FICHA

Título originalFather Brown
Título en España: Padre Brown
Temporadas: 6 (70 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2013-2018
Temática: Intriga
Subgénero: Religión
Resumen: Serie protagonizada por el personaje del Padre Brown, un sacerdote católico que colabora por la policía –y frecuentemente va por delante- en las investigaciones sobre asesinatos que se producen en su parroquia situada en Bredford (Yorkshire) en los años 50.
Actores: Mark Williams, Hugo Speer, Sorcha Cusack, Nancy Carroll, Kasia Koleczek,Alex Price.
Lo mejor: se mantiene bastante bien el espíritu de las novelas de Chesterton
Lo peor: los capítulos resultan bastante irregulares en calidad e interés
Lo más curioso
: La serie está inspirada directamente en los relatos de G.K. Chesterton y está inspirado en un cura realmente existente que ganó al novelista para el catolicismo.
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por el Paramount Chanel dentro de la plataforma Movistar, Puede bajarse mediante programas P2P.

Puntuación: 7,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)  

PROMO (en alemán)

PROMO (en castellano)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Paramount)

WEB OFICIAL (BBC)

Comprarlo en Amazon

 

Lo menos que puede decirse sobre PADRE BROWN

El tráiler con el que la Paramount lanzó la serie protagonizada por el Padre Brown es significativo: se alude a que en él se encuentra la astucia de Poirot, la inteligencia de Sherlock Holmes, y tan patoso como Colombo… Se trataba, obviamente, de popularizar un personaje extremadamente conocido en los años 40 y 50 pero que hoy ya es posible encontrar en los anaqueles de las librerías. Las 50 historias escritas por G.H. Chesterton entre 1911 y 1935 y recopiladas en cinco volúmenes (El candor del padre Brown, La sabiduría del Padre Boiw, La incredulidad del padre Brown, El secreto del Padre Brown y El escándalo del padre Brown) publicados en España a lo largo de los años 50 por Plaza & Janés en una popular colección han sido llevados a la pantalla, trasladados a los años 50. El resultado ha sido digno e interesante de verse, si bien algo desigual. En efecto, a pesar de que la mayoría de los relatos tienen interés y han sido meticulosamente trasladados a la pantalla, en algunos no ha podido evitarse que la calidad original fuera notablemente más baja que la media.

El padre Brown es un sacerdote cincuentón, por tanto, veterano y que lo ha visto todo en su profesión. Es párroco de una pequeña comunidad británica, Bredford. Entre sus feligreses de encuentra una dama de la nobleza (“Lady Felicia”), una cotilla de clase media (“la Señora McCarthy”) y un bribón de los estratos populares (“Sid”). Estos personajes, junto con el protagonista, están presentes en todos los episodios. Hay que añadir, obviamente, al jefe de policía que, como en todos estos ciclos de novelas de investigación no puede decirse que sea el más preclaro investigador. Además, es ateo.

La concepción de las novelas es muy simple: se produce en la parroquia algún tipo de incidente, casi siempre un asesinato en el que resulta implicado algún feligrés o un eventual visitante. La policía adopta un criterio equivocado y el Padre Brown inicia su investigación en solitario que logra desvelar exactamente lo que ha ocurrido. Así pues, la estructura de la novela no es muy diferente a cualquier otro clásico de la intriga del siglo XX. La novedad es que el protagonista es un sacerdote católica que hace gala de las virtudes más características de su profesión.

Lo que Chesterton nos vende en sus novelas es intriga y misterio, en absoluto teología, pero sí que es cierto que hay algo en todos sus relatos que implica un intento de promoción de los valores del cristianismo. Lo hace de manera suave e, incluso, simpática. Por lo demás, las novelas tienen un gran parecido con el entorno creado por Agatha Christie en su ciclo de Miss Marple: investigador de la tercera edad, aspecto inofensivo, entorno rural, que resuelve misterios en su pequeña comunidad.

Los relatos sobre el Padre Brown aparecen antes de la Primera Guerra Mundial y se prolongan hasta poco antes del estallido de la Segunda. La serie de la BBC los ha agrupado en un momento de los años 50: en plena segunda postguerra, cuando todavía han quedado rescoldos del conflicto. Brown es, en cualquier caso, un cura pre-conciliar con sotana y modales más próximos al Concilio Vaticano I que al II. No es una casualidad el hecho de que los personajes que figuran como telón de fondo para las investigaciones del Padre Brown, sean representantes de los distintos niveles de la sociedad rural de la época (la dama noble, la burguesa cotilla, el bribón del pueblo, la sirvienta inmigrante) .

El papel protagonista es asumido por Mark Williams, popular actor inglés, muy conocido en las islas británicas, en activo en los años 80 y cuya carrera experimentó un repunte al estar incluido en el cuadro de actores del ciclo de Harry Potter como  “Arthur Weasley”. Nancy Carroll (“Lady Felicia”), actriz shakespereana, tiene también a sus espaldas una brillante carrera (ver Las sospechas de Mr. Whicher). La cotilla secretaria parroquial es Sorcha Cusack perteneciente a una familia de actores (está emparentada con Jeremy Irons). Es recordada por su genial interpretación en Snatch (2000) como madre de Brad Pitt. Una de las actuaciones más relevantes del más joven del elenco, Alex Price, es su papel de Proteus en Penny Dreadful. Quizás, en algún momento, dé la impresión de que el protagonista sobreactúe (pero está dentro del diseño que Chesterton hizo del personaje).  En su conjunto, el cuadro de actores encajan y asumen perfectamente sus roles y la ambientación es extremadamente cuidada (aunque no corresponda a lo descrito por el novelista).

Una serie que encandilará a los que se sintieron atrapados por Poirot, Sherlock Holmes, Miss Marple, etc. Para poder apreciarlo, hay que estar motivado en esa dirección. Los católicos verán en el protagonista a la encarnación de aquel sacerdote ejemplar que conocieron en su juventud y la cristalización de los valores tradicionales de la Iglesia.

Anuncios