FICHA

Título originalEDHA
Título en España: EDHA
Temporadas: 1 (10 episodios)
Duración episodio: 37-45 minutos.
Año: 2018
Temática: Drama
Subgénero: Moda
Resumen: Serie en torno a una diseñadora de modas argentina, Edha, madre soltera, que quiere ascender en su profesión y que unirá su destino al de un inmigrante que contrata como modelo. Contiene todos los elementos propios de un culebrón: amores y odios desatados a cascoporro.
Actores: Juana Viale, Antonio Birabent, Pablo Echarri, Sofia Gala, Ana Celentano, Delfina Chaves, Inés Estévez, Juan Pablo Geretto, Daniel Hendler, Flavio Mendoza, Osmar Nuñez, Daniel Pacheco, Dennis Smith, Andrés Velencoso, Julieta Zylberberg.
Lo mejor: era una propuesta original para el cine argentino.
Lo peor: se ha quedado a medio camino.
Lo más curioso
: La serie está dirigida por Daniel Burman que es, al mismo tiempo, su productor.
¿Cómo verlo?: Emitida actualmente por Netflix, Puede bajarse mediante programas P2P.

Puntuación: 6

PROMO (en castellano)

PROMO (en castellano)  

PROMO

PROMO (en castellano)

PROMO (en castellano, clip de EFE)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix, en castellano)

WEB OFICIAL

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

 

Lo menos que puede decirse sobre EDHA

Reconocemos que nos cuesta mucho hacer una mala crítica de una serie argentina, país al que deparamos una particular simpatía y que en los últimos años ha lanzado series particularmente interesantes de las que podemos recordar, entre otras: El Jardín de Bronce, El Puntero, Epitafios, Cromo… que pueden rivalizar con las más interesantes que han procedido en estos últimos cinco años de otros horizontes geográficos y muestras a las claras la recuperación del cine argentino y la calidad a la que han llegado sus productos y, especialmente, su cuadro de actores y de guionistas. Sin embargo, en el caso de EDHA, serie argentina patrocinada por Netflix, algo ha fallado. Está más próxima al culebrón que al glamour que se aspirada a conseguir.

La serie nos muestra a una diseñadora de modas que está al frente de una empresa familiar que gestiona junto a su padre. Se trata de una mujer fría y con ambiciones que quiere jugar en las “ligas mayores” de la moda.  El papel protagonista ha sido interpretada por Juana Viale, un rostro que emite serenidad mucho más que frialdad y que, en esta ocasión, no encaja con el personaje. Quizás sea por un defecto de guionización o porque un error de casting, el caso es que el papel protagonista no resulta en absoluto convincente. La temática tampoco lo es.

La diseñadora conocerá a un modelo inmigrante “Teo” (Andrés Velencoso) del que se enamorará. Quizás, en otro contexto, la pareja, compuesta por dos actores de campanillas y de indudable calidad, hubiera dado un mejor resultado, pero terminan estando al servicio del modelo culebrón que creíamos superado definitivamente por la cinematografía argentina. Hay que reconocerle a Velencoso el haber trabajado  el acento para adquirir una connotación centroamericana, como él dice, “con toques porteños”.

 Una vez más, esfuerzo vano porque le ha fallado el guión. Y una serie, no lo olvidemos, se aguanta, especialmente, cuando el guión está bien estructurado y, desde un principio, se sabe a lo que se aspira. La sensación que da EDHA es que los guionistas han querido abarcar una temática demasiado amplia y que seguramente desconocían, el mundo de la moda, introduciendo elementos con calzador (la vertiente “social” sobre los talleres clandestinos está muy fuera de lugar, especialmente a medida que la serie va avanzando).

Nos quedamos con Entre costuras o con Velvet, si hemos de elegir una serie sobre esta temática, entre las series hispanas y con The Collection, entre las extranjeras. Nos resulta imposible recomendar esta serie, incluso para los más condescendientes.

Lo más triste del caso es que, el crítico, siempre está sometido a cierto grado de subjetividad y el hecho de que una temática concreta no esté acorde con los propios gustos, siempre le puede hacer pensar que la serie es superior, pero que él, anímicamente no está en condiciones de apreciar sus valores. Es en ese caso, cuando tiene la obligación, después de haber realizado un esfuerzo de objetividad, de leer las opiniones de otros para ver si son coincidentes con la suya. Y es lamentable, pero la opinión unánime de la crítica y del público, ha sido contraria a una valoración positiva de esta serie que ha sido calificada como de “insoportable e innecesaria”. No llegaremos a este extremo, pero si que nos sentimos absolutamente incapacitados para recomendarla a ninguna franja concreta de espectadores. Hay en los catálogos de todas las plataformas en streamming “series de relleno”, unas son mejores y otras peores. El gran problema con EDHA, es que no fue concebida como “serie de relleno” sino que tenía ambiciones que un mal guión ha frustrado por completo.

Anuncios