FICHA

Título originalCupido
Título en España: Cupido
Temporadas: 1 (7 episodios)
Duración episodio: 15 minutos.
Año: 2018
Temática: Fantasía
Subgénero: Dramática
Resumen: Cuatro amigas se desplazan para pasar unos días a la mansión del novio de una de ellas. Después de un largo viaje se encuentran ante una antigua edificación con un amplio jardín y una verja impresionante que da acceso a un bosque inextricable y mágico. Cuando lleguen a la mansión se sorprenderán al ver que el novio vive acompañada por otros 30 jovenes.
Actores: Michele Calvo, Mario Plágaro, María Hinojosa, Christian Sánchez, Lucía Guerrero, José Lamuño, Songa Park, Manuel Vega, Chanel Terrero, Estefanía de los Santos.
Lo mejor: Fantasía romántico-gótica.
Lo peor: Guión y temática demasiado improvisada.
Lo más curioso
: se ha rodado íntegramente en la antigua estación del Príncipe Pío en Madrid.
¿Cómo verlo?: Emitida el Canal PlayZ de RTVE.

Puntuación: 6,5

PROMO

PROMO (capítulo 1)

PROMO (capítulo 2)

PROMO (Capítulo 3)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Fox)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (RTVE)

WEB OFICIAL  

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

 

Lo menos que puede decirse sobre CUPIDO

A las pocas horas de estrenarse on line (recordamos que todas las producciones del canal PlayZ de RTVE se estrenan directamente en Internet) Cupido declaraba ser el “mejor lanzamiento” del canal con 300.000 visitas en apenas unas horas. Sin embargo, una cosa es que el público, esencialmente juvenil, se vaya adaptando y frecuentando este canal y otra muy diferente que los niveles de audiencia –dando por supuesto que los declarados son los reales- tienen poco que ver con la calidad del producto. Esta es la primera sensación que da el guión de Cupido.

Chloe, Marta, Amanda y Lucía, son cuatro amigas que deciden aceptar la invitación del novio de una de ellas para pasar un fin de semana en el campo. La mansión está alejada de la capital y tardan en llegar, en el viaje van hablando de sus problemas y sus ilusiones y de lo que esperan de la vida. Al llegar comprueban que lo que ven supera con mucho sus expectativas, se trata de una mansión extraordinariamente amplia situada en medio de un tupido y misterioso bosque. Pero lo que más les sorprende es que Edrian, el novio, no vive solo sino con otros 30 jóvenes. Pero no se trata de jóvenes normales y corrientes, sino que cada uno de ellos es un Cupido. Bueno, a fin de cuentas, Cupido es el dios del amor o, más bien, del deseo amoro. Así pues, inicialmente da la sensación de que se tratará de un fin de semana placentero. Pero las cosas empiezan a tomar otro cariz a poco de llegar. En la noche todo se transformará en algo desconcertante y las visitantes caerán en pleno desasosiego.

La duración de los episodios es diferente: 25, 15, 11 minutos, respectivamente n lo que se refiere a las tres primeras entregas de las seis que tendrá. Los interiores están rodados en la estación del Príncipe Pío en Madrid (bastante reconocible por lo demás) convertida en un lánguido palacio decorado con muebles estilo imperio, el suelo permanentemente cubierto de pétalos de flores, todo deliberadamente sombrío y tristón. Lo que se dice el panorama de una típica producción gótica (o goticizante).

En cuanto a los intérpretes se trata de chicos jóvenes con poco recorrido todavía y que se esfuerzan por sacar adelante un guión que, como hemos dicho, era simplón y poco trabajado. La parte del león de la producción se la ha llevado la transformación de la antigua estación en destartalado palacete.

La serie es de carácter juvenil y no puede gustar ni ser aceptada más que por jóvenes. No es raro: todo el canal “interactivo y multiplataforma”, la iniciativa PlayZ, ha sido pensada para ellos. Por el momento, la serie más vista ha sido Mambo, estrenada en 2017 y que el canal declara haber tenido 3.500.000 de visitas.

Así pues, se trata de un producto muy concreto para un segmento específico de la sociedad. Se trata de la séptima serie que lanza PlayZ. Nos damos perfecta cuenta de las características del canal y de los productos que está trasmitiendo: todos responden a las mismas características. Y nos preguntamos: ¿por qué no productos más ambiciosos? ¿es que todo tienen que ser ficciones desmadradas con pocos pies y menos cabeza? Puestos a segmentar, también existe una fracción de la población joven que es terriblemente exigente y que aspira a algo más que ver los mismos productos que se ven en los canales generalistas pero en otro formato. Quizás fuera el momento de introducir alguna producción que obligue a pensar un poco en lugar de tratar de fascinar al espectador.

Anuncios