FICHA

Título originalIl segreto del Sahara
Título en España: El secreto del Sáhara
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 1988
Temática: Aventuras
Subgénero: Misterios
Resumen: Un arqueólogo se despide de su familia y va al Sáhara atraído por una vieja leyenda que circula: el de la existencia de una “Montaña parlante”, en donde se encuentran tesoros y secretos ocultos. A poco de llegar se encuentra con un antiguo rival al que conoció durante la guerra y que ahora es oficial de la Legión Extranjera. Mas tarde conocerá a una enigmática Reina de los Hombres de la Montaña. Las aventuras le llevan finalmente a su destino.
Actores: Michael York, James Farentino, Ben Kingsley, Andie MacDowell, David Soul, Miguel Bosé, Daniel Olbrychski, Diego Abatantuono, Delia Boccardo, Ana Obregón, Radost Bokel, William McNamara, Itaco Nardulli, Mathilda May, Jean-Pierre Cassel.
Lo mejor: El intento de entroncar con el cina clásico de aventuras.
Lo peor: Se abusa de las grandes tomas fotográficas.
Lo más curioso
: La presencia de Miguelito Bosé como “rey moro” o algo parecido y Ana Obregón.
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por Filmin, Puede bajarse mediante programas P2P.

Puntuación: 7

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Filmin)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Filmin)

WEB OFICIAL

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

 

Lo menos que puede decirse sobre EL SECRETO DEL SAHARA

La presencia de Andi MacDowell, Michael York, Ben Kingsley, David Soul, James Farentino y Jean Pierre Cassel, en una misma serie, ya es suficiente atractivo para verla. Pero si, además, para el público español, se le añade la presencia de Miguel Bosé y de Ana Obregón, en lo mejor de sus carreras profesionales, la serie puede resultar irresistible. Se trata de la clásica serie de aventuras que habían sido revividas en la gran pantalla por Indiana Jones. En efecto, esta serie, intentó aprovechar el rebufo generado por la segunda entre (El Templo maldito, 1984) y la tercera (La última cruzada, 1989). Así pues, para encuadrarla en su año de emisión, 1988, no hay que perder de vista el contexto en el que apareció.

La serie nos muestra a un arqueólogo que abandona a su familia para buscar lo que casi todos consideran una quimera: la “Montaña Parlante” en pleno desierto del Sáhara, en el que le esperan riquezas arqueológicas y materiales. Las cosas se tuercen a poco de llegar, cuando se topa con un destacamento de la Legión Extranjera Francesa (la acción transcurre en 1926, así que hay que pensar que se trata de la última fase de la Guerra del Rif) moviizado que es atacado por tribus locales. Allí, nuestro arqueólogo se encuentra con un viejo conocido, “el teniente Ryker” con el que había servido durante la guerra en Europa habiendo dejado cuentas pendientes. El arqueólogo acompañado por un desertor de la Legión se fugan de la custodia de las tropas francesas y atraviesan distintas aventuras que les llevan a conocer a una enigmática mujer, “la Reina de los Hombres de la Montaña”. Entre el arqueólogo y la reina surge una chispa de atracción. Pero las aventuras no se limitan a esto sino que aparecen los elementos propios del género: peligrosos piratas berberiscos, subterráneos sórdidos que conducen a cámaras con presuntos tesoros, persecuciones, malvados implacables, judíos pacíficos y mujeres hermosas, mensajes de desconocidos enviados a través de las estrellas…

Así pues, lo que esta serie producida en Italia y presentada ahora por Filmin en España –serie que podemos considerar de “gama histórica”- recoge todos los elementos, prácticamente, sin excepción del cine clásico de aventuras. Viene avalado por unas interpretaciones realizadas por grandes actores (en aquella época todavía no era muy frecuente que actores de primera fila participaran en series de televisión) y para colmo registra la presencia (algo episódica, eso sí) de Miguel Bosé y Ana Obregón a los que podremos ver tal como eran en los años 80.

La música, grandiosa y demasiado reiterativa en algunos tramos, es demasiado reiterativa, como las tomas de paisajes desérticos. El argumento es una mera excusa para una serie de acción en el que continuamente pasan cosas y más cosas y apenas se deja descansar al espectador con emociones fuertes constantes. Hay algunos excesos en el vestuario, que no siempre se corresponde al de la zona; pecata minuta, en cualquier caso, porque el espectador apenas tiene tiempo para darse cuenta. Y otro tanto puede decirse de algunos elementos del guión que no están suficientemente bien resueltos.

La serie, además, tiene otra virtud: nos muestra cómo se hacían las series en los años 80. Ésta pertenece a la gama alta, es, pues, una serie con ambiciones (como puede deducirse por su reparto). Ahora bien, el lenguaje cinematográfico, la carta de colores y muchos elementos, incluidos la utilización de la música, han cambiado mucho desde entonces. Hay que valorar la serie, en todo momento, en su época y considerar como “histórica” no solamente por su temática, sino más bien porque tiene ya treinta años a sus espaldas.

Serie para nostálgicos que la vieron en su momento. Seria para historiadores del cine. Serie para ver a algunos actores icónicos en acción. Seria para fanáticos del cine clásico de aventuras. Seria para pasar tardes entretenidas y sin grandes complicaciones.

Anuncios