FICHA

Título originalDeception
Título en España: El ilusonista
Temporadas: 1 (5 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2018
Temática: Investigación
Subgénero: Magia
Resumen: Un mago que ha participado en un accidente provocado por terceros que costó la vida a una persona se ve obligado a trabajar para el FBI en la resolución de crímenes extraños y atípicos, teniendo la sensación de que está siendo manipulado por un mago rival.
Actores: Jack Cutmore-Scott, Amaury Nolasco, Ilfenesh Hadera, Justin Chon, Lenora Crichlow, Tanc Sade, Vinnie Jones, Chris Ashworth, Brendan Patrick Connor, Robbie DeRaffele, Jeffrey Doornbos, Daphne Gaines, Matthias Sebastiun Garry, Aurelien Gaya, Ethan Herschenfeld, Jay Hieron, Jacqueline Honulik.
Lo mejor: Que por la temática parece que vayan a haber sorpresas.
Lo peor: Que a medida que se desgranan los episodios, las sorpresas son previsibles.
Lo más curioso
: La serie está verosímilmente inspirada en los trucos espectaculares realizados por David Coperfield a principios del milenio.
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por HBO y TNT, puede bajarse mediante programas P2P.

Puntuación: 6

PROMO (en inglés, subtitulado en castellano)

PROMO (en inglés)  

PROMO (en castellano)

PROMO (en castellano)

PROMO (en castellano)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (HBO)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (HBO, en castellano)

WEB OFICIAL (ABC, en inglés)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre EL ILUSIONISTA

No es, desde luego, una de las series más afortunadas que reclaman nuestra atención. Ni siquiera la más oportuna. Su momento, hubiera sido, poco después de que el mago David Coperfield, realizara sus espectaculares trucos a principios del milenio. Pero, ahora, todo esto, ha quedado atrás y ya no reviste la misma expectación que entonces. Por lo tanto, lo menos que puede decirse de esta serie es que ha llegado tarde: el protagonista, no es otro que un ilusionista “alto standing” que, presionado, decide colaborar con el FBI.

El planteamiento es muy sencillo. Como todos los ilusionistas, “Cameron Black”, el protagonista de esta serie, tiene un equipo que le ayuda y le cubre en sus trucos de ilusionismo (preferimos aludir a “ilusionismo”, no solamente porque es el nombre de la serie, sino porque este tipo de espectáculos se basan en crear “ilusiones” en el espectador, entendidas como efectos que engañan los sentidos y llevan a situaciones inesperadas) y lo que practica son ilusiones. Nada que no haya realizado antes Coperfield. Para ello se basa en un hermano gemelo: es el truco inconfesado que se mantiene en el más absoluto secreto por parte de todos los miembros del equipo. Sin embargo, este hermano tiene un accidente en el que perece una desconocida. Las fotos del conductor del vehículo apuntan a “Cameron Black”, cuando en realidad, es su hermano el que conducía. Presionado por el FBI, logra explicar porqué un avión en el interior del cual viajaba un notorio narcotraficante, ha desaparecido del hangar, después de un corto tiroteo en el que han abundado las bombas de humo. La explicación satisface tanto a los agentes encargados del caso que le piden su colaboración en otros casos similares. Nuestro ilusionista, desde el primer momento, empieza a sospechar que alguien que lo conoce y que conoce sus métodos, le está enviando mensajes, provocándolo y poniendo en marcha sus trucos de magia.

El planteamiento es, relativamente original. En el fondo, El Mentalista, discurre por calanes parecidos, si bien mucho más discretos (y eficientes): gentes del espectáculo que, de una forma u otra colaboran con algún medio policial. El problema es que la serie aporta poco y es excesivamente previsible desde el primer momento. Lo que para una serie “ilusionista” resulta absolutamente sorprendente y le quita el interés que pueda tener: en este sector del mundo del espectáculo, de lo que se trata es de vender lo inesperado. Por lo demás, las interpretaciones son bastante discretas y la presencia de Vinnie Jones en un papel muy secundario, parece incluso un reclamo injustificado.

Cada episodio es autoconcluido, salvo en la línea argumental que los une a todos ellos y que deriva de la sospecha de que un ilusionista rival está operando contra el protagonista.

En ocasiones, los juegos de cartas son demasiado forzados y, lo peor, demasiado vistos. No es una serie que vaya a dejar huella. Terminados los cinco episodios, lo más probable es que no se renueve. Series como ésta se pueden ver decenas cada año. No es que sea mala, es incluso en algunos momentos divertida, el problema es que sabe a poco y aporta menos. Interesa en los primeros momentos, pero nada más.

Se empezó a transmitir el 11 de marzo de 2018 y al día siguiente, HBO la incorporó a su catálogo, sin que, por el momento, haya conseguido llamar la atención. Todo induce a pensar que fue concebida como un producto de relleno y así quedará para la posterildad.

Anuncios