FICHA

Título originalRequiem
Título en España: Requiem
Temporadas: 1 (68episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2018
Temática: Espionaje
Subgénero: Terrorismo
Resumen: Un antiguo agente de campo del MI6 vuelve al servicio después de que le comuniquen la muerte de su hijo en Oriente Medio. Dejará a su esposa en su cómoda mansión británica y ésta aprovechará su ausencia para escarbar en los papeles de su marido y descubrir que, en lugar de una infidelidad, su marido mantiene oculta una parte de su vida a causa de su actividad como agente secreto.
Actores: Mark Strong, Joe Dempsie, Karima McAdams, Lyne Renee, Anastasia Griffith, Alistair Petrie, Indica Watson, Amelia Bullmore, Alexandre Willaume, Kingsley Ben-Adir, Adrien Jolivet, Simone Ashley, Yves Aubert, Mansour Badri, Alex Bartram, Daisy Beaumont, David Bedella, Nadia Benzakour, Paul Birchard, Younes Bouab, Lachele Carl, Paul Cawley, Amal El Atrache, Joe Evans, Fares Fares, James Hicks, Eric Kofi-Abrefa, Helene Wilson, Tim McDonnell.
Lo mejor: Un guión típicamente de acción situado en Oriente Medio.
Lo peor: Una vez más la vieja historia del Supermán que mata con una facilidad pasmosa.
Lo más curioso
: La mansión a la que se ha retirado el espía protagonista de la trama y en donde se queda su esposa, está ubidaca en los Pirineos.
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por Fox-Movistar+, Puede bajarse mediante programas P2P.

Puntuación: 7

PROMO (en ingles)

PROMO (en castellano)  

PROMO (en inglés, subtitulado en castellano)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Movistar+)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix, en castellano)

WEB OFICIAL (Fox)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

 

Lo menos que puede decirse sobre DEEP STATE

En el mundo de las miniseries ingleses, tres episodios es la duración normal, seis es una exageración y ocho entregas parece ya una serie de largo recorrido. Ésta “miniserie”, tiene ocho, quizás demasiados, para un tema que se podría agotar en la mitad. De todas formas, es una serie en la que las intrigas políticas, las traiciones, los líos que se resuelven a tiro limpio, están a la orden del día y seguramente satisfarán las aspiraciones de los que quieren ver en la pantalla acción, sólo acción y casi nada más que acción.

Un ex espía del MI6 que se ha retirado desde hace diez años en una idílica propiedad en los Pirineos, es requerido para que vuelta otra vez al servicio. No se le pide, se le impone ese retorno. Para estimularlo se le comunica que su hijo ha sido traicionado por uno de los miembros del grupo con el que operaba en el interior de Irán, asesinando a miembros de la industria nuclear de aquel país. Efectivamente, algo raro ha ocurrido en aquel grupo que ha debido huir apresuradamente al descubrir que uno de sus miembros estaba en contacto con instancias del Estado iraní. Ante el brusco anuncio de que el espía, su mujer que lo consideraba como un jubilado que se dedicaba “a sus negocios”, empieza a sospechar que tiene un “lío” en Beirut o en cualquier otra parte del planeta, en concreto con una periodista. Aprovecha su marcha para hurgar en sus papeles, descubrir su caja fuerte oculta, abrirla y encontrar un pendrive en el que resume –para la citada periodista- su vida y milagros. Sin embargo, los puntos de partida del primer episodio se van aclarando a medida que se inicia la recta final del mismo. Revelar los particulares podría ser considerado spoiler así que nos detenemos aquí.

La serie destila acción por todos los poros y prácticamente desde el primer momento. Nos muestra que el actor protagonista que encarna al agente del MI6 “Max Easton”, Mark Strong, se encuentra en forma y tan pronto ataca con un filoso cuchillo, como dispara a través de un rifle de mira telescópica o asesta mamporros a diestro y siniestro. Porque la serie, fundamentalmente, va de eso. El hecho de que la trama sea retorcida, abunden las traiciones, las intrigas de alta y de baja política, los giros sorprendentes en la trama y que ésta se contextualice en Oriente Medio y en problemas sobre cuya existencia tenemos continua constancia a través de los medios de comunicación, y que la serie pretende “explicar”, son solamente el acompañamiento necesario para una serie de acción.

Como en este tipo de series, la contrapartida amable y tranquila la pone la angustiada esposa que, bruscamente pasa de creer que su marido la engaña con una lagartona a saber que es un James Bond que hace muebles rústicos en los Pirineos. La serie se estrenó en España el pasado 9 de abril, cuatro días después de su estreno mundial. Se trata de una serie que tiene “ambiciones políticas”, pero no hay que engañarse: por lo que hemos visto en el piloto, si uno considera que esta trama es algo más que el mero acompañamiento obligado para una película de acción, se equivoca. Y lo que es peor, pierde la perspectiva de lo que está ocurriendo en Oriente Medio. Decir, por ejemplo, que en Oriente Medio existe un caos total, es constatar una realidad, no revelar nada. Hubiera sido mejor recordar que ese caos se inició con las guerras de Irak y Afganistán a principios del milenio y que ha ido a más con el apoyo de la OTAN a la “oposición siria”. Por lo demás, ya en el primer episodio se insiste en que el comando del MI6 enviado a Irán tiene como misión eliminar a miembros de la industria nuclear de aquel país… hecho de por sí criticable pero que no merece el menor reproche. Así que no se hagan ilusiones: si antes de ver esta serie no entendían nada de lo que ocurría en Oriente MedIo, ahora seguirán igual, pero, eso sí, habrán visto una serie de acción y de espionaje que resulta entretenida.

Anuncios