FICHA

Título originalLine of duty
Título en España: Line of Duty
Temporadas: 4 (23 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2012-2018
Temática: Drama
Subgénero: Policial
Resumen: El sargento que dirige una unidad antiterrorista comete un error en una operación y es transferido al AC-12 el departamento de “asuntos internos” que investiga casos de corrupción policial en el Reino Unido. Colabora con otra policía que actúa de manera encubierta para investigar casos de corrupción policial. Cada temporada, compuesta por entre 5 y 6 episodios está dedicada a un caso concreto.
Actores: Vicky McClure, Adrian Dunbar, Martin Compston, Craig Parkinson, Keeley Hawes, Neil Morrissey, Thandie Newton, Mark Bonnar, Polly Walker, Maya Sondhi, Paul Higgins, James Edlin, Lennie James, Tony Pitts, Aiysha Hart, Fiona Boylan, Kate Ashfield, Claire Keelan, Saffron Davies, Jordyn-Eve Davis Greene, Arsher Ali, Christina Chong, Daniel Mays.
Lo mejor: un guión muy bien calibrado que ilumina todas las temporadas.
Lo peor: en algún momento la serie se convierte en excesivamente retorcida.
Lo más curioso
: la productora fue denunciada por una asociación de protección de la infancia por haber contratado para la primera temporada a un actor de 13 años que hacía gala de un lenguaje particularmente soez y ejercía una violencia extrema en su papel La productora fue absuelta de la denuncia.
¿Cómo verlo?: Emitida por Netflix y por Movistar+ Series. Puede bajarse mediante programas P2P y comprarse en DVD.

Puntuación: 8

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)  

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

VER SERIE (Movistar+ Series)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix, en castellano)

WEB OFICIAL (Movistar, en castellano)

WEB OFICIAL (BBC, en inglés)

WEB PRODUCTORA (WorldProductions, en inglés)

Comprarlo en Amazon

 

Lo menos que puede decirse sobre LINE OF DUTY

Lo menos que puede decirse de la BBC Two es que tiene un índice altísimo de éxitos, superior a cualquier otra cadena europea. En España, cuando un canal, estatal o no, consigue dar en el clavo con una serie –lo que ocurre sólo muy de tanto en tanto- hay que darse con un canto en los dientes. En el Reino Unido, cuando se estrenada una serie podemos estar seguros en un 75% de los casos que se tratará de un producto muy refinado y que contiene todos los elementos para constituir, sino un éxito, sí al menos, un digno entretenimiento. Line of Duty está muy por encima de las series de nivel medio.

Es, además, una serie que ha resistido cinco temporadas y andamos esperando que la quinta se estrene uno de estos días. Lleva en pantalla desde 2012 y este año se estrenará la quinta temporada. Allí por donde ha pasado, ha arrasado, por mucho que, en España todavía no haya llamado suficientemente la atención de los espectadores.

La serie comienza con una operación antiterrorista desarrollada en un suburbio londinense. El número de la puerta en la que viven los supuestos terroristas el 59 ha visto como la falta de un clavo haya hecho bascular la última cifra convirtiéndola en un 6. Esto, unido al nerviosismo y a la falta de inteligencia táctica para realizar la operación, ha causado la muerte de un inocente confundido con un terrorista a punto de hacerse estallar. El jefe de la unidad ordena a sus hombres mentir para salvar la operación de cara a los medios de comunicación. Sin embargo, el sargento que manda la unidad decide dar la versión real de lo que ha ocurrido. Mientras dura la investigación es transferido al AC-12, el equivalente a la “unidad de asuntos internos” que investiga los casos de corrupción en el interior de la policía británica.

La unidad cuenta con la colaboración de una policía que actúa de manera encubierta uniéndose a una unidad caracterizada por su alto nivel de eficacia pero sobre la que existen sospechas de que solamente acepta casos que puede resolver fácilmente. El teniente que manda la unidad, mantiene una relación con un antigua amante que ha atropellado y huido a un contable y que está implicada en asuntos de reciclado de dinero procedente de la droga. El teniente decide enmascarar el atropello como si se tratara del robo de un vehículo. A partir de ahí, la trama de la primera temporada se desarrolla de manera fluida y trepidante hasta la resolución del caso.

En esta serie, cada temporada implica un caso nuevo que llega al AC-12. Los tres protagonistas de la serie, Martin Compston, Vicky McClure y Adrian Dunbar, a los que se une Craig Parkinson hasta la tercera temporada, componente un plantel excepcional: diestros en la interpretación, sobrios, sin estridencias de ningún tipo y actuando con una naturalidad que remite a policías realmente existentes. Están acompañados por los malvados de turno: Lennie James en la primera temporada, Keeley Haves, Daniel Mays y Thandie Newton en las siguientes. Todos ellos son actores muy conocidos en la escena británica y cuyas actuaciones han llegado hasta España en series anglosajonas.

Las distintas temporadas de la serie se han visto literalmente cubiertas de premios internacionales desde 2012, ¡casi 70 nominaciones y  premios! Con lo que podemos hablar de una de las series más galardonadas de la historia. Y no es para menos.

Hay que advertir que no se trata de una serie estridente. Todo en ella es muy mesurado y particularmente refinado. La serie ha sido escrita y creada por Jed Mercurio. El objetivo manifiesto y la idea central es que nadie, ni la policía, están por encima de la ley. No es solamente una denuncia de la corrupción policial, sino el recordatorio de lo que es –o pretende ser- la justicia en un Estado de Derecho.

Aparte de la moraleja que puede deducirse, cada episodio de la serie y, sobre todo, el guión y las actuaciones, son pequeñas obras maestras de aproximadamente una hora de duración, que satisfarán, no solamente a los amantes del género policíaco, sino también a todos los que tengan un espíritu exigente y busquen “series completas”. Esta lo es en el sentido de que sería difícil añadir o quitar algo.

Anuncios