FICHA

Título originalCardinal
Título en España: Cardinal
Temporadas: 2 (12 episodios)
Duración episodio: 43 minutos.
Año: 2017
Temática: Policíaca
Subgénero: Investigación
Resumen: Un policía acomete la investigación de un asesinato y sospecha que no se trata de un caso aislado, sino que es obra de un asesino en serie. Le es destinada como compañera a una policía que, en realidad, está encargado de vigilarlo para demostrar una acusación de corrupción.
Actores: Alden Adair, Bill Campbell, James Downing, Glen Gould, Deborah Hay, Eric Hicks, James Thomas, Kristen Thomson, Karine Vanasse, David Richmond-Peck,Brendan Fletcher, Allie MacDonald, Robert Naylor, Gail Maurice, Alanna Bale, Lawrence Bayne, Dylan Colton, Trenna Keating, Jeff Clarke, Irene Poole, Conrad Coates, Ali Hassan, Kevin Louis, Gord Rand, James Byron, Fiona Highet, Tom Barnett, Claire Calarco, Deborah Daypuk, Kelsey Lekun, John McCormick, Steven Cree Molison, Alex Poch-Goldin, Callam Rodya, Indy Saluja, Jeff Smith, Pandora Topp, Kelly Van der Burg, Jenny Young, Rebecca Anne Zinner,Racine Bebamikawe, Sylvie Gravelle, Robert B. Kennedy, Amanda Smith, Zach Smadu, Rya Kihlstedt.
Lo mejor: el personaje bordado por Billy Campbell.
Lo peor: se parece bastante a The Killing.
Lo más curioso
: Se basa en las novelas escritas por Giles Blunt sobre el personaje de John Cardinal, el detective protagonista.
¿Cómo verlo?: Emitida por Calle 13. Se puede ver mediante programas P2P.

Puntuación: 7

PROMO

PROMO  

PROMO

PROMO (en castellano)

INTRO

MUSICA

VER SERIE

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Calle 13)

WEB OFICIAL (en inglés)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre CARDINAL

Está claro que con la inflación de series que se vive en estos momentos, resulta difícil realizar un producto que sea, a la vez, original y atractivo. Frecuentemente, las series que quieren ser originales caen en la tentación de convertirse en malas copias de Black Mirror y las series de investigación criminal tienen tendencia a parecerse a The Killing (que, en realidad, no era sino la adaptación del Forbrydelsen danés. Esta que nos ocupa, Cardinal, en tanto que serie policíaca que huye de los estereotipos hollywoodienses, cae en el seguidismo hacia el modelo atenuado, The killing, de la que es excesivamente similar. Ahora bien, a estas alturas, ya no se trata de valorar la menor o menor originalidad de una serie, sino si está bien o mal realizada, si tiene capacidad de enganche e interés o es un hermano menor e irrelevante.

Cardinal ha sido concebido en Canadá a partir de las novelas de Gilles Blunt sobre su personaje, “Jhon Cardinal”, un policía torturado interiormente por sus problemas personales, su  esposa ingresada en un centro psiquiátrico y sus experiencias pasadas poco gratificantes. Cardinal, por una parte, trata de llegar al fondo de la cuestión sobre la desaparición y el asesinato de un adolescente de etnia indígena, mientras que en un lugar apartado de la región de Ontario, en una cabaña cubierta por la nieve, aparece un cadáver congelado.

 Cardinal se da cuenta de que ambos casos tienen similitudes y empieza a barruntar la idea de que hay un asesino en serie que opera en la zona. El examen de casos de desapariciones anterior le confirma en esta convicción. Sin embargo, la han asignado como compañera a una policía que, en realidad, está ahí para investigarle a él por un caso de complicidad en la fuga de un sospechoso.

El veterano Cardinal, se dará cuenta pronto de que le ha sido asignado esta compañera por algún motivo y empieza a desconfiar de ella. Así pues, a partir del cuarto episodio de la serie, la investigación sobre distintos casos de asesinato cometidos por  una pareja de asesinos en serie, se solapa a las desconfianzas y recelos mutuos entre ambos policías.

Técnicamente, la serie es irreprochable y algunos encuadres realizados en territorios nevados de la región occidental de Canadá, resultad extraordinariamente bellos. El guión, además, se beneficia de tener un buen ritmo narrativo y una agilidad que le hace pasar en cada episodio por momentos críticos de alta tensión. A partir del tercer episodio se conoce la identidad de los asesinos en serie y, a partir de ahí, el eje de la trama incorpora la tensión de la progresiva aproximación a ellos por parte de los investigadores.

Es una de esas series incorporadas a Calle 13 que responden perfectamente a las exigencias de un público que cada vez cuesta más sorprender. Es una serie que no se pierde en tramas colaterales, sino que es directa, va al grano y tiene la extensión justa y necesaria para explicar la historia. Es fácil de ver, carece de complicaciones, apenas hay flash-backs que rompan el hilo del relato. Cada temporada –de las dos que se han emitido hasta ahora- trata de un caso criminal resuelto por la pareja Cardinal y su compañera e inquisidora,  la detective Lise Delorme.

Los papeles protagonistas están asumidos por Billy Campbell (“Detective John Cardinal”) y por Karine Vanasse (“detective Lise Delorme”). Ella es francófona y él anglosajón. Ambos han filmado multitud de películas y series, la mayoría de las cuales no han llegado a España. Ella participó, dirigida por Woody Allen en Medianoche en París (2011), mientras que Billy Campbell estuvo ya presente en Dinastía (1984-1985), Star Trek: la próxima generación, Frasier, Ley y Orden, Melrose Placxe, Lizzie Borden, etc. Así pues, se trata de actores veteranos caracterizados por el buen hacer y que en esta ocasión brillan con luz propia.

Una serie, en definitiva, susceptible de gustar a un público muy amplio: desde los habituales de las series de intriga e investigación criminal, hasta los amantes de los thrillers psicológico, pasando por los nostálgicos del “nordic noir” (la nieve resulta omnipresente en esta serie), y, finalmente, todos aquellos que tengan algún interés en ver un producto entretenido.

Anuncios