FICHA

Título originalHammer House of Horror
Título en España: Hammer House of Horror
Temporadas: 1 (13 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 1980
Temática: Terror
Subgénero: Sobrenatural
Resumen: Trece historias de terror elaboradas con los mismos patrones que las películas de la Hammer de los años 60 y 70, en las que los elementos comunes eran el terror, los bajos costes de producción, pizcas de erotismo, brujería, satanismo, magia y elementos paranormales.
Actores: Nicholas Ball, Christopher Cazenove, Peter Cushing, Barbara Kellerman, Brian Cox, Rosalyn Landor, Diana Dors, Patricia Quinn, Gary Raymond, Anna Calder-Marshall, Denholm Elliott, Jon Finch, Julia Foster, Leigh Lawson, Ray Lonnen, Peter McEnery, Kathryn Leigh Scott, Anthony Valentine, Gary Bond, Angela Bruce, Suzanne Danielle, Rachel Davies, Celia Gregory, Georgina Hale, James Laurenson, Simon MacCorkindale, John Carson, Norman Beaton, Dinah Sheridan, Brian Croucher, Elaine Donnelly, Prunella Gee, Paul Hawkins, Marius Goring, Pat Heywood, Emrys James, Richard Pearson, Siân Phillips, Gareth Thomas,Norman Bird, Pauline Delaney, Lucy Gutteridge, Ian McCulloch, Robert Urquhart, Eleanor Summerfield, James Cosmo, Warren Clarke, Sophie Thompson.
Lo mejor: Remite al cine de nuestra infancia y a los programas dobles.
Lo peor: Un cine que ha quedado ya muy atrás y que sirve sólo como documento histórico.
Lo más curioso
: En uno de los episodios aparece un juvenil Pierce Brosnan.
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por Filmin. Algunos episodios pueden verse en inglés en youTube.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)  

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Filmin)

VER SERIE (youTube, en inglés)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Filmin)

WEB OFICIAL (en inglés, para fans de la serie)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre HAMMER HOUSE OF TERROR

En los años 60-70 las pantallas se vieron invadidas por constantes películas de terror, algunas basadas en clásicos y otras sobre temas de nuevo estilo. Todas ellas se caracterizaban por ser de bajo presupuesto, con actores semidesconocidos o completamente desconocidos, sin excesivos miramientos en localizaciones, ambientación y conteniendo todas una mezcla de erotismo, cine de terror y de muerte. La Hammer prolongó su vida hasta los años 80 (a pesar de que en 1979 tuvo que afrontar una primera suspensión de pagos) y esta fue una de sus últimas manifestaciones, cuando intentó realizar, con el material y los equipos de que disponía, una serie sobre lo que hasta ese momento había sido su única temática: el terror. La Hammer adivinó que la irrupción del vídeo supondría la desaparición de los cines de restreno en los que sus películas eran consumidas ávidamente por jóvenes escolares. De hecho, ya en aquel momento, estaba aumentando el ritmo con el que se cerraban salas de cine. El resultado fue una serie en 13 episodios en la que podemos reconocer todos los rasgos característicos de la Hammer.

La serie fue creada por Roy Skeggs que se había hecho cargo de la empresa después de la primera suspensión de pagos. La serie, barata en su concepción y en su realización, fue emitida entre el 13 de septiembre y el 6 de diciembre de 1980 y tuvo muy buena acogida en el Reino Unido y en los Estados Unidos. En España (a causa de que mostraba algunos desnudos puntuales en cada episodio), no llegó a ser emitida entonces y hemos tenido que esperar a 2017 para que Filmin la incorporara a su catálogo como una de las yojas históricas inéditas.

Cada uno de los trece episodios es diferente del anterior. En el primero, una bruja del siglo XVI vuelve a la misma casa que habitó pero en el siglo XX, haciendo la vida imposible a un matrimonio. En el segundo, una periodista investiga lo que sucede en un spa dedicado a la salud. El tercero nos muestra a un agente inmobiliario al que le encargan vender una casa encantada. En el siguiente, unos padres científicos sin hijos, adoptan a un pequeño pero ignoran lo que oculta. En el siguiente, la protagonista es otra casa encantada que genera efectos terroríficos sobre sus nuevos ocupantes. En otro episodio se revisa la idea de un ídolo africano que termina en Europa pero que sigue generando efectos mágicos en quien queda bajo su control. En el séptimo episodio se nos muestra a un guardian de un campo de concentración que sigue experimentando con personas y captura a un antiguo presidiario y a su esposa para seguir con sus pruebas… y así sucesivamente: sacrificios humanos en ritos lujuriosos, el espíritu de una asesina reencarnado en una mujer joven, una pareja que queda aislada y se encuentra con unos niños que resultan ser hombres-lobo, un matrimonio que recoje a un autostopista y luego sufren un accidente que genera efectos imprevistos, el empleado de una funcionaria convencido de que es un servidor del diablo, una mujer frágil que asesina a su marido pero sigue viéndolo…

En la Hammer todo se hacía tal con los resultados que se ve en esta serie: el color, el ritmo narrativo, efectos especiales primitivos, desnudos extemporáneos, diálogos no particularmente elaborados, interpretaciones que oscilan entre el teatro de aficionados y los candidatos a los Oscars, guiones que rebosan sangre, sorpresas y fenómenos anómalos, etc.

Lo que vamos a ver en esta serie es una antología del “estilo Hammer”. A pesar de que se trata de un lenguaje y de un estilo cinematográfico de otro tiempo, lo cierto es que la serie resulta extremadamente adictiva –como lo fueron los largometrajes de la misma compañía- y tiene la virtud de remitirnos a un tiempo en que éramos jóvenes y lo que no queríamos, sobre todo, era aburrirnos.

La serie gustará a los fanáticos de la Hammer, a los que se nutrieron en su infancia en su juventud de este cine, en los hijos de estos que quieran conocer los productos culturales que degustaban sus padres. Los aficionados al cine de terror deberán considerara esta serie como canónica y los estudiosos de la historia del cine tendrán en ella una buena puerda de entrada

Anuncios