FICHA

Título originalApaches
Título en España: Apaches
Temporadas: 1 (12 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2018
Temática: Drama
Subgénero: Intriga
Resumen: Un joven que ha iniciado una brillante carrera como periodista y un grupo de amigos se dedican a atracar joyerías y almacenes propiedad de quienes han arruinado a su padre. La carrera de robos llegará a su punto culminante cuando el joven conozca a una chica que cambiará completamente sus planes.
Actores: Alberto Ammann, Verónica Echegui, Eloy Azorín, Paco Tous, Lucía Jiménez, Claudia Traisac, Lluís Soler, Ingrid García Jonsson, Críspulo Cabezas, Marta Castellote, Pablo Turégano, Nerea Barros, Elena Ballesteros, Edgar Costas, Juan Gea, Antonio Dechent.
Lo mejorMuy buena fotografía.
Lo peor: Capítulos desiguales y serie demasiado larga.
Lo más curioso
: La serie se basa en la novela del mismo título escrita por Miguel Sáez Carral.
¿Cómo verlo?: fue emitida por Antena y luego ha pasado al catálogo de Netflix, Puede bajarse mediante programas P2P.

Puntuación: 7

PROMO

PROMO (primeras tomas)

PROMO

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix, en castellano)

WEB OFICIAL (Antena 3)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre APACHES

El pasado 8 de enero Antena 3 estrenó la serie Apaches que pasó sin pena ni gloria por el canal generalista. Desde el 20 de abril, la serie se encuentra en el catálogo de Netflix. Con ello, los productores esperan cubrir completamente la inversión realizada. La dirección ha corrido a cargo de Daniel Calpalsoro. Reconocemos que, en su momento, no la vimos cuando fue emitida por Antena 3, sin embargo, ahora nos ha parecido “interesante por determinados conceptos”.

La serie nos muestra a un grupo de amigos del barrio madrileño de Tetuán en dos momentos de sus vidas: cuando eran niños a mediados de los años 70 y luego, veinte años después cuando, ya adultos,  sus vidas han evolucionado de maneras muy distintas. El protagonista de la trama es uno de los que les va mejor: se ha convertido en un periodista competitivo, casado, y con lo que parece una vida encarrilada. Sin embargo, le resulta insoportable que su padre haya sido víctima de unos estafadores y su negocio de fabricación de piezas de joyería haya quebrado. Se propone que aquellos a los que considera estafadores devuelvan lo que le han sustraído. Pero no existen posibilidades jurídicas de obtener una sentencia favorable. El padre del protagonista, a todo esto, es un hombre de gran popularidad en el barrio que, a mediados de los 80 impidió que los malos tratos y la brutalidad se cebaran sobre uno de los amigos de su hijo. Así que, en un momento dado, el periodista y su grupo de amigos (que han evolucionado hacia la delincuencia común), se dedican a atracar las joyerías propiedad de aquellas personas que habían estafado a su padre. Sin embargo, aparece otro elementos: “el Chatarrero”, un delincuente venido a más que “controla el barrio”, impone rackets de protección a las tiendas y compra el género robado. El hecho de que la amante de este personaje sea una descocada irresponsable tendrá sorprendentes consecuencias sobre la trama.

Se trata de una serie de intriga y de acción, un thriller, que quizás en manos de otro director, hubiera quedado en una producción muy mediocre, sin embargo Calpalsoro deja su sello característico con el que imprime películas de este género. No puede evitar, eso sí, que algunos capítulos la serie peque de excesiva lentitud o de metraje que no aporta nada a lo esencial de la trama. Pero, si dejamos aparte que a la serie le sobran entre dos y cuatro horas, esto es, que podría haberse quedado en una serie mucho más cómoda de ocho episodios, el resultado es bastante aceptable.

Los protagonistas, miembros de la banda de atracadores, son jóvenes y, por tanto, sus rostros no son muy conocidos en televisión, pero sacan adelante la serie y a alguno, incluso, le auguramos, un futuro de éxitos. Los veteranos (empezando por Paco Tous) cumplen como los buenos con sus papeles (buenos, malos y policías). Y, finalmente está Verónica Echegui, como creíble “mujer fatal”. Capítulo aparte merece la fotografía, como en todas las cintas de Calpalsoro, muy lograda, especialmente en momentos críticos.

Tetuán, hay que decirlo, es un barrio madrileño de frontera: a un lado de Bravo Murillo aparece como poblado por trabajadores y a otro por juzgados, el estadio del Real Madrid. Es una zona de frontera en la que el guión instala a unas bandas de delincuentes en los años 90, de las que hoy, ya no queda ni rastro: aquella delincuencia autóctona ha sido sustituida por otra de importación que hace que esta película (como lo es la novela de Sáez Carral) sea casi “histórica”.

Serie aceptable, llevadera y bien realizada que remite a aquel cine de los 80 sobre el grupo de delincuentes capitaneados por el Vaquilla y que tuvo dos o tres secuelas. Gustará a los que se suelen nutrir de series españolas con predilección sobre cualquier otra, también puede satisfacer a los amantes de thrillers y a los vecinos de Tetuán que son, a fin de cuentas, los que deben decir si identifican la serie con su barrio.

Anuncios