FICHA

Título original: 라이브
Título en España: Live
Temporadas: 1 (18 episodios)
Duración episodio: 66-70 minutos.
Año: 2018
Temática: Thriller
Subgénero: Policíaco
Resumen: Vida diaria en una comisaria de la policía de Corea del Sur. La serie abarca desde el período en el que ingresan en el cuerpo un grupo de jóvenes de ambos sexos, su entrenamiento, y los primeros meses de su salida a las calles como policías novatos. Refleja también la vida y los problemas cotidianos de los policías veteranos que ejercen como mentores de los novatos.
Actores: Jung Yu-mi, Lee Kwant-soo, Bae Seong-woo, Bae Jong-ok, Sung Dong-il.
Lo mejor: El estilo de filmación y el ritmo la hacen equiparable a cualquier serie occidental
Lo peor: Quizás algunos papeles y actitudes están algo desenfocados para ser policías
Lo más curioso
: La serie se realizó en un tiempo récord, siendo la primera lectura del guión del 1 de diciembre de 2017 y estrenándose el 10 de marzo de 2018.
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por Netflix.

Puntuación: 7

PROMO (en coreano)

PROMO (en coreano)  

PROMO (varios clips, en coreano)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix, en castellano)

WEB OFICIAL (TVN, en coreano)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre LIVE

Las series coreanas todavía no han logrado impregnar al público español, a pesar de que el catálogo de Netflix tiene una superpoblación de estos productos. En general, se trata de series realizadas con buenos criterios técnicos, pero que resultan infumables para el público occidental, en tanto que meras imitaciones. Da la sensación de que solamente pueden interesar a inmigrantes orientales establecidos en España (que no son pocos) y a resignados a ver cualquier cosa que puedan a cambio de la cuota que pagan mensualmente a Netflix. Están perdidas en las profundidades del catálogo y cuesta encontrarlas; habitualmente, ante el maremoto de series producidas en occidente y que resultan más familiares, renunciamos a escarbar, si ha llegado algún producto interesante de extremo-oriente. Sobre la serie que comentamos, apenas existe información en Occidente y está pasando completamente desapercibida. Se ha estrenado en España como Live.

La serie nos muestra en sus primeros capítulos, la vida de distintos jóvenes que, en distintas circunstancias, aprueban el ingreso en la academia de policía de Corea del Sur. La cámara sigue a estos jóvenes en sus entrenamientos y en sus vicisitudes para pasar luego a las vidas privadas de su instructor de artes marciales y de su esposa. Se percibe la dureza de la formación y su diversidad: desde entrenamientos físicos, hasta preparación jurídica, pasando por ejercicios de disolución y contención de manifestaciones, supuestos antiterroristas, asistencia primaria a heridos, alcohólicos y agredidos, etc. Los supervivientes salen convertidos en policías y destinados a una comisaría en la que se les destinan mentores que completaran su formación ya en la práctica. A partir del tercer episodio la serie pasa a reflejar el día a día de estos jóvenes y de sus mentores, alternando con episodios de su vida privada y de sus interrelaciones.

Aparentemente, este guión es como el de cualquier otra “serie coral” de policías. Hemos visto muchas desde Canción triste de Hill Street. Donde los caminos divergen es en la ubicación geográfica de la trama, en Corea del Sur: allí casi nada es como en Occidente. Esta serie, en tanto que excepcionalmente realista, nos muestra cómo es la vida en aquellas latitudes: sus costumbres, sus problemas (incluso sus adicciones), el mobiliario de los hogares, la comida, e incluso el carácter de sus gentes o los niveles de corrupción política (que en esto parecen similares a cualquier otro lugar). Es mucho lo que se puede aprender viendo esta serie. Llama poderosamente la atención, los estallidos momentáneos y turbulentos de cólera de sus gentes, para pasar luego a inmediatos remansos de paz.

En lo que se refiere a la ejecución técnica de Live, no solamente no tiene nada que envidiar a las series realizadas en Hollywood, sino que muestra un alto grado de perfección y realismo, en ocasiones, incluso superior (las persecuciones de coches que se producen o las reacciones de los agentes ante lo que ven son mucho más realistas que lo que Hollywood suele ofrecer). Y en cuanto a los trabajos de los actores cabe decir que son diferentes a la técnica utilizada en Occidente  pero singularmente efectiva a la hora de transmitir sensaciones (todos son inexpresivos en el rostro pero el sentido de lo que dicen viene acompañado por microgestos y actitudes corporales suficientemente elocuentes).

Live es lo que se conoce como un “drama coreano” o K-drama. Empezaron a realizarse en los años 60, pero solamente a partir del milenio se pudieron visionar en países occidentales. Suelen tener de 16 a 50 episodios sin que se les conozcan secuelas. Las plataformas en streaming son, en la actualidad, su principal canal de difusión. Los primeros eran equivalentes a los “culebrones” iberoamericanos, luego han ido imitando otros géneros y alcanzando mayores niveles de perfección y complejidad técnica. Live, al igual que otros K-dramas, cuenta con un reparto de actores extremadamente populares y conocidos que se turnan en este tipo de producciones y que gozan de una extraordinaria popularidad en aquel país.

Live es una serie que, como mínimo, merece verse para iniciar un cambio de opinión sobre las series coreanas. Ciertamente, no todas están a la altura de esta producción que, desde luego no decepcionará a los amantes de series policiales, pero ésta en concreto nos facilitará la comprensión de la sociedad coreana. Y seguramente nos sorprenderá: utilizamos los mismos adminículos, vamos en los mismos vehículos, es incluso probable que oigamos las mismas músicas… y, sin embargo, nuestras sociedades son completamente diferentes. No hay nada más diferente –esta serie permite confirmarlo- entre una comisaría europea y una coreana, por mucho que la mayor parte de casos que deben tratar sean los mismos. Live es una oportunidad para enriquecer nuestro conocimiento del mundo.

Anuncios