió los problemas de la especulación inmobiliaria en los años 70 y quedó convertido en un monstruo de cemento y edificios mal diseñados, degradándose inmediatamente la vida ciudadana y convirtiéndose en un teatro de operaciones de la camorra (la versión napolitana de la mafia siciliana). Así pues, cuando se dice que la serie es “sombría” hay algo de razón: Secondigliano es un arrabal osco. Así mismo, cuando se dice que los protagonistas de Gomorra son “planos”, hay que tener en cuenta que estamos hablando de la camorra, una asociación mafiosa nacida del subdesarrollo, no de una asociación artística. Por tanto, el primer rasgo que hay que tener en cuenta a la hora de ver esta serie es que se trata de una producción extremadamente realista. Lo que se nos cuenta es tal y como es la camorra y tal y como es el medio en el que actúa.

La serie nos presenta al can de los Savastano dirigido por el implacable “don Pietro” como “capocamorra de Secondigliano”. Su hombre de confianza es “Ciro”, mientras que su hijo no está a la altura de las circunstancias y difícilmente puede suceder a su padre en el futuro.  Cuando “don Pietro” es encarcelado (y organiza una revuelta en la prisión), su esposa coge las riendas del clan y envía a “Ciro” a España para pactar con un clan rival y a su hijo para contactar con narcotraficantes. El hijo vuelve transformado y endurecido y desplaza a “Ciro” como aspirante a suceder a su padre a la cabeza del clan. Viene acompañado de camorristas jóvenes y agresivos que, inevitablemente, generan una escalada de violencia con clanes rivales. Lo que está en juego es el control en la distribución de las drogas duras en los arrabales de Nápoles y todas las partes se muestran dispuestas en llegar hasta el final y ser implacables con el adversario.

Un argumento de este tipo –extraído de un best-seller escrito por Roberto Saviano- debía ser necesariamente tosco, primitivo, primario en las motivaciones y en los sentimientos de los personajes, sombrío y deprimente… y, por todo eso, precisamente, atractivo. Si se parece a alguna serie es, desde luego, a The Wire o a True Detective. El clan Savastano recuerda, así mismo, a los moteros de Sons of Anarchy. Pero todo transcurre en el Norte de Nápoles y la serie refleja perfectamente este paisaje material y moral. En ocasiones se tiene la sensación de que estamos asistiendo a un documental. El nivel de realismo es extremo, deliberado, efectivo.

Quizás el reproche que podría realizarse a los productores es que algún capítulo parece como si el guión, las interpretaciones y el montaje estuvieran excesivamente acelerados. Ocurren demasiadas cosas en pocos metros de celuloide lo que obliga al espectador a permanecer pegado a la pantalla (e incluso a tomar notas para no perderse).

La serie gustará a los que amen las series sobre la mafia y sus derivados. Será consumida fácilmente por los habituales de los thrillers realistas. Que sepan que no encontrarán ni a superhéroes ni a superpolicías, ni a supervillanos: lo que nos presenta Gomorra es realismo en estado puro. Así es la camorra y así nos la presenta Netflix. ¿Para qué buscar “Estados fallidos” en Afganistán o en la Libia post-Ghadaffi? Está en los arrabales de Nápoles, una ciudad no apta para turistas, así que confórmese con pasear por sus calles de la mano de esta serie.

Anuncios