FICHA

Título originalCarlos
Título en España: Carlos
Temporadas: 1 (3 episodios)
Duración episodio: 110 minutos.
Año: 2010
Temática: Drama
Subgénero:Terrorismo
Resumen: Biopic sobre la actividad terrorista de Illich Ramírez, alias “Carlos”, el terrorista internacional más buscado en los años 70. La serie se limita a su actividad terrorista y a sus contactos con el mundo palestino: cómo la policía logró identificarlo después del atentado al drugstore Saint-Germain y como coronó su carrera como terrorista con el asalto a la conferencia de la OPEP en Viena.
Actores: Edgar Ramirez, Alexander Beyer, Anna Thalbach, Susanne Wuest, Nora von Waldstätten, Julia Hummer, Aljoscha Stadelmann, Farid Elouardi, Katharina Schüttler, Fadi Abi Samra, Alejandro Arroyo, Alexander Scheer, Martha Higareda.
Lo mejor: se recrea con altas dosis de fidelidad a los hechos, las operaciones terroristas que organizó el protagonista.
Lo peor: en algún momento, da la sensación de que se está elogiando  y comprendiendo las acciones criminales que realizó “Carlos”.
Lo más curioso
: la serie ganó el premio Globo de oro a la mejor miniserie para televisión en el años 2011 así como varios premios internacionales
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente en Filmin y comprarse en DVD. Puede verse en versión francesa en youtube.

Puntuación: 7,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)  

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Filmin)

VER EPISODIO 1 (en francés)

VER EPISODIO 2 (en francés)

VER EPISODIO 3 (en francés)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Filmin, en castellano)

Comprarlo en Amazon (en inglés)

 

Lo menos que puede decirse sobre CARLOS

Se sabe a la perfección quien fue “Carlos”, el terrorista estrella de los años 70. Por algún motivo difícil de entender la causa palestina atrajo las simpatías de la extrema-izquierda mundial desde finales de los años 70. En países tan distantes como Japón, Alemania o Venezuela aparecieron grupo de simpatizantes dispuestos a apoyar con las armas en la mano a la causa palestina. George Habache, líder del Frente Popular para la Liberación de Palestina, entendió pronto que podía aprovechar todo este potencial para ampliar su radio de acción y fue así como reclutó a los miembros del Ejército Rojo Japonés, a los de la Fracción del Ejército Rojo alemán y a versos sueltos como Illich Ramírez de origen venezolano, para sus operaciones de secuestros aéreos, atentados en Europa y para una operación final espectacular: el secuestro de los “ministros del petróleo” de la OPEP en Viena, protagonizadas y dirigidas por el venezolano.

La miniserie dirigida por Olivier Assayas no se pierde en explicarnos por qué “Carlos” llega a ser como es, ni siquiera porqué la extrema-izquierda se sintió tan atraída por la causa palestina. Assayas ya al grano: nos muestra a un “Carlos” ya convertido en principiante en esto de arrojar granadas de mano y poner bombas. No es raro que haya sido Francia el país en el que ha nacido este miniserie: allí, en el París de principios de los años 70 fue donde “Carlos” saltó a la fama. Era uno de tanto estudiantes iberoamericanos llegados a la capital francesa, sólo que lo había hecho con documentación falsa y pronto había recibido armas y bombas de mano, una de las cuales fue a parar al bar del drugstore Saint-Germain causando varias víctimas mortales y cuyo propietario era judío. Intentó asesinar al propietario de los almacenes Mark & Spencers que, de paso, era presidente de la Federación Sionista de Inglaterra. En la miniserie vemos todos estos episodios: como conoció a Georges Habache y éste le presentó al que debía ser su jefe, Michal Moukharbal y que luego en París lo delató. Moukaharbal fue asesinado junto a los tres policías que le acompañaban. Pero su acción más famosa –y que registra a la perfección esta miniserie y con un detallismo casi obsesivo- fue el secuestro de los ministros de la OPEP que estaban reunidos en Viena.

El papel de Carlos está representado por el actor Edgar Ramírez al que recientemente hemos visto en American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace, interpretando, en esta ocasión, a la propia víctima. Ramírez sabe recoger lo esencial de la personalidad del otro Ramírez, “Carlos”, en lo que éste tuvo de histriónico, psicópata y aventurero. Así mismo, a lo largo de los tres episodios de describe perfectamente el ambiente y la mentalidad de los ingenuos europeos que siguieron a “Carlos” en su aventura y se pone el énfasis en las relaciones que tuvo con Magdalena Kopp, la responsable de falsificación de documentos de las Células Revolucionarias alemanas y antes miembro de la Fracción del Ejército Rojo.

La sería podría haberse titulado “Carlos y el terrorismo pro-palestino de los años 70” y hubiéramos tenido el paradigma de lo que contiene. Quizás lo único que se le pueda reprochar a Assayas en algunos breves momentos, es que las acciones inadmisibles de “Carlos” quedan justificadas por la situación en Palestina. Salvo estos desvíos puntuales, la serie muestra un alto grado de fidelidad con lo que ocurrió realmente. Y será algo que sabrán agradecer especialmente los amantes de la historia.

Filmin la ha traído a España siete años después de que se hubiera filmado. Otro detalle de agradecer, porque la serie es, desde todos los puntos de vista recomendable: especialmente si le interesan los problemas del terrorismo internacional, la historia de los años 70, y los thrillers político-terroristas.

Anuncios