FICHA

Título originalThe red tent
Título en España: La tienda roja
Temporadas: 1 (2 episodios)
Duración episodio: 87 minutos.
Año: 2014
Temática: Drama
Subgénero: Bíblico
Resumen: Dinah, es la única hija de Jacob, el patriarca bíblico. La niña alcanza la edad en la que las mujeres le transmiten sus tradiciones. La joven es maltratada y asaltada y sus hermanos se vengan, mientras la joven huye a Egipto embarazada.
Actores: Minnie Driver, Morena Baccarin, Rebecca Ferguson, Iain Glen, Debra Winger, Hiam Abbass, Will Tudor, Vinette Robinson, Saif Al-Warith, Agni Scott, Sheila Vand, Will Payne, Morjana Alaoui, Pedro Lloyd Gardiner, Holly Earl, Douglas Rankine.
Lo mejor: La brevedad de la serie resuelta en dos episodios.
Lo peor: Lo interminable de cada uno de los episodios
Lo más curioso
: La serie se basa en una novela escrita por Anita Diamant.
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por Netflix, Puede bajarse mediante programas P2P.

Puntuación: 5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)  

PROMO (en inglés)

PROMO (fragmentos en castellano)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix, en castellano)

WEB OFICIAL  

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre THE RED TENT

Dramón bíblico de tonos culebronescos basado en una novela que alcanzó cierta difusión en los medios anglosajones. Por algún motivo, puestos a revisar, la autora, Anita Diamant, eligió a la familia bíblica de Jacob (el hermano de Esaú, al que timó “por un plato de lentejas”), convirtiendo a los personajes bíblicos en protagonistas de una trama con ribetes de melodrama y, sobre todo, que salió muy barata en ambientación a los productores: cuatro mantas viejas, sensación de miserabilidad e indigencia y paisajes, más que desérticos, verdaderos páramos dejados de la mano de Jehová. La autora, de origen judío, empezó escribiendo la narración de cuatro mujeres supervivientes de los campos de concentración, para pasar luego a escribir una serie de libros sobre las prácticas del judaísmo moderno y pasarse a la “novela bíblica” (como si la Biblia no tuviera algo de novela) con The Rend Tent, escrita en 1997 y que PAter McAleese llevó al plasma.

La serie reformula la historia bíblica del patriarca Jacob, no desde el punto de vista del personaje que en la Biblia aparece como el “hermano astuto” y el padre de los doce hijos, sino de Dinah, su única hija. A lo largo de los dos episodios, la historia aparece narrada por Dinah que, a diferencia de en la Biblia, aquí ocupa un papel relevante. De hecho en el Antiguo Testamento se la menciona en el capítulo 34, versículos 1-31, solamente por el hecho de haber sido violada por Siquén que fue vengada por sus hermanos dirigidos por Simeón y Levi quienes degollaron a los violadores tras simular haberse hecho amiguetes de ellos hasta el punto de ofrecerles la circuncisión. Cuando se recuperaban, aprovecharon para cortarles el cuello. Dinah, aprovechó para huir de aquella locura a Egipto estando embarazada…

La historia, como todas las del Antiguo Testamento, resulta atrabiliaria, tristona, increíble y, a ratos, abrakadabrante y no mejora en la revisión realizada por Anita Diamant, por mucho que la narración de la protagonista en primera persona tendiera a hacerla más directa. ¿Y la “tienda roja”?  Es el toque feminista a la que se retirarían las mujeres judías en su período menstrual… algo que la autora es la primera en reconocer que no existe evidencia alguna de esa práctica, ni en la Biblia, ni en la cultura judía.

La serie adquiere tintes melodramáticos desde el primer momento, las disonancias con el relato bíblico llaman la atención. Pero, seguramente, lo que más daño hace a la vista es ver a actores que conocemos de otras series glamurosas o al menos modernas, envueltos en harapos y arrojados a unos parajes desgraciados y en los que la fealdad parece ser la norma. Incluso las mantas viejas en las que Cecil B. DeMille envolvió a los judíos huidos de Egipto en Los Diez Mandamientos, parecen sofisticados modelitos comparados con los harapos piojosos que cubren a Jacob, a sus doce hijos, a sus cuatro mujeres y a Dinah, la protagonista.

Morena Baccarin es Raquel. La misma actriz que nos sedujo en Gotham, en The Flash o en Firefly, realiza un papelito de muy poco lustre y de mucha menos calidad como una de las cuatro esposas del patriarca. Y en lo que se refiere a su marido, Jacob, Ian Glen, tampoco logra sacar el personaje adelante por mucho que su actuación en Jack Taylor hubiera sido más que convincente y constituyera el principal atractivo de la serie.

Los dos episodios se hacen interminables (87 minutos, casi hora y media). Además, las tintas de la historia se cargan con el episodio de la violación. Los violadores malvados tienen un sospechoso aire de ser miembros del DAESH o de Hezboláh. Demasiado evidente como para no pensar que la serie se justifica en clave de política actual. El problema es que lo que vemos no interesa en absoluto al público español: quizás pueda haber generado algún interés en el “cinturón de la Biblia” en los EEUU, donde se cree que los descendientes de Abraham fueron el “pueblo elegido de la antigüedad”, como los estadounidenses lo son de la modernidad, pero fuera de los “cristianos renacidos”, lo cierto es que la serie ni gustará a judíos, ni a católicos, ni a amantes de las series entretenidas y llevaderas. Otro producto más del cajón de-sastre de Netflix.

Anuncios