FICHA

Título originalMonty Python Flying Circus
Título en España: Monty Python Flying Circus
Temporadas: 4 (45 episodios)
Duración episodio: 30 minutos.
Año: 1969-1974
Temática: Comedia
Subgénero: Humor
Resumen: Colección de esqueches del famoso grupo de humoristas británicos. Se trata del primer trabajo que les dio la fama de la que disfrutaron a lo largo de los años 70 y 80 y que todavía no se ha extinguido. Se trata de esqueches breve de una hilaridad difícilmente igualable en la que se utilizan también recursos gráficos. Humor ingles de finales de los 60.
Actores: Graham Chapman, John Cleese, Terry Gilliam, Eric Idle, Terry Jones, Michael Palin.
Lo mejor: ver a los miembros del grupo en sus primeros pasos con un humor fresco.
Lo peor: que haya tardado casi medio siglo en llegar a España
Lo más curioso
: En las preguntas que se formulan para adquirir ciudadanía en el Reino Unido figuran cuestiones sobre los Monty Python.
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por Netflix, Puede bajarse mediante programas P2P en VO. Algunos episodios y muchísimos esqueches están en youTube.

Puntuación: 8,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés subtitulado en castellano)  

PROMO (en inglés subtitulado en castellano)

PROMO (en inglés subtitulado en castellano)

PRIMER EPISODIO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

VER GAGS DE LA SERIE EN YOUTUBE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix, en castellano)

WEB OFICIAL  

Comprarlo en Amazon

 

Lo menos que puede decirse sobre MONTY PYTHON FLYING CIRCUS

El último largometraje en el que los Monty Python se reencontraban después de estar casi treinta años separados, no dejó un buen sabor de boca. Era una película alimentaria, nada  más. Sin embargo, si retrocedemos casi cincuenta años y nos situamos en los orígenes del grupo, lo que veremos es un desternillante e imaginativo equipo que realizó uno de los programas de más alta comicidad en la historia de la televisión mundial. Es lamentable que este programa haya tardado medio siglo en cubrir los 2.000 km que separan Londres de Madrid y que, cuando lo ha hecho, haya sido en una de las plataformas en streamming que incluyen en su catálogo un mayor número de productos de dudosa calidad.

Hay que felicitarse de que, desde el 6 de mayo de 2018, Netflix muestra las cuatro temporadas de Monty Pyhton Flying Circus, su primer trabajo que tuvo verdadera relevancia en el Reino Unido y que se prolongó durante cuatro años. Además, la plataforma ha prometido incluir también tres de los largometrajes más emblemáticos del grupo: El sentido de la vida, La vida de Bryan y Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores. Después de arduas negociaciones, Netflix consiguió hacerse con los derechos de emisión para EEUU, Canadá, el Reino Unido ¡y España!

La serie Monty Pyhton Flying Circus consagró la fama del grupo que hubiera sido imposible de alcanzar si antes no se hubieran emitido estas temporadas que hicieron de ellos los cómicos más famosos de las islas británicas. Solamente cuando tuvieron esa fama bien asentada, empezaron a rodar los largometrajes que les hicieron mundialmente famosos.

Cada una de las 45 entregas de esta serie está formada por pequeños esqueches de no más de un minuto con las situaciones más inesperadas y absurdas, las historias más desternillantes y los personajes más surrealistas. Es humor británico, claro está. Y, además, humor de finales de los años 60 y principios de los 70. El visionado de estos episodios puede dar una imagen bastante exacta de algunas costumbres de la época, de la forma en la que se hacía televisión, e las modas y de los valores. Todos ellos eran hijos de los años 60 y, a lo largo de esa década prodigiosa, aprendieron a ser irrespetuosos y a no ceder ante la tentación de hacer un gag de las situaciones más sagrados de la época.

Cada uno de los miembros del grupo se repartió los roles: Chapman asumía los roles de hombre de cara serie, personajes con autoridad y prestigio social. Cleese encarnó a personajes autoritarios y crecuentemente iracundos, malcarados y antipáticos, con una vertiente grotesca, asumía acentos extranjeros muy cerrados y caricaturescos; Terry Gillian, por su parte, fue el autor de los collages animados (que entonces estaban de moda en la cultura pop) y luego encarnaba continuamente a personajes desequilibrados y con reacciones inesperadas (inicialmente no estaba previsto que actuara y había sido solamente contratado para realizar animaciones, a causa de su acento norteamericano). Eric Idle encarnaba roles de niño travieso y contestón, playbay sofisticado y presentador de televisión pretencioso; protagonizó números musicales. Jones realizó sus mejores interpretaciones travestido de mujer. Michel Palin, que en la época era considerado como el líder del grupo, representó a personajes extranjeros, obreros, e incluso encarnó a la reina Victoria…

El título de la serie se refería al “circo del Barón Rojo”, la mítica escuadrilla alemana de la Primera Guerra Mundial en la que cada avión iba pintado de un color llamativo para atraer la atención del enemigo. Uno de los directivos de la BBC de la época sugirió que en el título apareciera la palabra “circus” y los Monty Python aludieron al “circo aéreo”.

La serie figura como la quinta de mejor calidad en la historia de la televisión y en su momento fue cubierta por una granizada de premios. Especialmente algunos de sus esqueches se recuerdan como los momentos de oro de la televisión. Es de visionado obligatorio para todos los amantes del humor británico, a los seguidores impenitentes del grupo británico, a los estudiosos de la historia de la televisión, a los amantes del vintage y el retro en el mundo de las series y a los que se quieran arriesgar a que les termine doliendo el estómago después de 30 minutos de risa ininterrumpida. Una serie imposible de ignorar ahora que está al alcance de los abonados de Netflix.

Anuncios